Trump amenaza con cancelar el pedido del nuevo Air Force One

El Air Force One despega de La Habana con Barack Obama a bordo./
El Air Force One despega de La Habana con Barack Obama a bordo.

El presidente electo acusa a la empresa de "forzar un poco" los números: "Queremos que Boeing gane mucho dinero, pero no tanto"

COLPISA / AFPwashington

El proyecto para el futuro avión presidencial estadounidense, el Air Force One, está "totalmente fuera de control", según ha lamentado este martes el presidente electo de EE UU, Donald Trump, quien ha amenazado incluso con cancelar el pedido.

A través de un mensaje en la red social Twitter, Trump ha señalado que Boeing "construye un Air Force One con un modelo 747 completamente nuevo para los futuros presidentes, pero los costes están fuera de control, más de 4.000 millones. ¡Cancelen la orden!", reza el polémico mensaje.

Horas después, el presidente electo ha insistido ante los periodistas apostados en el edificio de oficinas que posee en Nueva York en que considera "ridículo" que el nuevo Air Force One tenga un coste de 4.000 millones de dólares". "Creo que Boeing está forzando un poco los números", ha acusado Trump, para añadir que "queremos que Boeing gane mucho dinero, pero no tanto".

Un portavoz de la empresa ha confirmado que Boeing no realizará comentarios sobre el asunto.

Acuerdo con Boeing

El gobierno estadounidense, a través de la Fuerza Aérea, había alcanzado con Boeing en enero de este año los primeros contratos para el diseño y construcción de dos aeronaves para sustituir a los actuales aviones presidenciales. En esa fase del acuerdo, el gobierno pagó una tarifa contractual de 25,7 millones de dólares a Boeing para discutir los planes para transformar los más actuales modelos de la empresa (el Boeing 747-8) en aviones para el presidente. Según informó la Casa Blanca en su momento, los aviones actualmente a disposición del presidente Barack Obama y que trasladarán a Trump habían sido encomendados por el entonces mandatario Ronald Reagan y fueron entregados en 1990. Estos dos aviones son formalmente denominados VC-25a, y constituyen una versión militarizada del 747 original.

Los estudios para renovar la flota comenzaron en 2009, cuando el modelo Airbus A380 también llegó a ser considerado un candidato, aunque el fabricante europeo se retiró de la disputa dejando a Boeing como única opción disponible. El avión Air Force One porta esa denominación únicamente cuando lleva al presidente estadounidense, quien a bordo tiene condiciones de ejercer plenamente sus funciones, inclusive acceso a los códigos para autorizar el uso de armas nucleares.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos