El acto de Vox en Vitoria se desarrolla sin incidentes tras los altercados de Bilbao y San Sebastián

Santiago Abascal, a su llegada a Jardines de Uleta. / IGOR AIZPURU

Abascal arenga a 300 simpatizantes con un discurso muy patriótico, crítico con las ayudas sociales a inmigrantes | Acusa al PP de «traidor a la patria» y de «arrodillarse ante Otegi»

JORGE BARBÓPaís Vasco

Calma tensa en el acto de campaña Vox en Vitoria. Ante los graves disturbios protagonizados por radicales que este sábado trataron de reventar la llegada de la caravana de Vox a Euskadi tanto en el Euskalduna de Bilbao como en el Kursaal de San Sebastián, la Ertzaintza ha desplegado este domingo un importante dispositivo policial en el entorno del hotel Jardines de Uleta. Alejado del corazón de la capital alavesa, este ha sido el escenario elegido por el partido de ultraderecha para que su líder, el alavés Santiago Abascal, arengara a los suyos. Sin embargo, los numerosos efectivos desplegados en el entorno no han tenido que intervenir en ningún momento. El acto se ha desarrollado con total normalidad ante los 365 simpatizantes que, según la organización, ha logrado reunir la formación emergente.

Media hora antes de que Abascal saliera al pequeño escenario que se ha instalado en el patio central de Jardines de Uleta, decenas de personas se han dispuesto a coger asiento. «Después de lo que pasó ayer -por el sábado-, vienes con respeto, pero no podemos tener miedo», aseguraba Mari Carmen Amores, una andaluza -«de la Sierra de Cazorla»- afincada desde hace décadas en la capital alavesa. A ella, como a los otros cientos de seguidores, la espera se les ha hecho más llevadera con una 'playlist' que ha transitado entre el 'Libre' de Nino Bravo, las cornetas de una marcha militar y ese 'Que viva España' de Manolo Escobar que nadie ha llegado a arrancarse a corear. Con varios minutos de retraso, pasado el mediodía, con música épica, entre aplausos, abrazos y gritos de «presidente, presidente», con el personal agitando banderitas de España, Abascal ha enfilado hacia el atril mientras,a coro, se han puesto a entonar el 'Cumpleaños feliz'. Sí, hoy es el cumpleaños del líder ultraconservador.

«Estoy en un ambiente familiar, con mi madre, con mi familia, en mi patria chica», ha asegurado Abascal. «No pasó lo mismo ayer en San Sebastián, cuando se dieron cita el odio, el miedo y la valentía. Tuvimos que soportar a los cachorros de Otegui que, si no se evita, se convertirán en perros rabiosos», criticó, en referencia a los graves altercados que sucedieron ayer en la capital guipuzcoana. El ultraderechista también criticó con dureza a la Ertzaintza por su papel en los ataques. «Los encapuchados del PNV permitieron que durante horas se practicara un acoso sistemático a todas las personas que nos habían venido a ver, se produjeron agresiones con la complicidad del Gobierno vasco,que calculó la presión a la que tenían que someternos, cuando eso se tenía que haber tenido que cortar desde un primer momento», ha disertado.

Ayudas sociales

Abascal ha desplegado su habitual discurso contra el estado de las autonomías, la corrección política y el «discurso progre». «Cualquier día prohibirán el Quijote por considerarlo islamófobo», ha llegado a decir, y se ha reivindicado como el único garante de la unidad de España.

También ha sacado a relucir uno de los temas que más réditos le aportó en las pasadas andaluzas: la inmigración. «Es de sentido común exigir fronteras seguras y regular la inmigración en función de su capacidad de integración», ha destacado. «Aquí en Álava se les ha dicho que vinieran, con ayudas sociales, unas ayudas que muchas veces no alcanzan lo que cobráis vosotros, alaveses, españoles. No es insolidaridad ni islamofobia, es sentido común», ha explicado. «Es el PNV racista con los españoles, en connivencia con el PSOE y el marqués de Galapagar el que ha llamado a los inmigrantes aquí», ha remachado entre el aplauso encendido de los suyos. Muy crítico ha sido también con el PP vasco. «Maroto se ha puesto de rodillas frente a Bildu y al PNV, con el que pactó unos presupuestos», ha apuntado.

Por su parte, el catalán Josep Antoni Crespo, hasta ahora todo un desconocido en la política y convertido en candidato de la formación al Congreso por Álava, mencionó a la «derecha cobarde» y criticó que en España se haya hecho de la lengua «motivo de división y enfrentamiento». «Gente como nosotros, trabajadores, estamos sufriendo continuamente el ataque de los medios de comunicación,que están en manos de algunos sicarios mediáticos», ha atacado el candidato, en línea con el mismo discurso contra la prensa que, en las últimas semanas está desplegando Podemos. «Por Álava, por la libertad, ¡viva España!», ha finalizado, para provocar un sonoro «¡viva!» de tono marcial en el auditorio, que ha permanecido en pie, en riguroso silencio, mientras sonaba el himno nacional.

En libertad los cuatro detenidos en los incidentes ante el mitin de Vox en Bilbao

Los cuatro detenidos en los incidentes del sábado en Bilbao por un mitin de Vox que han sido puestos a disposición judicial este domingo, han quedado en libertad por decisión del juez de guardia de Bilbao.

Los cuatro detenidos puestos a disposición judicial, dos hombres y dos mujeres, estaban acusados de desórdenes públicos al participar en los altercados que mantuvieron con la Ertzaintza grupos de manifestantes que protestaban por el mitin de Vox.

La quinta detenida en estos enfrentamientos, una mujer, arrestada por atentado a la autoridad, ha sido puesta en libertad por la propia Ertzaintza anoche, han informado fuentes del departamento vasco de Seguridad.

Más información