Mutua Madrid Open

Nadal, sin sensaciones «superpositivas» para su debut

Rafa Nadal, durante un entrenamiento. / Foto: Efe | Vídeo: Atlas

El español realizó su primera rueda de prensa en Madrid, tras posponerla dos veces, y reconoció no ser muy optimista antes de su estreno este miércoles

ENRIC GARDINERMadrid

Tras dos días de conferencias pospuestas, Rafael Nadal atendió a los medios de comunicación en el Masters 1.000 de Madrid y reconoció estar recuperándose de un virus estomacal que no le permite tener «sensaciones superpositivas» a un día de su debut en la arcilla madrileña.

«Había sido una semana positiva», arrancó el español que cayó en semifinales de Montecarlo y Barcelona y que llevaba ya varios días en Madrid entrenando y adaptándose a las condiciones de altura que no existen en ningún otro torneo de la gira de arcilla europea. «Entrené bien y me sentía bien, hasta que el domingo me levanté con un virus en la barriga», reconoció el balear.

Nadal, pese a este inconveniente, estuvo presente en la fotografía que los participantes se tomaron con David Ferrer en la pista Manolo Santana como motivo de la retirada del alicantino. «Vine para hacerme la foto con David, pero me tuve que ir al hotel. Entrené el lunes y este martes, pero tengo sensaciones que no son superpositivas a nivel corporal», aseguró el número dos del mundo.

Nadal, a sus 32 años, aterriza en el polvo de ladrillo madrileño sin ningún título en su cinturón en lo que va de 2019. A las eliminaciones ya mencionados en sus fortines de Montecarlo y Barcelona hay que sumar la final del Abierto de Australia, unas semifinales en Indian Wells y una temprana caída en Acapulco. Un bagaje que requiere de un punto de inflexión en la capital española antes del asalto a Roma y París.

«Ojalá hubiera llegado con cuatro »títulos«, pero esto no me mete más presión. Sé lo que ha ocurrido en estos dieciocho meses. Cosas físicas. Veo avances positivos. Barcelona, por ejemplo, lo fue por cómo entrené y por cómo me encontré. Creo que estoy en el buen camino», afirmó el cinco veces campeón del torneo que este miércoles retornará a la competición contra el canadiense Felix Auger-Aliassime, verdugo de su compatriota Denis Shapovalov.

«Mis sensaciones son ahora mejores que antes de empezar Montecarlo. Juego contra un joven que ha tenido buenos resultados. Tengo que estar con la energía adecuada y jugar bien», reflexionó un Nadal que defiende los cuartos de final del año pasado, cuando cayó con el austríaco Dominic Thiem, y que nunca se ha medido con Auger-Aliassime.

Fuera del ámbito puramente deportivo, Nadal fue cuestionado por la igualdad para hombres y mujeres en los premios en los torneos, tema por el que fue criticado por la tenista Paula Ormaechea hace unas semanas.

«Qué más quiero yo que los hombres y las mujeres tengan los mismos derechos. En algunos aspectos los hombres ganarán más y en otros las mujeres. Se tiene que ganar más por la calidad de tu trabajo», incidió Nadal.