México estudia pedir la extradición del autor de la matanza de Texas por terrorismo

Vídeo: EP

Colgó en una web de supremacistas blancos un manifiesto de cuatro páginas en el que desgranaba su odio contra los hispanos y otros inmigrantes

COLPISA / AGENCIAS

El Gobierno de México se está planteando solicitar la extradición del sospechoso de la matanza cometida este sábado en un centro comercial de El Paso (Texas), en la que 21 personas perdieron la vida, entre ellas siete ciudadanos de nacionalidad mexicana por cargos de terrorismo.

El ministro de Exteriores mexicano, Marcelo Ebrard, ha instado a Estados Unidos a que tome las «acciones correspondientes en materia de arma de fuego». Otros siete ciudadanos mexicanos han resultado heridos. «Actuaremos con la razón del apego a la ley y con firmeza», ha declarado el ministro este domingo en rueda de prensa recogida por los medios mexicanos.

Para el Gobierno de México, el tiroteo de El Paso es «un acto terrorista» por lo que no descartan presentar una denuncia internacional. El Ministerio de Asuntos Exteriores entregará a la Fiscalía General de la República «toda la información necesaria para que puedan presentar una denuncia por terrorismo en contra de los nacionales de México en territorio estadounidense», según recoge el diario mexicano El Universal.

Imagen del presunto asesino.
Imagen del presunto asesino.

En este sentido el ministro mexicano ha aclarado que será la Fiscalía quien valore si se solicitará o no la extradición. «Será una decisión que se tome en su momento, que nadie se extrañe porque para México este individuo es un terrorista», ha sentenciado. Además, el Ejecutivo del país mandará un comunicado «respetuoso y firme» a Washington para solicitar una posición «clara y contundente» sobre estos «crímenes de odio».

Por otra parte ha insistido en que se promoverán acciones legales contra aquellos que vendieron el arma al autor del tiroteo. Ebrard se ha preguntado cómo llegó el arma a sus manos y si las autoridades tenían «conocimiento de los potenciales de este suceso». Previamente, el ministro mexicano había anunciado que México tomará acciones legales «prontas, expeditas y contundentes» para exigir la protección de sus ciudadanos en Estados Unidos tras el tiroteo y ha destacado que esta sería la primera demanda de estas características en la historia del país.

29 muertos en menos de 24 horas

Al menos 21 personas murieron en un centro comercial de El Paso y otras 25 resultaron heridas por los disparos efectuados presuntamente por el joven Patrick Crusius, que entró armado con un fusil de asalto. Horas después, otro individuo abrió fuego contra la clientela de un bar de Dayton (Ohio). Nueve personas murieron y 16 resultaron heridas.

Entre las víctimas del tiroteo de El Paso hay siete mexicanos, según ha informado el presidente, Andrés Manuel López Obrador, que además ha confirmado que otros siete mexicanos resultaron heridos. El ministro de Asuntos Exteriores, Marcelo Ebrard, viajará a El Paso para visitar a los heridos este lunes.

Tras conocer que la cifra de muertos mexicanos, López Obrador ha hecho un llamamiento a Estados Unidos para que castigue a los responsables y cambie su política de control de armas. «Con firmeza estamos pidiendo que se castigue a los responsables y que las autoridades asuman también la responsabilidad en el caso de que se estén permitiendo excesos como, por ejemplo, el uso indiscriminado de las armas», ha indicado y ha recogido el diario EL Universal. «No somos nadie para recomendar lo que tienen que hacer otros gobiernos, pero en México hay control sobre el uso de las armas, mientras que en otros países es como comprar cualquier mercancía. No hay control y eso daña y afecta mucho. Todavía es tiempo de rectificar, de cambiar esas normas», ha insistido.

Por último, ha condenado los discursos de odio y xenofobia. «Estos hechos que tienen que ver con el odio y la fobia van originando desequilibrios y causan mucho daño» y ha hecho un llamamiento a convocar la «fraternidad, el amor, sobre todo el amor al prójimo y a la paz».

Walmart seguirá vendiendo armas pese a dos tiroteos en sus tiendas esta semana

A pesar de dos trágicos tiroteos en sus tiendas en menos de una semana, el gigante estadounidense Walmart no tiene planes de dejar de vender armas y municiones, dijo un portavoz del grupo el domingo. «Estamos enfocados en apoyar a nuestros asociados, nuestros clientes y toda la comunidad de El Paso», Texas, dijo el portavoz Randy Hargrove, tras el tiroteo.

Un hombre de 21 años abrió fuego con un fusil de asalto en Walmart de El Paso apenas cuatro días después de que un empleado descontento matara a tiros a dos compañeros de trabajo e hiriera a un oficial de policía en una de las tiendas de la cadena en Mississippi. Después del tiroteo en El Paso, el director ejecutivo de Walmart, Doug McMillon, publicó una nota en Instagram en la que afirma que «no puede creer» que ocurriera un segundo incidente armado en una semana en una de sus tiendas. «Me duele el corazón por la comunidad en El Paso, especialmente los asociados y clientes del local 2201 y las familias de las víctimas», escribió.

El fundador de Walmart, Sam Walton, amaba las armas, tanto que el fabricante estadounidense Remington le puso su nombre a un modelo de rifle de caza. Pero el gigante minorista sostiene que su público objetivo son los tiradores y cazadores deportivos.

Walmart ha realizado cambios en la política de venta de armas a lo largo de los años, como en 1993, cuando dejó de vender pistolas. La compañía dejó de vender rifles semiautomáticos en 2015, y después del tiroteo en Parkland, Florida, en febrero de 2018, que dejó a 17 muertos en una escuela secundaria, Walmart aumentó a 21 la edad mínima para comprar armas y municiones en sus tiendas. Además, «Walmart va más allá de la ley federal al exigir que todos los clientes entreguen una verificación de antecedentes antes de comprar cualquier arma de fuego», dijo Hargrove.

Más información