Iberaval avalará créditos de hasta 50.000 euros a los autónomos de Castilla y León

JSoraya Mayo y José Rolando Álvarez Valbuena, a su llegada a la rueda de prensa de presentación del acuerdo de ATA e Iberaval.  EL NORTE/
JSoraya Mayo y José Rolando Álvarez Valbuena, a su llegada a la rueda de prensa de presentación del acuerdo de ATA e Iberaval. EL NORTE

La sociedad de garantías recíprocas de la comunidad autónoma firma con ATA un acuerdo para ofrecer a los trabajadores por cuenta propia la posibilidad de encontrar financiación de forma más ágil y con menos papeleo

EL NORTEvalladolid

La Asociación de Trabajadores Autónomos de Castilla y León (ATA CyL), que cuenta con 13.000 socios, y la sociedad de garantías recíprocas Iberaval, que respalda a más de 23.000 compañías, han sellado en Valladolid un acuerdo para facilitar financiación en mejores condiciones a los trabajadores por cuenta propia de Castilla y León, en la actualidad hay más de 200.000 inscritos en este apartado de la Seguridad Social.

Los presidentes de ATA Castilla y León e Iberaval, Soraya Mayo y José Rolando Álvarez respectivamente, han sellado esta alianza, con carácter anual pero prorrogable de manera automática, con el objetivo de facilitar el acceso al crédito de los autónomos, a través de la prestación de avales ante las 19 entidades de crédito con las que trabaja Iberaval.

Tipo de interés

El tipo de interés propuesto general en este convenio se sitúa en torno al 2%, aunque se ajustará conforme a la calificación del riesgo del solicitante.

Además, con el programa ADE Financia 2016, aprobado por la Junta de Castilla y León, el coste de la financiación para autónomos y microempresas puede reducirse hasta los cero euros. Una línea específica impulsada por la Agencia de Innovación, Financiación e Internacionalización de la Junta de Castilla y León (ADE) contempla bonificaciones de hasta el 2,75 por ciento a proyectos de nueva creación, con condiciones especiales para proyectos del medio rural o referidos al emprendimiento social.

Nuevos productos financieros

A través del acuerdo sellado por Iberaval y ATA Castilla y León, los autónomos de la comunidad autónoma podrán acceder a dos productos novedosos.

El primero se refiere a operaciones de préstamo o crédito de hasta 20.000 euros, a devolver en un plazo máximo de cinco años y que podrán solicitarse en persona, vía internet o a través de cualquier entidad bancaria. Con el objetivo de rebajar trámites y agilizar procesos y tiempos, la documentación que se requerirá para que se estudie cada operación será, únicamente, DNI o NIF, última declaración de la Renta (IRPF) y la firma del expediente, mientras que para la aprobación se requerirán la declaración de bienes y la CIRBE (Central de Riesgos del Banco de España).

La segunda opción que aporta el convenio de ATA e Iberaval se refiere a préstamos o créditos de entre 20.000 y 50.000 euros, a devolver en plazos de entre 36 y 60 meses. El modo de acceder a la petición de fondos y la documentación requerida serán similares a los del otro producto.

El plazo de resolución de los trámites para la consecución del aval desde la presentación de la solicitud será mínimo, tal como se determina en el compromiso de agilidad previsto por Iberaval, que tiene como reto solventar ese proceso en apenas dos días, y lo cumple.

Al objetivo de propiciar rapidez en la resolución de expedientes que persigue el acuerdo, hay que sumar las mayores facilidades que proporciona en el acceso a financiación bancaria y el asesoramiento financiero adecuado.

La puerta para trabajadores por cuenta propia

En la actualidad, el 43% de los 23.100 socios de Iberaval son autónomos. Sólo durante 2015, Iberaval avaló a 615 negocios pilotados por trabajadores por cuenta propia, que formalizaron 33,2 millones de euros, lo que permitió el mantenimiento o creación de 1.100 empleos.

De manera que, la operación media respaldada a autónomos por parte de Iberaval se situó en 54.000 euros, a devolver en siete años. En cuanto al destino de las mismas, el 63% se dirigieron a inversión y el 37% restante a necesidades de tesorería o circulante.

Los autónomos cuentan con un riesgo vivo (importe pendiente de devolución) de 95 millones de euros sobre un total de 570 millones de euros, al cierre del pasado ejercicio.

Este convenio, según José Rolando Álvarez, presidente de Iberaval, «trata de eliminar las barreras críticas que los autónomos encuentran a la hora de acceder al crédito», y lo hace a partir de tres premisas: «reducir plazos de tramitación, evitar la carga administrativa y aportar los mejores precios del mercado posibles».

«En Castilla y León un 33% de autónomos no tienen acceso a financiación», asegura la presidenta de ATA Castilla y León, Soraya Mayo. En este sentido, Mayo señala que «es necesario trabajar para que el crédito sea más accesible con productos adaptados a las necesidades de los autónomos, como los que hoy presentamos con Iberaval: importe ajustado, agilidad en la tramitación y bajo interés».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos