Rivera señala a Bildu y Sortu en su denuncia ante la Fiscalía por el acoso en Rentería

Rivera y Pagazaurtundua presentan la denuncia ante la Fiscalía General del Estado. /Efe
Rivera y Pagazaurtundua presentan la denuncia ante la Fiscalía General del Estado. / Efe

El líder de Ciudadanos defiende que «hay instigadores políticos» tras el boicot del domingo y pide a la Justicia que «tire del hilo»

María Eugenia Alonso
MARÍA EUGENIA ALONSOMadrid

La fiscal general del Estado, María José Segarra, ya tiene en sus manos el escrito de 41 páginas en el que Ciudadanos denuncia el acoso sufrido por la izquierda abertzale durante un acto de campaña en Rentería. En la formación liberal tienen claro que nada de lo que ocurrió el pasado domingo en la localidad guipuzcoana fue espontáneo ni fruto de la casualidad. Y responsabilizan directamente a Sortu y Bildu de estar detrás de la «acción concertada» con la que sus 'cachorros' de Ernai, herederos de los ilegalizados Segi y Jarrai, buscaban reventar el mitin.

«Hay pruebas en este documento de organizaciones de la izquierda abertzale, los mismos que organizan actos de homenajes a los asesinos son los mismos que con el mismo logo, la misma marca, las mismas palabras, organizan boicots y revientan actos a Ciudadanos», ha explicado este miércoles Albert Rivera, que ha acudido a presentar la denuncia acompañado por la eurodiputada Maite Pagazaurtunda, presente también durante los sucesos.

Como pruebas, el partido naranja ha presentado imágenes de pancartas, pantallazos de una cuenta de Twitter que atribuyen a Ernai y vídeos de las redes sociales en los que se probaría que la izquierda abertzale orquestó el boicot y con los que podrían haber incurrido en varios delitos. Entre ellos, incitación al odio, injurias y amenazas. «No fueron delitos solo contra Ciudadanos, sino contra decenas de personas que quisieron asistir a un acto de un partido en unas elecciones democráticas», ha señalado Rivera.

Los dirigentes de Ciudadanos y los asistentes al mitin de Rentería, incluidos medios que cubrían el acto, tuvieron que abandonar la plaza donde se celebraba escoltados por la Ertzaintza. A su paso les lanzaron huevos, escupitajos y les profirieron toda clase de amenazas e insultos. «Fascistas de mierda»; «hijos de puta»; «os tenemos en la mira» u «os tenían que haber matado», son algunos de los que ha incluido en su denuncia la formación, que confía en que la Fiscalía «tire del hilo».

MÁS INFORMACIÓN