El PP deja de ser el más votado al ceder 21.000 apoyos a Vox y 72 pueblos de Valladolid al PSOE

El presidente del PP, Jesús Julio Carnero, junto con Pilar del Olmo, Arenales Serrano y José Antonio Martínez Bermejo, tras conocer los resultados. /Rodrigo Jiménez
El presidente del PP, Jesús Julio Carnero, junto con Pilar del Olmo, Arenales Serrano y José Antonio Martínez Bermejo, tras conocer los resultados. / Rodrigo Jiménez

La formación de Pedro Sánchez es la más respaldada en la provincia de Valladolid y Ciudadanos se sitúa en tercera posición, con casi 9.000 votos más

Lorena Sancho
LORENA SANCHOValladolid

La gaviota del Partido Popular anidó ayer en 130 de los 224 municipios de la provincia de Valladolid. Tiñó así mayoritariamente de azul el mapa provincial, siendo la primera fuerza en el 58% de las localidades. Pero no lideró el voto. Por primera vez, al menos en los comicios generales más recientes, la formación de Pablo Casado no fue la más respaldada por el medio rural vallisoletano. Perdió por el camino más de 24.000 votos que le situaron en la segunda fuerza en la provincia (32.192 sufragios a falta de un mínimo porcentaje por escrutar), por detrás de un Partido Socialista que sumó 9.000 apoyos (38.625)y que arrebató a los populares de Jesús Julio Carnero el 'podium' en cuanto a número de votantes en 72 municipios (el PSOE fue el más respaldado en 80 pueblos frente a los ocho de 2016).

El Partido Popular que en la provincia preside Jesús Julio Carnero –presidente de la Diputación– pasó así de ser el más votado en 214 pueblos en 2016 a los 130 de ayer. Una sangría que se suma a la ya experimentada en las generales de 2015, cuando ya se había dejado por el camino otros 22.000 votos, de los cuales, solo recuperó 4.600 en la cita celebrada seis meses después.

La provincia se decanta así de forma mayoritaria por el Partido Socialista, cuya papeleta fue la más numerosa en la mayoría de los municipios de más de 5.000 habitantes, como fueron los casos de Medina del Campo, Tudela de Duero, La Cistérniga, Laguna de Duero, Renedo de Esgueva y Nava. Solo en Tordesillas, Olmedo y Villalón, entre los más destacados, mantuvo su hegemonía el PP, con derrotas así destacadas en pueblos donde actualmente gobierna, como Mayorga, Medina de Rioseco o Nava del Rey.

¿Dónde fueron a parar estos casi 24.000 votos que perdió ayer el PP? La mayoría a Vox, que sumó casi 22.000 sufragios y se erigió en el más votado en los municipios de Camporredondo, Cubillas de Santa Marta, Moraleja de las Panaderas, Villán de Tordesillas y Torrecilla de la Torre. No fue así, en cambio, en uno de los pocos municipios de España donde gobierna, Barruelo del Valle, que solo obtuvo cuatro votos, siendo el PP el más votado.

Vox caló en el medio rural y dividió el voto de la derecha, siendo el segundo más respaldado en gran parte de los pueblos donde el PP logró la mayoría. Destacó el respaldo obtenido en Tordesillas, donde consiguió hace tres años un 2% de los votos globales y que ayer logró una ajustada tercera posición, muy cerca del PSOE y del PP.

Pese a que Vox arañó seguidores en un Partido Popular que se desploma en la provincia de Valladolid, no se quedó atrás Ciudadanos, que fue la tercera fuerza con casi 29.000 votos, casi 9.000 más que hace tres años, y se colocó en segunda fuerza en pueblos grandes como Tudela, La Cistérniga o Laguna. Por primera vez, además, la formación de Albert Rivera fue la preferida por los vecinos de localidades destacadas, como Arroyo y Zaratán, mientras que también hizo lo propio en Curiel, Geria, Manzanillo y Valdearcos. Perdió en cambio fuerza Podemos, con casi 5.000 votos menos, aunque fue el más apoyado en Villalán, Viloria y San Pelayo.

El voto de izquierdas se movilizó así prioritariamente a favor del Partido Socialista, que suma 74 pueblos a sus feudos; Traspinedo, Barcial de la Loma, Hornillos de Eresma, Marzales, Santa Eufemia del Arroyo y Tiedra. Además, recupera los que había perdido en 2016 pero se le resistió Ataquines, el pueblo de donde es natural de la ministra de Industria, Reyes Maroto.