La Alcaldía sigue en el aire por la falta de acuerdo entre Ciudadanos y el PP

Polanco trata de acercar posturas con los integrantes de Ciudadanos en la reunión mantenida ayer en la sede del PP./
Polanco trata de acercar posturas con los integrantes de Ciudadanos en la reunión mantenida ayer en la sede del PP.

Polanco rechaza la exigencia de la oposición de gobernar sin mayoría en la Junta del Gobierno

JOSÉ MARÍA DÍAZ DÍAZ

El temor a un continuo bloqueo por parte del a oposición en la toma de decisiones del Ayuntamiento de Palencia es el principal escollo que impide el cierre de un pacto de investidura entre el Partido Popular y Ciudadanos en la capital palentina. El problema deriva de la principal condición impuesta por la formación naranja en las negociaciones, que no haya ningún partido con mayoría absoluta en ninguno de los órganos de gobierno del Ayuntamiento, con lo que según explican desde Ciudadanos se daría una respuesta real a lo que han pedido los palentinos con sus votos el pasado 24-M.

La postura clara del PSOE

contra las mayorías

El encuentro entre el PP y el PSOE, que también se celebró ayer, se desarrolló en un clima de entendimiento sobre la necesidad de que ningún grupo político bloquee la actividad del equipo de gobierno que finalmente resulte elegido, dado que no habrá mayoría absoluta. En este sentido, los socialistas defendieron en la propuesta lanzada por Ciudadanos de que las decisiones en la Junta de Gobierno deben ser al menos pactadas entre dos formaciones políticas, para que no se imponga la decisión unilateral de un solo partido. Se pusieron de acuerdo en el reparto proporcional de ediles en las comisiones de gobierno y en la presencia de todos los grupos en las mesas de contratación.

El resto de cuestiones están superadas, puesto que el propio Partido Popular, consciente de la necesidad de contar con el apoyo, o al menos con la abstención de Ciudadanos, ya había planteado inicialmente una propuesta de acuerdo que garantizaba el reparto proporcional de concejales en las comisiónes informativas, la presencia de la oposición en la mesa de contratación del Ayuntamiento o la creación de grupos de trabajo específicos para cuestiones como el urbanismo o la elaboración de presupuestos.

Pero todas estas medidas resultan insuficientes para Ciudadanos, que en la reunión celebrada en la mañana de ayer en la sede del PP de Palencia, volvió a plantear la exigencia de que en la Junta de Gobierno Local ningun grupo podrá disponer de mayoría absoluta. ¿Qué implica esta circunstancia? Que el equipo de gobierno siempre deberá pactar con al menos uno de los grupos para sacar adelante cualquier medida. Pero esto implica también que la unión de los tres grupos dela oposición puede bloquear cualquier propuesta que intente impulsar el equpo de gobierno.

Y aquí radica el temor del Partido Popular, puesto que la Junta de Gobierno Local es el órgano en el que se aprueban la mayor parte de las decisiones y políticas del Ayuntamiento. Ciudadanos plantea además otra exigencia, que el alcalde delegue en esta Junta de Gobierno algunas de sus competencias, como las vinculadas a la contratación, con el fin de que no pueda gobernarse mediante decretos de alcaldía.

Este planteamiento no convence a los populares, al entender que se producirá una situación continua de bloqueo en la actividad municipal, por lo que han ofrecido a Ciudanos otras alternativas, como la dirección de alguna concejalía o la presidencia de diferentes comisiones informativas.

Estas ofertas han sido rechazadas por Ciudadanos, que insiste en su propuesta de la Junta de Gobierno Local. Ante la falta de acuerdo, los representantes de ambos partidos optaron por concederse unas horas más de tiempo para reflexionar y se espera que a lo largo de hoy el alcalde en funciones y candidato del PP, Alfonso Polanco se ponga en contacto con los dirigentes de Ciudadanos para darles una respuesta a su oferta de organización interna del Ayuntamiento. Si Polanco accede a las pretensiones de la formación naranja, los tres concejales de Ciudadanos deberá determinar si apoyan la candidatura del cabeza de lista del PP o se abstienen, lo que, en cualquiera de los dos casos, llevaría a un gobierno encabezado por los populares al haber obtenido el mayor número de votos en las urnas.

Pero si el PP no acepta las exigencias de Ciudadanos, se abre un panorama completamente diferente, puesto que, según explicó ayer el propio coordinador provincial de la formación naranja, se mantiene aún abierta la línea de negociación con el PSOE para un posible apoyo a sus pretensiones de recuperar la Alcaldía de Palencia, puesto que los socialistas sí han confirmado que aceptarían de buen grado gobernar en minoría, incluso en la Junta de Gobierno Local.

Pero para que se dé esta situación también debe contarse con el voto favorable de la plataforma Ganemos a la candidata del PSOE, Miriam Andrés. La aritmética favorecería a este pacto a tres bandas, puesto que el PSOE dispone de ocho concejales, Ganemos, de 4, y Ciudananos de otros 3, con lo que sumarían 15, dos votos incluso por encima de la mayoría absoluta que es imprescindible para la designación de un alcalde. Porque si no se da esta situación, se proclama al más votado.

De esta forma, la pelota ha quedado en el tejado del PP, que tiene que tomar hoy una decisión, ya que el pleno de constitución de la corporación municipal se celebrará mañana a las 12 horas. «El PP debe entender que los ciudadanos quieren que haya una forma de gobierno diferente en el Ayuntamiento de Palencia. Que ya no puede gobernarse con la imposición del rodillo de la mayoría absoluta, sino que los ciudadanos demandan que las políticas se pacten, se negocien. Y si el PP acepta esa nueva forma de Gobierno, lo que debe quedar claro es que Ciudadanos nunca va a ser un escollo, sino un engranaje más del Ayuntamiento que va a facilitar la aprobación de grandes proyectos para la ciudad. Si firman, no se van a arrepentir», explicaba ayer Juan Cruz Vidal, coordinador de Ciudadanos.

Cercanía en los programas

El dirigente de la formación naranja indicó también que su partido ha efectuado un análisis comparativo de su programa electoral con los programas del PP y del PSOE y ha comprobado que con ambos hay una gran sintonía, por lo que el acercamiento a cualquiera de los dos partidos resultará fácil para los concejales de Ciudadanos. «La proximidad programática con el PP es enorme, sería muy fácil entendernos prácticamente en todo. Lo único que hay que tener claro es que es necesaria otra filosofía de la política, basada en el diálogo y no la imposición. Hay que trabajar en equipo, porque los ciudadanos han querido que la oposición pueda tener voz y voto en las decisiones del Ayuntamiento. Desde el PP se quejan de que este sistema no se ve en otras ciudades y esto nos reafirma todavía más en nuestras pretensiones. Vamos a demostrar que es posible para que la forma de hacer política en Palencia sea un ejemplo a seguir», insistió Juan Cruz Vidal.

También el candidato de Ciudadanos, Juan Pablo Izquierdo, se mostró inflexible en la exigencia del reparto de concejales en la Junta de Gobierno Local. «Nosotros lo que ofrecemos es lealtad a cambio de confianza. Nuestro compromiso con el equipo de gobierno será absoluto para sacar adelante la mayor parte del programa electoral, y lo demás puede limarse y consensuarse, porque hay mucha sintonía, pero no puede ser por la imposición de una mayoría absoluta, porque no es lo que han querido los ciudadanos el 24 de mayo», indicó Juan Pablo Izquierdo, quien insistió en que el PP no deben tener miedo a la colaboración con Ciudadanos, «porque no venimos a obstaculizar, queremos sumar y dar estabilidad al gobierno municipal», señaló.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos