Así son los otros aspirantes de Toma la Palabra: Greta, Blau, Rodolfo... los animales de los candidatos

Candidatos de Toma la Palabra, junto con sus animales, Greta, Nata y Tiberio. /HENAR SASTRE
Candidatos de Toma la Palabra, junto con sus animales, Greta, Nata y Tiberio. / HENAR SASTRE

El partido liderado por Manuel Saravia recibe el respaldo de varias protectoras por su apoyo a la protección animal, que «reforzará en el próximo mandato»

Víctor Vela
VÍCTOR VELAValladolid

Greta podría ser una candidata más en la lista de Valladolid Toma la Palabra. Tiene tres años. Es la perra de Pablo Redondo (número 27) y durante esta campaña, guau, ha acudido a actos, mítines, encuentros electorales. Cuenta Pablo que Greta llegó a su vida casi por casualidad, cuando un amigo le comentó que no podía más hacerse cargo de ella. Y Greta, tan «tragona», todo tranquilidad hasta que se acerca al agua («le encanta, le vuelve loca»), encontró un hogar.

También está Nata, la perra que Sara Mingueza adoptó después que hubiera sido abandonada en dos ocasiones. «Buena y cariñosa», llegó a la vida de Sara, quien ha sido en varias ocasiones casa de acogida para animales repudiados por sus dueños anteriores. «¿Mi mensaje? Que no se compren animales, que se adopten, hay muchos que están abandonados y para los que las protectoras buscan una familia», dice.

La candidatura se completa con Tiberio, un gato de nueve años, también adoptado, un «pachorro» que comparte casa con Elektra y con Yolanda Rodríguez (número 18) y que además tiene cuenta de Instagram (@eleytibi). O Blau, el gato de Margarita Mediavilla (número 10 en la lista). O Rodolfo, el periquito de Raquel Campos (12).

Son los animales de los candidatos de Toma la Palabra, partido que ha recibido el respaldo público de varias protectoras por su política animalista y su acción del Gobierno en el mandato. Por ejemplo, por la retirada en junio de 2016 de la etiqueta de valladolid como Ciudad Taurina, por la eliminación de la subvención a espectáculos taurinos o por la «presión hacia la Junta para evitar el uso de animales en el circo».

El programa de Toma la Palabra para los próximos cuatro años «profundizará en las medidas de protección animal», asegura María Sánchez. Entre otras, incluye la creación de una patrulla especializada de la policía local, la ampliación del centro canino (con campañas de adopciones y la esterilización obligatoria como medida para prevenir abandonos), un plan integral en la gestión de colonias felinas y campañas de «empatía con los animales» que se desarrollarán en los centros escolares.