Un español de 43 años sobrevive al milagro aéreo de México

Un español de 43 años sobrevive al milagro aéreo de México
El Comercio

El asturiano José Manuel Pulgar volvía del país para reincorporarse al trabajo tras disfrutar de unas vacaciones con su mujer y sus dos hijos

ALEJANDRO FUENTEMieres

Entre los supervivientes del accidente de avión de México tras despegar del aeropuerto de Durango se encuentra el asturiano José Manuel Pulgar, de 43 años. Era el primer enlace de este vecino de Pola de Lena y trabajador del pozo Nicolasa, en Mieres, para su regreso al territorio nacional después de disfrutar de unas vacaciones junto a su mujer y sus dos hijos en el país, según informó TPA noticias.

«Tenemos muy poca información del accidente porque hay siete horas de diferencia, pero lo que sabemos es que se encuentra perfectamente, un poco magullado y en un hospital militar a la espera de realizarle nuevas pruebas», explicó el hermano del único español que viajaba en el aparato siniestrado, Adriano Pulgar.

José Manuel Pulgar se disponía a regresar desde la localidad azteca de Durango a Pola de Lena, donde reside con su familia. En pocos días tenía que incorporarse a su trabajo. Estaba en el país latinoamericano porque su mujer es de allí y todos los años viajan para visitar a la familia.

«Se encuentra perfectamente, un poco magullado y en un hospital militar a la espera de realizarle nuevas pruebas» Adriano Pulgar, hermano del español que viajaba en el avión siniestrado

Él, sin embargo, había decidido regresar antes a Asturias para volver a su trabajo tras concluir las vacaciones. De ahí que su mujer y sus dos hijos, de ocho y cinco años, no viajaran con José Manuel Pulgar ya que habían preferido quedarse unos días más en México.

Noticias relacionadas

Su familia en Pola de Lena se mostraba ayer «tranquila» tras lo ocurrido porque, al final, «no sucedió nada grave». Se encuentran a la espera de nuevas noticias sobre la evolución del asturiano.

Causas

A falta de una investigación exhaustiva, que podría extenderse hasta doce meses, según informó la asociación de pilotos, el gobernador de Durango, José Rosas Aispuro, indicó que una fuerte ráfaga de viento afectó a la estabilidad del avión al hacerlo descender bruscamente. Tocó tierra con el ala izquierda, circunstancia que provocó el desprendimiento de los dos motores. En cualquier caso, son diversas las teorías que se barajan. Un grupo pasajeros, por ejemplo, aseguró que un rayo impactó en el aparato de Aeroméxico. «Ya estábamos saliendo, un rayo le pegó y nos fuimos para abajo», comentaron.

En lo que todos coinciden es que el vuelo AM-2431, que volaba de Durango a Ciudad de México con 99 pasajeros y cuatro miembros de la tripulación a bordo, despegó el martes a las 15:30 hora local (siete horas más en España) con condiciones meteorológicas adversas. Poco después de levantar el vuelo comenzó a caer de repente.

Personal médico asiste a los heridos del accidente de avión a su llegada a un hospital de la ciudad mexicana de Durango.
Personal médico asiste a los heridos del accidente de avión a su llegada a un hospital de la ciudad mexicana de Durango. / Efe

El piloto Carlos Galván es el herido más grave. Presenta una lesión cervical sin peligro para su vida. Con destreza, maniobró para dirigir la aeronave a un terreno despoblado apenas a 300 metros fuera de la pista del Aeropuerto Guadalupe Victoria. El aparato quedó en posición horizontal, «lo cual permitió la evacuación oportuna de los pasajeros antes de iniciarse el incendio», detalló el gobernador en conferencia de prensa. El acceso a la zona quedó resguardado por militares.

Diez años de antigüedad

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, ordenó a diversos ministerios ponerse a trabajar en la atención a los heridos y en el esclarecimiento de las causas del accidente. Por su parte, el mandatario electo Andrés Manuel López Obrador se congratuló de que no haya muertos y envió «un abrazo fuerte». «Todo esto por ley se tiene que investigar», advirtió.

Igualmente, Andrés Conesa, director general de Aeroméxico, indicó que la prioridad de la principal línea aérea del país es atender las necesidades de los afectados y sus familias. Precisó que el avión es un Embraer 190 con matrícula 'Extra Alfa Golfo Alfa Lima' con 10 años de antigüedad, pero estaba al día con los mantenimientos.

Las claves

Pesquisas en marcha:
La investigación del suceso puede extenderse hasta un año, según indicó la asociación de pilotos.
Sin víctimas mortales:
Gracias a la pericia delcapitán, el aparato pudoaterrizar y solo hubo quelamentar 97 heridos.
El mantenimiento, a punto:
El avión es un Embraer 190 de diez años que se dirigía a la capital con condiciones meteorológicas adversas.
 

Fotos

Vídeos