El PP acentúa su caída en el alfoz y Cs es ya la segunda fuerza en 32 pueblos de Valladolid

El PP acentúa su caída en el alfoz y Cs es ya la segunda fuerza en 32 pueblos de Valladolid

Vox recaba más votos que los populares en Aldeamayor, Renedo Arroyo y Boecillo y que el PSOE en Simancas

Lorena Sancho
LORENA SANCHOValladolid

El granero de votos del que el Partido Popular ha venido presumiendo en el medio rural vallisoletano se va quedando sin existencias con la pérdida del 56% de los votantes entre la cita electoral de 2008 y la celebrada este domingo para elegir presidente del Gobierno. Si a finales de la década pasada la formación que ahora lidera Pablo Casado atesoraba 73.202 apoyos en la provincia, ahora se han quedado en menos de la mitad, con 32.269 sufragios que reflejan los peores resultados de la historia para esta formación en Valladolid. Pierden votos y posición (es la segunda fuerza más votada, por detrás del PSOE). No solo en los 84 municipios donde ya no lidera el voto, sino principalmente en aquellos donde pasa a ser la tercera o, incluso, cuarta, por detrás de Ciudadanos y Vox.

El mapa de la provincia aparece así actualmente más multicolor que nunca, con hegemonía del PP en cuanto a número de municipios donde se erige en la fuerza más votada pero victoria del PSOE en lo que a número de votos se refiere. Se ha movilizado el voto de la izquierda hacia la formación de Pedro Sánchez y se trasvasado el grueso del voto perdido del PP a Vox y, en menor parte, a Ciudadanos. Ha influido también el incremento de la participación en cinco puntos, con menos del 10% de la abstención en pueblos como Puras, Villanueva de la Condesa y Villamuriel, incluso participación completa en los 18 votantes de Aguasal. Aunque con menos actividad por parte de los vecinos de Cabezón de Valderaduey, donde el 44% de los electores se quedó en casa, o en Manzanillo, con una abstención del 35%.

Más información

La radiografía es significativa en los pueblos grandes, en los 24 donde el censo supera los 2.000 habitantes. Existe aquí una hegemonía del PSOE en 17, que le reportan de hecho el 70,30% del número total de votos que cosecha en el medio rural, mientras que el PP se conforma solo con cinco (Íscar, Olmedo, Pedrajas, Simancas y Tordesillas) y y Ciudadanos con dos (Arroyo y Zaratán). Ahora bien, es aquí donde se produce el 'sorpasso' del partido de Albert Rivera al PP, que se erige en la segunda fuerza más votada en doce de los 24, es decir, la mitad, y se nutre aquí del 78,29% de los sufragios totales recibidos en la provincia por parte de la formación naranja.

San Pelayo es el único municipio sin votos a Vox y Villabaruz, sin apoyos al PSOE

De los 21.814 votos que Vox ha cosechado en la provincia no hay ni uno que haya ido a parar a una urna del pequeño municipio de San Pelayo (51 habitantes). Hace cuatro años que la joven Virginia Hernández desembarcó en la Alcaldía de esta localidad de la mano de Toma la Palabra. Y, desde entonces, ha luchado con innumerables iniciativas por conseguir frenar la sangría poblacional del medio rural. Ayer mostraba su satisfacción en las redes sociales por haber sido el único municipio de la provincia de Valladolid que se ha resistido al fenómeno Vox y no ha tenido ni un solo voto de la formación de Santiago Abascal.

Algo similar ocurrió también en Villabaruz, solo que en este caso las urnas quedaron huérfanas de apoyos al PSOE. Ni uno solo de los 24 sufragios depositados el domingo fueron a parar a la formación de Pedro Sánchez. El grueso se los llevó el PP, seguido de Vox y de Cs.

En el caso de Unidas Podemos ascienden a doce las localidades donde sus electores no seleccionaron ninguna papeleta del partido de Pablo Iglesias. Fueron así Aguasal, Barruelo, Bustillo, Cabezón de Valderaduey, Gatón de Campos, Puras, Ramiro, Salvador de Zapardiel, Torre de Esgueva, Vega de Ruiponce, Villabaruz y Villanueva de la Condesa donde el color morado no se dejó ver en los resultados.

La presencia de Vox ha coincidido esta vez con una reducción en el número de votos cosechados en la provincia por parte de Falange de las Jons, que se ha quedado con 102 papeletas. Eso sí, repartidas entre cincuenta municipios. Otro partido que amplía, aunque mínimo, el apoyo por número de municipios es Pacma, que ya llega a cien.

Y hay más. Porque la situación es prácticamente idéntica en el alfoz de Valladolid, a los 23 municipios de la denominada Comunidad Urbana, con 18 municipios ganados por el PSOE, tres por el PP y otros tres por Ciudadanos, pero donde esta última formación es la segunda más votada en once de ellos (Aldeamayor, Cigales, La Cistérniga, Laguna de Duero, Renedo, Santovenia, Simancas, Tudela, Valdestillas, Viana y Villanubla), frente a los ocho de los populares (Cabezón, Castronuevo, Ciguñuela, Fuensaldaña, Geria, La Pedraja, Villanueva de Duero y Wamba).

La papeleta del PSOE fue la preferida por los 66.816 votantes de estos pueblos del entorno de Valladolid (26,54%), seguida de la de Cs (23,54%) y del PP (18,31%). Es el partido de Pablo Casado el que, además, se ve relegado a la cuarta posición, por detrás incluso de Vox, en siete de los pueblos más grandes de Valladolid (Aldeamayor, Arroyo, Cigales, La Cistérniga, Renedo, Valdestillas y Villanubla), mientras que al PSOE le ocurre en Simancas –y en otros 26 municipios de pequeño tamaño».

Villán, el 50% del voto a Vox

Vox ha sorprendido en el medio rural vallisoletano aunque al final, y como ocurrió en todo el país, menos de lo que se esperaba. Se sitúa como la cuarta fuerza más votada, por delante de Unidas Podemos y 21.814 sufragios que ha quitado principalmente al Partido Popular. Es además el mayoritario en cinco localidades, aunque hay otras treinta donde se coloca en segunda posición. Destaca el respaldo conseguido en Villán de Tordesillas, con el 50% de los votos, municipio en el que en la pasada legislatura tuvo representación municipal Falange Española de las Jons, con un concejal en el Ayuntamiento, y que el pasado año se vio inmerso en una polémica por la colocación de una bandera franquista en la noche de celebración de los quintos. En cuanto a número de votos globales, cosecha 2.260 en Arroyo, 1.969 en Laguna y 1.723 en Medina. Como tercera fuerza se sitúa en Tordesillas, muy cerca del PSOE y del PP, municipio donde hace tres años perdió su emblemático Toro de la Vega y donde ya se ha creado incluso un partido que en las municipales se disputará la Alcaldía y escaños en las Cortes para recuperar este torneo.

Por porcentaje de voto, el partido de Santiago Abascal obtuvo, además del 50% en Villán, el 41,3% en Torrecilla de la Torre y el 36,36% en Camporredondo. En el caso del PSOE, el mayor porcentaje de voto lo registra en Marzales, uno de sus feudos (50%, así como en Santa Eufemia del Arroyo (49,15%) y en Hornillos de Eresma (45,08), otros dos de sus bastiones.

El PP, por su parte, logra el 66% en Villabaruz y en Torre de Esgueva, mientras que Ciudadanos alcanza el mayor porcentaje de voto en Manzanillo (38%) y Curiel (32%). En el caso de Unidas Podemos, San Pelayo, con el 35,89%, respalda a esta fuerza como la más votada, al igual que Viloria, con el 34,56%.