Los autónomos de Castilla y León se dan de baja por enfermedad la mitad que los asalariados

Lorenzo Amor, presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA). /Salas / Efe
Lorenzo Amor, presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA). / Salas / Efe

El estudio de la Asociación de Trabajadores Autónomos revela que los que enferman están convalencientes una media de 97 días

El Norte
EL NORTEValladolid

El porcentaje de autónomos que se dio de baja por enfermedad el año pasado en Castilla y León se situó en el 0,85 por ciento, muy por debajo del 1,45 por ciento de los asalariados, según un informe publicado hoy por la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA). Los trabajadores por cuenta propia de la comunidad se dieron de baja menos que los de España, que alcanzaron el 0,96 por ciento, frente al 1,95 por ciento de los empleados por cuenta ajena, informa Ical.

Además, el estudio revela que los autónomos de Castilla y León que estuvieron de baja por enfermedad lo hicieron por una media de 97,78 días, casi el doble respecto a los 49,4 días de los asalariados. En España, la baja media de los autónomos se situó el año pasado en 92,23 días. Esta cifra es casi el triple de tiempo que la media de días de los asalariados que pasaron de baja por enfermedad, 39,51. En este sentido, la ATA sentencia que «los autónomos sólo se dan de baja cuando la enfermedad requiere cesar completamente su actividad y saben que van a estar largo tiempo enfermos».

El análisis indica asimismo que la incidencia media mensual por cada mil trabajadores en el caso de los autónomos era de 8,6 en Castilla y León, frente a los 17,51 de los asalariados. En el conjunto de las autonomías, este indicador es de 9,22 autónomos cada millar, frente a los 22,7 asalariados.

«Las bajas de los autónomos son mucho más largas que las de los asalariados, ya que un autónomo no lo solicita por un constipado» Lorenzo Amor, presidente de la ata

Por otra parte, el documento precisa que el número medio mensual de procesos de baja iniciados en 2017 fue en Castilla y León de 1.700, un 0,9 por ciento respecto al número medio de autónomos afiliados al la Seguridad Social, frente a los 12.659 de asalariados, que representaron el 1,4 por ciento de los cotizantes. El número medio mensual de procesos iniciados en España fue de 29.673, el 0,9 por ciento de loa afiliados al RETA; frente a los 355.784 de asalariados, que representaron el dos por ciento de los cotizantes.

El presidente de ATA, Lorenzo Amor, destacó que «los autónomos se dan mucho menos que los asalariados de baja por enfermedad, pero sus bajas son mucho más largas ya que un autónomo no solicita una baja por un constipado».

«Exentos» de pagar la Seguridad Social

Al mismo tiempo, Amor expuso que «un autónomo siempre está pendiente de su negocio y sólo cuando la enfermedad es lo suficientemente complicada y larga como para impedirle atenderlo solicita esa baja por incapacidad temporal».

«Las cifras nos confirman algo que ya sabíamos. Cuando un autónomo se da de baja es porque está enfermo de verdad; y por eso es tan importante que los autónomos adecuen en cada periodo su base de cotización a lo máximo que puedan, porque cuando estén de baja, va a ser para largo tiempo y necesitan poder recibir lo máximo posible», argumentó.

Lorenzo Amor explicó que «por eso, desde ATA pedimos que los autónomos estén exentos de pagar la cuota a la Seguridad Social a partir del día 30 de la baja; porque son bajas largas en las que tienen que seguir pagando su cuota a la Seguridad Social y en ocasiones esto se convierte en un verdadero problema».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos