El juez investiga por supuesto pucherazo electoral a la cúpula del piragüismo en Valladolid

Trofeo Internacional K-4 Ciudad de Valladolid/Gabriel Villamil
Trofeo Internacional K-4 Ciudad de Valladolid / Gabriel Villamil

El Club Cisne denuncia una trama dentro de la Federación de Castilla y León «para perpetuarse en el poder y lucrarse personalmente»

M. J. P. Y C. R. CABRILLOValladolid

La supuesta manipulación del censo para las elecciones de 2016 a la presidencia de la Federación de Castilla y León de Piragüismo ha saltado de los tribunales deportivos a los judiciales. El Juzgado de Instrucción 4 de Valladolid investiga desde hace semanas la denuncia planteada por integrantes del Club Deportivo Cisne de Valladolid sobre una presunta trama dentro de la federación regional «cuyo objetivo es el de perpetuarse en el poder y el lucro personal de los actores principales», según expone el texto de la denuncia, en la que se apunta a «un fraude destinado a que la dirección de la federación quede siempre en las mismas manos». Para ello, se indica, se han utilizado «ciertas tácticas que son moralmente reprochables, como la creación de clubes fantasma, y otras que podrían constituir delitos de falsedad documental, usurpación del estado civil y fraude electoral». Tras este controvertido proceso electoral salió reelegido presidente de la Federación de Piragüismo de Castilla y León el zamorano Alberto Amigo Sánchez.

El juez instructor ha admitido a trámite la denuncia de quienes consideran que existió un fraude y ha abierto diligencias. Ya han pasado a declarar varios testigos, entre ellos, la esposa de uno de los supuestos votantes del censo quien, al parecer, se encontraba en la UCI por una intervención del corazón. Posteriormente, falleció.

Según la Fiscalía, las declaraciones de estos testigos tienen suficiente credibilidad como para continuar con la investigación. En su escrito al juzgado, el ministerio público indica que «estas personas figuran como tomando parte en actos que realmente no han realizado y apuntan a que se pudieron manipular sus datos (...) En definitiva, podemos encontrarnos ante una falsedad». Pide, además, que se aporte copia de todo el proceso electoral, censos, documentación, actas y resultados obtenidos», unas diligencias que han sido ordenadas por el juez en una providencia fechada el pasado 16 de abril.

El próximo en declarar será uno de los directivos de la federación provincial, que ha sido citado por el juzgado para el 5 de junio, en calidad de investigado. Este periódico se puso en contacto con este dirigente, que declinó realizar declaraciones. También se contactó con el presidente de la Real Federación Española de Piragüismo, el medallista zamorano Juan José Román Mangas, quien, aunque reconoció «haber oido hablar» de la denuncia, manifestó que «es un asunto de competencia territorial».

Según explicó uno de los denunciantes, Pablo López, piragüista del Club Deportivo Cisne de Valladolid, habrían empezado a detectarse anomalías desde 1996, pero no ha sido hasta 2016 cuando se han conseguido pruebas «de que el censo de Valladolid había sido manipulado, introduciendo en los listados a personas que no reman y que incluso hasta desconocían tener ficha, así como la creación de clubes fantasma». López explicó que «en este deporte nos conocemos todos y rápidamente conseguimos contactar con alguna de las personas que figuraban en el censo y que no conocíamos. Ellas nos comentaron que no sabían por qué figuraban allí, pues no habían practicado piragüismo jamás».

Cursos

Cuando esta situación se denunció ante la federación, señala que se les indicó que estas personas estaban en las listas porque habían realizado unos cursos de piragüismo y esa documentación estaba registrada en la Fundación Municipal de Deportes. «Sin embargo, los nombres no coincidían. Esto se denunció a las autoridades deportivas, pero finalmente la elección siguió su curso», explicó López.

Para las elecciones a la asamblea de la federación regional, que se celebraron el 1 de junio en Valladolid la circunscripción de aquí contaba con 96 personas con derecho a voto en el censo electoral del estamento de deportistas. Dentro de dicho censo existen también estamentos de clubes, de técnicos y de árbitros.

Según el reglamento, para integrar el censo como deportistas hay que tener más de 16 años, la licencia en vigor del año anterior y el presente y haber participado en alguna competición oficial o actividad federada en 2015. Al comparar la información del censo electoral con la de las competiciones celebradas en 2015, se descubrió que, de los 96 censados, casi la mitad no había participado en competiciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos