Triatlón

Esther Gómez arrolla en el Triatlón Ciudad de Valladolid

La vallisoletana Esther Gómez llega a la meta del Triatlón Ciudad de Valladolid. /A. Mingueza
La vallisoletana Esther Gómez llega a la meta del Triatlón Ciudad de Valladolid. / A. Mingueza

Los 335 triatletas nadaron 750 metros, pedalearon en bicicleta 20 kilómetros y corrieron a pie otros cinco

Damián moreno
DAMIÁN MORENOValladolid

Jornada para el recuerdo y que no va a olvidar fácilmente Esther Gómez. Y es que la vallisoletana pasó por encima de todas sus rivales para hacerse con el Triatlón Ciudad de Valladolid en su 21ª edición. En realidad, no es que pasase por encima del resto de competidoras, sino que desde la salida a nado, su punto fuerte es el agua, cogió un ritmo imparable y dominó todos los segmentos en solitario. Nadie pudo seguirla. Ni siquiera acercarse. Sara Regidor y Alba Álvarez completaron el podio junto a la de Valladolid. «Llevo viendo este triatlón desde pequeña, siempre que he tenido la oportunidad he competido en él y al final me ha tocado a mí ganarlo», reconocía sonriente Gómez nada más terminar. Y es que la victoria sabe mejor en casa, con su público detrás, empujando. «Es mucho más fácil cuando te están animando porque parece que cuesta menos. Mi baza era romper la carrera desde el principio y ha salido bien».

En masculino, todo más apretado

En la categoría masculina todo se resolvió prácticamente al final. Fue a pie donde se decidió el primer puesto. Y es que en pruebas como esta, donde la diferencia es mínima, la experiencia puede ser diferencial. En el caso del ganador de esta edición seguro que tuvo algo que ver. Luis Miguel Sánchez Rosado se hizo con la victoria, la segunda consecutiva y la tercera en cuatro años en este Ciudad de Valladolid. Antón Ruanova y Mikel Ibergallartu fueron segundo y tercero, respectivamente. «Esta es mi ciudad talismán. He venido seis años y siempre he logrado grandes resultados», afirmaba el madrileño. «He perdido tiempo en la salida pero me he acercado a Antón en la transición y en la bici hemos abierto hueco. Luego nos la hemos jugado a pie. Esta foto del podio la voy a enmarcar, desde que empecé en el triatlón Antón es una gran referencia para mí».

Luis Miguel Sánchez Rosado, vencedor en la categoría masculina.
Luis Miguel Sánchez Rosado, vencedor en la categoría masculina. / A. Mingueza

En la clasificación por escuadras, en femenino se llevó el oro la Escuela de Triatlón de Valladolid, la plata fue para el Atalanta y el bronce para el Athomsport. En hombres, el primer puesto del cajón fue para el equipo de Luis Miguel Sánchez, el ANB Triatlón Team Portugaletekoa, la segunda posición recayó en el Deporama Joven Triatlón Soriano y la tercera en el IMD Segovia.

Un día para disfrutar

Sin un excesivo calor, la mañana venía como anillo al dedo para disputar la carrera. El cielo estaba despejado, el agua del Pisuerga se encontraba en buenas condiciones y la temperatura rondaba los 24 grados. Muchos curiosos se acercaban al vallado que delimitaba el recorrido en la zona de Isabel la Católica para ver pasar a los participantes. Otros, ya desde el inicio, esperaban desde el puente de Poniente para ver la primera salida, la de las chicas. Siete minutos después, a las 10:17 horas, fue el turno de la categoría masculina.

Los últimos en salir fueron los no federados. En total 335 deportistas para los que, en muchos casos, lo más importante no era cuándo llegaban, sino simplemente llegar.

Se veían rostros de felicidad en familiares y amigos cuando una hija, un novio o una nieta cruzaban la meta. Algunos incluso tenían tiempo de saludar cuando pasaban cerca de sus conocidos. Había bomberos de profesión, primerizos en esto de la competición e incluso parejas, que llegaban a meta juntos y lo celebraban con besos ante el deleite de los allí presentes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos