Atletismo

«No hay que picarse con los atletas africanos, voy al Mundial a aprender»

Vicente Viciosa posa en las pistas de Río Esgueva. /Gabtriel Villamil
Vicente Viciosa posa en las pistas de Río Esgueva. / Gabtriel Villamil

Vicente Viciosa acude al Mundial júnior de Cross en Dinamarca

Miguel Ángel Pindado
MIGUEL ÁNGEL PINDADOValladolid

El próximo sábado día 30 de marzo, la localidad danesa de Aarhus será el escenario elegido donde se celebrará el Mundial de Cross. Vicente Viciosa se ganó una plaza para esta competición con el título de Castilla León sub-20, un tercer puesto en el campeonato de España de cross por equipos en Linares y un cuarto en el Campeonato de España individual de Cáceres. Y es que Vicente, un chico normal de su edad al que le gustan los ordenadores, entrena, estudia y ayuda en las tareas domésticas –como no podía ser de otra forma en una casa con siete hermanos–, tiene tras de sí una historia de superación increíble tras sufrir una rotura de rótula.

–¿Qué le supone el atletismo?

–Es una pasión, lo amo pese que a la vez exige mucho esfuerzo, pero disfruto con el atletismo.

–Comenzó el año con el título regional y 2019 va muy bien.

–Sí que ha sido una buena temporada, venía muy bien preparado y me he sentido con fuerzas en todas las carreras, sobre todo después de un año en el dique seco por culpa de una grave lesión.

–¿Como fue romperse la rótula?

–Estaba en el verano de 2017 en una excursión por la montaña y di un par de saltos. En uno de ellos, algún gesto debí hacer mal porque me partí la rótula. Y seguimos subiendo la montaña, pero luego al bajar ya me fue imposible.

–Y pasó por el quirófano.

–Sí, me operó el doctor José María Lomo y me dejó como nuevo, pero hasta el verano del año pasado no comence a entrenar. Sin lugar a dudas la rehabilitación me ayudó muchísimo. Fueron muchas horas de ejercicios, pero cuando comencé a entrenar, hora y media diaria, me sentí con fuerzas, creí en mis posibilidades y así se demostró en algunas carreras.

–¿Sorprendió a todos, pero se sorprendió usted también, porque hasta la fecha no había tenido grandes resultados?

–Mucha gente se sorprendió solo de verme correr después de la lesión. Personalmente veía día a día y poco a poco que podía llegar cada vez más lejos.

–Y ahora se ha convertido en el primer internacional mundialista de la familia, por detrás de su padre Isaac por supuesto.

–Si, es curioso que mi primera vez como internacional vaya a ser en un Mundial. Ángela ya estuvo en un Europeo de categorías escolares, pero en un Mundial soy el primero.

–Correr con los africanos en cross parece inútil.

–Tengo que evitar picarme con los africanos y tener como referencia a algún español, voy a aprender y luego si las fuerzas lo permiten... He visto el circuito y se adapta a mis características, me gustan las cuestan.

–¿Cuáles son sus aspiraciones en este Mundial y más adelante?

–Ser el primer español y a partir de ahí, disfrutar del Mundial. A lo mejor entrar el 30 es muy bueno, per lo más importante es aprender y comprobar el nivel de los rivales. Después está el Europeo de pista para el que tengo que hacer marca en los 3.000 obstáculos o en los 1.500.

Este miércoles, Vicente vivirá su primer viaje internacional. El sábado participará por primera vez en un Mundial júnior. Una de sus frases favoritas es «un esfuerzo total es una victoria completa». Seguro que Vicente lo dará todo en Aarhus. Por él mismo y por la familia.