Trabajo estudia «modular» las cotizaciones de autónomos a sus ingresos «reales»

Magdalena Valerio./Santi Donaire (Efe)
Magdalena Valerio. / Santi Donaire (Efe)

«Tres de cada cuatro» pagan a la Seguridad Social por debajo de sus ingresos, según la ministra, y el 85% no supera la base mínima

José Antonio Bravo
JOSÉ ANTONIO BRAVOMadrid

El Gobierno ha abierto la puerta a resolver uno de los problemas históricos de los autónomos, y es la falta de equiparación entre lo que muchos ganan y lo que abonan luego a la Seguridad Social de cara al cobro de una pensión cuando se jubilen, una desigualdad que se produce tanto al alza como a la baja. Esta última realidad, sin embargo, es más frecuente, según advirtió ayer la ministra de Trabajo, Magdalena Valeria, en un curso de verano organizado por ATA, la asociación más representativa de este colectivo.

«Lo suyo sería que hubiese un acuerdo en virtud del cual, al igual que los trabajadores por cuenta ajena pagan en función de una serie de tramos de cotización según sus salarios reales, también los autónomos pudieran cotizar en función de los salarios reales», explicó la ministra. Esta reconoció, no obstante, que son varios los frentes abiertos con un colectivo que trabaja de forma mayoritaria (el 73,1%) en el sector servicios, seguido de la agricultura (11,6%) y la construcción (10,8%).

La prestación por cese de actividad, trasladar la igualdad de género a los autónomos -solo poco más de un tercio (el 35%) son mujeres- y potenciar el crecimiento de afiliación -mientras en el régimen general aumenta a un ritmo del 3,1%, en ese colectivo únicamente lo hace el 1%- son retos pendientes. Y_lo mismo pasa respecto a la disminución de cargas administrativas, otra de las demandas recurrentes de este tipo de trabajadores. «No tenemos que tener (en referencia al país) ningún complejo para actuar», afirmó.

En cualquier caso, en su intervención focalizó más la atención en «modular» las cotizaciones del colectivo «en función de sus ingresos reales». «No es razonable -abundó en su idea- que un autónomo que tenga unos ingresos en un mes de 150 euros tenga que pagar una cuota de 300 euros». Por eso, planteó la posibilidad de que contribuyan a través de una serie de tramos para adecuar mejor los pagos a la situación de cada trabajador, que los abonos se hagan cada trimestre (en vez de cada mes) e incluso que pueda haber «regularizaciones» a lo largo del año. La filosofía sería tratar de compensar unos meses con otros, de manera que no hubiera perjuicio porque no tengan rentas «suficientes».

La situación actual es que «unos están sobrecotizando y otros están infracotizando», aunque según los datos que tiene el Ministerio ocurre más lo segundo. «Tres de cada cuatro autónomos» están pagando hoy a la Seguridad Social «por debajo de sus ingresos», dijo Valerio.

Al cierre del primer trimestre, el 85,6% de los miembros de ese colectivo no superaba la base mínima de cotización -1,69 millones, frente a solo 14.568 en el tramo más alto (tres veces el mínimo)-. Incluso rebasaban «considerablemente» el 90% entre los autónomos que tienen menos de 40 años, los extranjeros -aquí llegaba al 95,5%- y los que llevaban menos tiempo dados de alta -897.625 de ellos cuya antigüedad es inferior a cinco años-.

Según cálculos de ATA, un autónomo medio -con 35 años cotizados y un promedio de 220 euros al mes- habría pagado unos 90.0000 euros a la Seguridad Social. Si se jubila, con 65 años y seis meses, tendría una pensión media de unos 750 euros al mes durante 18-19 años, entre 160.000 y 170.000 en total. Es decir, que por cada euro cotizado el sistema le devuelve entre 1,7 y dos.

«Vigilantes» con Deliveroo

De otro lado, la ministra se refirió a la figura del falso autónomo en la economía colaborativa, en la parte dominada por plataformas como Deliveroo -ya condenada por ello-, Glovo, Uber o Cabify, entre otros. «En ocasiones se esconden abusos» -explicó- tras una «mezcolanza» de actividades, usando a personas que «necesitan un empleo» para que coticen como autónomos y adquieran ellos mismos «los medios que necesitan» para hacer su trabajo.

Es «absolutamente intolerable», enfatizó Valerio, que se «utilice la legislación laboral de manera abusiva cuando implica peores condiciones de trabajo». Por eso anunció que su departamento prepara ya un plan director contra la explotación laboral, que «intensificará» las inspecciones «en los próximos meses». Para ello, se impartirá «formación especializada» a sus técnicos, si bien la ministra abogó por coordinar estas medidas con los socios de la UE.

 

Fotos

Vídeos