Rubén González y Aroa Laguna ganan la VI Media Maratón El Norte de Castilla Ciudad de Palencia

El ganador, Rubén González Encinar, cruza la línea de meta. /
El ganador, Rubén González Encinar, cruza la línea de meta.

El atleta vallisoletano ha protagonizado una gran remontada, superando a David Valentín pasado el kilómetro 17, y la corredora cántabra ha dominado desde el principio la prueba

RICARDO SÁNCHEZ RICO

El circuito estrenaba homologación por parte de la Real Federación Española de Atletismo, quería lucir palmito y el tiempo se puso de su parte, con una mañana de noviembre muy soleada, apta al máximo para el atletismo. Además, la prueba brilló en su desarrollo como el sol en las calles de Palencia, con un corredor que fue de menos a más y que escenificó a la perfección la grandeza de este esforzado deporte. Rubén González Encinar, corredor vallisoletano del RCR-12, corrió de forma marcial, como buen militar que es, e inasequible al desaliento, siguió y siguió hasta neutralizar a su enemigo y el otro gran protagonista de la VIMedia Maratón El Norte de Castilla Ciudad de Palencia, el atleta segoviano David Valentín Aragón, del Vino de Toro Caja Rural, que fue el dominador durante buena parte de la misma y que al final se quedó con el amargor del segundo puesto.

MÁS FOTOS

La prueba, en la que figuraban inscritos un total de 924 atletas, el 80% de ellos de provincias limítrofes y de comunidades como Cantabria, País Vasco o Madrid, la organizaba El Norte de Castilla junto con el Ayuntamiento de Palencia y con el Patronato Municipal de Deportes, y contó con el patrocinio de Grupo Siro, Clece y BMW Ayrsa, y con la colaboración de Deportes Artiza, Prosol y el Club de Atletismo Cuatro Cantones. Y a las 11:03 horas daba comienzo, después de que el director general del periódico, Ángel de las Heras, diese el pistoletazo de salida en la calle San Antonio, unos metros más atrás que en ediciones pasadas para que los 21,097 kilómetros de la media maratón se cumpliesen a rajatabla.

Rápidamente, un grupo de cinco corredores se situaba en cabeza, con David Valentín y el palentino Javier Sangrador Fernández, del Atletillas y Derivados, tirando del grupo, y con José Manso Crespo, del Bikila; Jesús Javier Marqués, del Librería Z-Dos, y Pepe Casado Hidalgo, del Alija Mesón Don Enrique, siguiendo su ritmo. Poco duró la compactación de estos cinco corredores, pues ya superada por primera vez la avenida de Castilla, girando hacia el Puente de Hierro, David Valentín y Javier Sangrador iban cogiendo distancia, de forma que en el kilómetro 3 de la prueba ya marchaban solos. Y así superaron los kilómetros 4 y 5, si bien en este último punto, donde estaba el primer avituallamiento, la subida del Camino de la Torrecilla se le hizo muy larga a Sangrador y David Valentín comenzó a cogerle metros. En el kilómetro 6 ya corría solo David Valentín, su cara hierática contrastaba con la de sufrimiento del palentino Javier Sangrador, que se veía rebasado en ese punto por Rubén González Encinar, quien había dado caza a Manso, Marqués y Casado y les había superado.

Rubén González Encinar, militar del Regimiento de Caballería de Reconocimiento Farnesio 12, con base en Santovenia de Pisuerga, en Valladolid, desde luego parecía ir sobre una montura, si bien el ritmo de David Valentín era también muy bueno. En esas posiciones siguieron ambos atletas durante los kilómetros posteriores, y así cruzaron por vez primera bajo el arco de meta, con un tiempo en la primera vuelta para David Valentín de 35:36, mientras que Rubén González marcaba 36:02 en ese punto. Tercero era todavía el palentino Javier Sangrador; cuarto, José Manso; quinto Jesús Marqués y sexto, Pepe Casado. En categoría femenina, la cántabra Aroa Laguna, del Selaya Reparte, era primera, con Elena Olea, del Atalanta, segunda, y Yolanda Velado, tercera.

Entre el kilómetro 14 y 15 de la carrera se percibía el bajón de David Valentín, que tardó 4:18 en cubrir los mil metros. La sombra de Rubén González Encinar era ya alargada, su silueta se le venía encima al del Vino de Toro Caja Rural, hasta que, en el kilómetro 17 la diferencia se había reducido a solo siete segundos. Uno iba de más a menos, y el otro, de menos a más. No completó ya el atleta de Olombrada David Valentín el siguiente kilómetro como cabeza de la media maratón. Hacia la mitad del kilómetro 17, a la altura visual de La Lanera, Rubén González se colocaba a su altura y, acto seguido, le superaba sin dificultad, de forma que enfilaba solo hacia la Plaza de España, después hacia la avenida de Modesto Lafuente, la rotonda de la Huerta de Guadián y el Paseo del Salón, puntos novedosos este año en el circuito.

Ya en la Calle Mayor, González se sentía ganador. En el Ejército sí hay dolor, por mucho que se diga. Los brazos ya se le entumecían al vallisoletano, que aprovechaba la zancada para bajar por un momento los brazos y dejarlos como muertos, liberando tensión. Detrás marchaba David Valentín, que a esas alturas daba ya por entregada la victoria, dosificándose para que su gesta no le pasase factura y perdiese al final el segundo puesto. Finalmente, el atleta vallisoletano del RCR-12 se imponía en la meta de la calle San Antonio con un tiempo de 1:12:46, seguido de David Valentín, que paró el crono en 1:13:25, y de José Manso Crespo, con 1:16:56. Cuarto fue el palentino Javier Sangrador (1:17:25), y quinto, Jesús Javier Marqués, con 1:18:00. En categoría femenina, la ganadora fue Aroa Laguna Sastre, del Selaya Reparte, que marcó en la meta un tiempo de 1:28:10, seguida de Elena Olea Martín, con 1:31:11, y de Aurora Jiménez, del Ecosport, con 1:34:52.