ATA define a los autónomos como «motor del empleo» mientras critica a la Junta y alaba a Rajoy

Lorenzo Amor y Soraya Mayo./
Lorenzo Amor y Soraya Mayo.

Castilla y León ha perdido 2.397 trabajadores por cuenta propia en la legislatura, pero los supervivientes han generado 3.418 puestos de trabajo netos

ÁNGEL BLANCO ESCALONA

Los máximos responsables de la Federación de Autónomos ATA en Castilla y León, Soraya Mayo, y en España, Lorenzo Amor, han puesto en valor la figura del trabajador por cuenta propia como "motor del empleo" en una legislatura en la que "mientras el Régimen General de la Seguridad Social ha perdido 17.900 ocupados en Castilla y León, el de Autónomos ha ganado más de 3.400". "Si la comunidad vive una cierta recuperación económica es gracias a los autónomos", ha dicho Mayo, para quien "no es casualidad que el Gobierno haya contado con las asociaciones para impulsar medidas muy positivas para el colectivo, como la tarifa plana o el plan de pago a proveedores".

Por el contrario, la responsable regional de ATA ha arremetido contra la Junta al referirse a los Presupuestos de la comunidad para 2016, ya que de ellos se desprende que "los ciudadanos tendrán que seguir subvencionando a la patronal y los sindicatos con tres millones de euros que bien podrían servir para bonificar 10.000 cuotas a la Seguridad Social durante un año". "Esos fondos tendrían más utilidad si favorecieran el autoempleo en las zonas mineras, o completando el cheque innovación, que apenas recibe 200.000 euros", ha señalado.

Amor ha recordado que "uno de cada tres nuevos empleos los crean los autónomos y entre ellos hay cada vez más puestos indefinidos". "En la legislatura pasada España perdió 500.000 autónomos y esta va a ganar 230.000", ha comentado el dirigente de ATA, que sin embargo ha dicho que no es "optimista sobre la evolución de Castilla y León". "Quizá la crisis llegó más tarde y la recuperación también está tardando más, pero hay que reaccionar en base al diálogo", ha señalado antes de recordar que "tradicionalmente, en los meses de diciembre hay más bajas que altas".

En su intervención, Soraya Mayo ha querido "desmentir ciertos mitos y leyendas urbanas", como la que dice que "la mayoría de los autónomos que se crean son falsos, obligados por las empresas para contratar sus servicios". "La cifra de autónomos que son personas físicas sin asalariados ha disminuido en 9.200 personas en la legislatura y la de empleadores ha aumentado en 2.000", ha comentado. "Tampoco es cierto que haya una enorme rotación de negocios, ya que el 76% de los autónomos de la región tiene una permanencia de más de tres años y el 68%, de más de cinco; la rotación está en torno al 20%", ha añadido.

La responsable regional de ATA ha sostenido que "con más de 1.000 nuevos puestos de trabajo, en Valladolid los autónomos han generado casi más empleo directo que la automoción". En otro momento, ha demandado a la Junta que "se tome más en serio propuestas como la de favorecer el relevo generacional y la sucesión empresarial, ya que el 77% de los autónomos tienen más de 40 años y uno de cada tres, más de 55". "Se avecina una avalancha de jubilaciones en el colectivo".

El 86,7 % de los autónomos de la comunidad cotizan por base mínima de cotización, lo que redundará negativamente en sus futuras pensiones. Por más de tres veces la base mínima cotiza solo el 0,5% de los autónomos propiamente dichos (643 personas). "Hay muchos autónomos cotizando más por sus empleados que por ellos mismos y sus familias y con frecuencia se debe al desconocimiento", ha advertido Mayo.

En datos

Según el informe presentado por los directivos de ATA, entre diciembre de 2011 y hasta septiembre de 2015, el número de trabajadores autónomos personas físicas ha descendido en 7.162 personas en Castilla y León, al pasar de 138.585 a 131.423 personas Los autónomos persona física o autónomos propiamente dichos son el 64,8% del total de afiliados al RETA en la región (202.822 personas). Los autónomos societarios o persona jurídica son así el 35% del total regional (71.399 personas) y se han incrementado desde diciembre de 2011 en 4.765 personas, un 7,2% más. Es decir, en cuatro años, Castilla y León ha perdido 2.397 autónomos.

A pesar de este descenso en la cifra total de autónomos en la región, los trabajadores por cuenta propia han generado empleo por cuenta ajena en Castilla y León. En concreto, 3.418 empleos netos en cuatro años (2.397 autónomos menos pero 5.815 asalariados más en la región bajo el paraguas de los autónomos).

A septiembre de 2015, los autónomos persona física sin asalariados se han reducido en 9.241 personas en la región, hasta los 108.584, y suponen el 53,5% de los autónomos. Los que sí tienen empleados a su cargo en el mismo periodo crecieron el 10%, en 2.079 personas y suman 22.839 autónomos personas físicas (con asalariados).

Por sectores, el 55,8% de los autónomos propiamente dichos se dedican al sector servicios (73.326 personas), uno de cada cuatro autónomos persona física (28,3%) a la agricultura (37.129 personas), el 11,7% a la construcción y el 4,2% a la industria. 6.251 autónomos simultanea su actividad con otra por cuenta ajena en Castilla y León (pluriactividad), 237 menos que hace cuatro años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos