Pilar Del Olmo, a la caza del voto taurino; «Es un sector que trae aficionados y deja dinero»

La cabeza de lista del PP al Ayuntamiento de Valladolid, Pilar del Olmo, charla con un aficionado en la caseta que se situó junto a la plaza de toros. /Dos Santos-Ical
La cabeza de lista del PP al Ayuntamiento de Valladolid, Pilar del Olmo, charla con un aficionado en la caseta que se situó junto a la plaza de toros. / Dos Santos-Ical

El PP promete una escuela de tauromaquia dirigida sobre todo a jóvenes con escasos recursos con la ayuda que antes iba a parar a la corrida de mayo

Lorena Sancho
LORENA SANCHOValladolid

Quiso el Partido Popular recibir esta tarde al electorado taurino a porta gayola. Tal fue así, que el propio número 5 de la lista al Ayuntamiento, Borja García –baja en un primer momento e incorporado 'in extremis' en el cartel desde Génova– tuvo que cargar con la jaima por el paseo de Zorrilla para trasladarla desde la ubicación inicial prevista y hacia escasos metros del coso –casualmente muy próxima a la caseta que Vox tenía también instalada–. Allí, casi en la boca de riego, lidió la candidata y cabeza de lista con los ciudadanos que se disponían a disfrutar de la corrida de toros de San Pedro Regalado para enarbolar la bandera de las tradiciones y sacar pecho de la afición a la tauromaquia. «¿Que por qué apoyamos el mundo taurino?», se preguntaba Pilar del Olmo poco antes de entrar al festejo del patrón. «Pues porque es una manifestación de arte, algo que genera empleo y riqueza en Valladolid, porque no hay más que ver en el día de hoy cómo están los restaurantes y los bares con la cantidad de gente que viene incluso de Madrid y otros puntos del país». El ejemplo lo encontraba en una miembro de la asamblea de Madrid, que llegaba con doce amigos para disfrutar de la corrida y se dirigía a Del Olmo y a su jefe de campaña, el vicepresidente de la Junta, José Antonio De Santiago–Juárez, para desearles suerte y transmitir sus saludos más afectuosos a Juan Vicente Herrera. «De parte de María, la de Esperanza Aguirre», resumía la mujer mientras lanzaba besos al aire y animaba a recuperar el sitio perdido en las últimas generales.

En los 45 minutos que Pilar del Olmo compartió en la caseta 'taurina' del charrán hubo saludos, palabras de agradecimiento de aficionados anónimos y algún que otro 'selfie' con militantes de otros puntos de España que quisieron arrimar el hombro para conseguir «que los que se han ido, vuelvan de una vez», resumía Primitivo Romero, de Santiponce, Sevilla, tras ocho horas de viaje en autobús para disfrutar del diestro Pablo Aguado, la «sensación del momento».

Pues la esperanza del Partido Popular de cara a las elecciones municipales, pasa, en parte, por recuperar al electorado más conservador que el 28 de abril se decantó por Vox, por revertir la fuga de votantes que encontraron en la formación de Santiago Abascal el padre de una afición durante años huérfana de defensa y promoción. «Los toros son puestos de trabajo», incidía la cabeza de lista, Pilar del Olmo, sin acularse en tablas. Porque aunque el discurso suene desde el 28-A más modulado en el Partido Popular, siguen cimentando huecos para evitar el sorpasso de unas andaluzas con mando en la caza y la tauromaquia. «Nosotros apoyamos cualquier manifestación cultural y tradicional, como la fiesta de los toros», apuntilló. Y echó mano de su recital programático para argumentar la postura.

Las promesas

Primero. El compromiso de recuperar el trofeo San Pedro Regalado, que «apenas tiene coste y rinde homenaje al sector». Segundo. Poner en marcha una escuela de tauromaquia que dé cobijo a todos los jóvenes que quieran ser profesionales del toreo, especialmente, dijo a los que menos recursos tengan «como integración social de determinados colectivos vulnerables». Y tercero. Con un congreso bautizado como José María de Cossío, con carácter internacional y como homenaje a «la persona que ha escrito la enciclopedia de los toros». Eso sí, de recuperar la subvención de 180.000 euros para organizar la miniferia de San Pedro Regalado, nanay. «Se subvenciona algo que pueda tener dificultades, pero hoy habrá casi lleno en la plaza de toros sin necesidad de dar una subvención», macheteó.