Tudanca reconoce a Rubalcaba como el hombre «que regaló la paz a España»

El candidato del PSOE a la Presidencia de la Junta, Luis Tudanca, junto al cabeza de lista por Segovia, José Luis Vázquez, da un aplauso de homenaje tras conocer la noticia del fallecimiento de Alfredo Pérez Rubalcaba. /Ical
El candidato del PSOE a la Presidencia de la Junta, Luis Tudanca, junto al cabeza de lista por Segovia, José Luis Vázquez, da un aplauso de homenaje tras conocer la noticia del fallecimiento de Alfredo Pérez Rubalcaba. / Ical

Los socialistas suspenden la campaña electoral y recuerdan, con un sonoro aplauso en un acto en El Espinar, a quien fuera líder del PSOE, vicepresidente y ministro

El Norte
EL NORTESegovia

El secretario general del PSOE de Castilla y León y candidato a la Junta, Luis Tudanca, reconoció hoy al dirigente socialista Alfredo Pérez Rubalcaba, que falleció este viernes a los 67 años, como el hombre que le hizo a España «el mejor regalo, la paz», en referencia a su contribución al fin de ETA. Tras estas palabras, anunció la suspensión de la campaña electoral de las elecciones autonómicas, municipales y europeas en señal de duelo. Tudanca conoció la noticia del fallecimiento de Pérez Rubalcaba este viernes en El Espinar (Segovia), donde compartía un almuerzo con militantes y dirigentes socialistas, antes de desplazarse al Real Sitio de La Granja de San Ildefonso y la capital segoviana, donde iba a compartir un mitin con la portavoz del Gobierno y ministra en funciones de Educación, Isabel Celáa, y la alcaldesa de la ciudad, Clara Luquero.

Tudanca fue el encargado de comunicar a los asistentes la muerte de Alfredo Pérez Rubalcaba, si bien la emoción por su pérdida hizo que el diputado electo y secretario provincial del PSOE de Segovia, José Luis Aceves, tomara la palabra para recordar a su compañero de partido, lo que finalizó con un sonoro y sentido aplauso. Asimismo, el secretario autonómico del PSOE castellano y leonés reconoció que este viernes es un día «muy difícil» y «muy triste» para todos los socialistas.