Garamendi, en el Foro de El Norte

Antonio Garamendi./EFE
Antonio Garamendi. / EFE

El empresario vasco cree que «no es el momento de gastar más sino de gestionar mejor» y que un exceso de impuestos «destruye la sociedad»

El Norte
EL NORTEValladolid

Para el presidente de Cepyme y con toda seguridad próximo presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, «la mayor infraestructura del país es la paz social». «En España -defiende- hay más de 5.000 mesas abiertas entre sindicatos y empresarios, que son los que generan esa paz social». El dirigente vasco, que en noviembre sustituirá a Juan Rosell al frente de la patronal, inaugurará el miércoles, 26 de septiembre una nueva temporada del Foro Económico de El Norte de Castilla con una charla titulada 'Las empresas españolas en el entorno económico actual'. El desayuno informativo comenzará a las 9:00 horas en el hotel AC Palacio de Santa Ana de Valladolid y cuenta con el patrocinio de Telefónica, Banco Sabadell, Gullón, Corporación Llorente y Collosa.

Único candidato a liderar la Confederación Española de Organizaciones Empresariales, Garamendi (Getxo, 1958) ya compitió con Juan Rosell en las elecciones de diciembre de 2014, pero el catalán le ganó por un estrecho margen de 33 votos. Tras la contienda, el vasco ha sido 'número dos' de la patronal en un mandato durante el que ambos dirigentes han estrechado lazos en una convivencia que fuentes empresariales califican de «perfecta».

En unas recientes declaraciones, Garamendi afirmó que con él al frente, la CEOE intentará aportar «su granito de arena» para mejorar las cosas en España. «A veces nos tocará ser el 'Pepito Grillo', pero siempre intentaremos trabajar en positivo», apuntó. El representante de los empresarios cree que «no es el momento de gastar más, sino de gestionar mejor» y alerta de que un exceso de impuestos «destruye la sociedad».

En dos ocasiones ha pasado ya Antonio Garamendi por el Foro de El Norte, si bien todavía no lo había hecho por Valladolid. En abril de 2015, en Salamanca, se lamentaba de que las grandes empresas «se financien a costa de las pequeñas», por los retrasos en sus pagos. «El drama real de la financiación de las pymes es la morosidad», afirmaba. Algo más de un año después, en noviembre de 2016, pasaba por Palencia donde daba algunas recetas para reducir el déficit de la Seguridad Social, como que los autónomos coticen en función de lo que ingresan, y no por las bases mínimas, o combatir con más ahínco el fraude en el absentismo.

Temas para el debate

El hasta ahora presidente de la Confederación Española de la Pequeña y la Mediana Empresa (Cepyme), es licenciado en Derecho por la Universidad de Deusto y desde su juventud se dedicó al mundo de la empresa en una triple vertiente: los negocios familiares, los proyectos iniciados por él mismo y su presencia en los consejos de administración y consejos asesores de grandes empresas. Su actividad empresarial se centra en los sectores del metal, construcción, inmobiliario, seguros y hostelería, mediante la participación como accionista o consejero en varias empresas.

Al tiempo, Antonio Garamendi ha mantenido una presencia casi permanente en las organizaciones empresariales, donde comenzó muy joven, lo que le llevó ser el presidente fundador de la Asociación de Jóvenes Empresarios del País Vasco, de la cual pasó a convertirse en el presidente de la Confederación Española de Jóvenes Empresarios, y más tarde en presidente de la Confederación Iberoamericana de Jóvenes Empresarios y de la Comisión de Energía de CEOE y también presidente de la Comisión de Creación de Empresas.

Uno de los temas a los que Garamendi da mayor importancia y que a buen seguro será puesto sobre la mesa el miércoles es la revolución digital, la adaptación de las empresas a la misma, y la necesidad de trabajar para ver dónde están los empleos del futuro. Por otro lado reconoce también que existe una «bolsa de precariedad» como resultado de las externalizaciones, por lo que, aunque ve positiva la reforma laboral de 2012, no rechaza que se vea algún «matiz» de la misma, tal y como acordaron empresarios y sindicatos en el acuerdo de negociación colectiva. «Queremos que el empleo en España sea indefinido, digno», ha afirmado en varias ocasiones Garamendi, partidario de trabajar en un plan estatal sobre formación.

En materia fiscal es muy crítico con las anunciadas subidas de impuestos, porque generan «inseguridad e inestabilidad», al tiempo que ha advertido al Gobierno de que «si se gasta mucho más de lo que ingresa, habrá problemas para España».

«Los vientos de cola que teníamos no son los que tenemos ahora. Estamos en un momento delicado y, aunque España está preparada para funcionar, el riesgo es gastar lo que no tenemos. Se necesita una gestión eficaz. Si nos gastamos mucho más de lo que tenemos tendremos problemas», sostiene.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos