Toma la Palabra propone reforzar la ayuda a domicilio y «combatir la soledad» de los mayores

Los candidatos de Toma la Palabra, durante la concentración por las pensiones en Fuente Dorada. /H. S.
Los candidatos de Toma la Palabra, durante la concentración por las pensiones en Fuente Dorada. / H. S.

La formación vallisoletana plantea programas de envejecimiento activo y alternativas a las residencias

Víctor Vela
VÍCTOR VELAVALLADOLID

Con una pancarta en la mano y el programa político en la otra, los candidatos de Toma la Palabra han mostrado este sábado por la mañana su apoyo a la Coordinadora en defensa del sistema público de pensiones, que ha celebrado una manifestación con salida desde la plaza de Fuente Dorada.

La formación encabezada por Manuel Saravia aprovechó la convocatoria reivindicativa para sumarse a la protesta y presentar su programa de propuestas vinculadas con las personas mayores en Valladolid, un colectivo cada vez más amplio y que, debido al envejecimiento de la población, «supone ya cerca del 25% de los vecinos de la ciudad», apuntó Alberto Bustos, número tres en la lista de Toma la Palabra, quien precisó que «el perfil de las personas mayores nada tiene que ver con el de hace 40 años». «Ahora reclaman más programas de envejecimiento activo y actividades de ocio que hay que tener en cuenta», aseguró.

Y eso, sin olvidar la cuestión económica. «Una de las preocupaciones más improtante de los mayores son las pensiones. Con respecto a eso, poco se puede hacer desde la política municipal, más allá de mostrar el apoyo, como ya hicimos en el rechazo al plan paneuropeo que favorecen las aportaciones a los planes privados de pensiones, lo que supone una marcha atrás en los derechos conseguidos«, apuntó Bustos.

Toma la Palabra ha bautizado como 'Combatir la soledad' su batería de propuestas en políticas que afectan a las personas mayores. Entre ellas, subrayan la «mejora de los programas de ayuda a domicilio, para que no existan listas de espera y permitan además mejorar las condiciones de los trabajadores y auxiliares (sobre todo mujeres) que prestan el servicio». Además, proponen conversaciones con la Junta para incrementar las plazas en residencias públicas y anuncian la exploración de alternativas a estos centros, por ejemplo, con «pisos tutelados y un plan de viviendas colaborativas que permitan compartir espacios comunes con asistencia médica y mayor reserva de la intimidad que en una residencia».

Junto a los programas de envejecimiento activo, Toma la Palabra propone además la creación de un servicio específico que permita atender a las personas mayores en los trámites burocráticos que tengan que hacer por Internet. La administración electrónica es cada vez más importante y más utilizada por las instituciones, «pero todavía existe una brecha digital que hace que muchas personas no sepan cómo acceder a estos recursos», explica María Sánchez, número 2 en la candidatura de Toma la Palabra. Por eso, la formación plantea la creación de una figura administatriva en la que un funcionario habilitado pueda ayudar a esas personas (en los registros presenciales) a solventar esos trámites «de arriba a abajo», con la pertienente autorización para la protección de datos.

El programa de Toma la Palabra para las personas mayores, recordaron este sábado, incluye además mejoras desde el punto de vista urbanístico, por ejemplo, con el plan ya iniciado para elevar la altura de los bancos públicos, lo que facilitará su uso (a la hora de sentarse y levantarse), o con el incremento de urinarios públicos.