Fútbol

Tebas cree que en «14 o 16 meses» la 'Operación Oikos' estará en un tribunal

Javier Tebas, presidente de LaLiga, durante el acto. / Foto: Efe | Vídeo: Europa Press

El mandatario de LaLiga dice no estar sorprendido porque llevaban «años trabajando» y ve «cierta omertá entre los jugadores, porque esto se pararía si desde el primer momento en los vestuarios se denunciara«

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENMadrid

Javier Tebas participó en el Foro Nueva Economía junto a Jaume Roures, su «socio estratégico fundamental» de Mediapro, y aunque su idea era hablar de los retos económicos que tiene Laliga por delante -«se están tomando decisiones peligrosas en ciertos ámbitos para una industria que genera 1,37 del PIB»- no pudo dejar de referirse a la 'Operación Oikos', la trama de amaños de partidos desarticulada en la que Carlos Aranda ejercía de cabecilla junto a Raúl Bravo. «No es un tema que me ha sorprendido porque llevamos 9 años trabajando en la eliminación de esta lacra, investigando y la Laliga ha denunciado casos parecidos, pero las leyes no nos permitían ir más lejos porque no era suficiente. Ahora con el cambio de ley de 2015 que aumentó las penas se ha mejorado. Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado trabajan con el departamento de integridad de Laliga desde hace un año para limpiar esta parte pequeña que perjudica al fútbol y a los patrocinadores que invierten en el progreso del fútbol en España. El modus operandi, que son las apuestas, tampoco nos ha sorprendido. Tenemos dos procedimientos pendientes (en relación al Levante-Zaragoza y el Osasuna-Betis). Hace daño al fútbol pero ya lo hemos eliminado y hay que curarlo», lamentó antes de destacar los avances de los últimos años en esta materia.

Entre ellos una medida tomada por la Federación Española de Fútbol (FEF), con la que espera firmar el convenio de colaboración la próxima semana aunque pugnará en los juzgados por los partidos de lunes y viernes. «La suspensión cautelar por parte de la FEF a Iñigo López es bastante importante», reconoció. Así, hizo una comparativa respecto al Levante-Zaragoza, que se empezará a juzgar en Valencia en septiembre, o el Betis-Osasuna, del que dijo saber «la verdad real de lo que pasó porque me la contaron los jugadores y ahora falta la verdad judicial», insistió. Así Tebas cree que «no va a ser como el Levante-Zaragoza al que le va a llevar 5 años. Yo creo que (la Operación Oikos) en 14-16 meses estará en un tribunal», vaticinó antes de recordar que ahora habrá una segunda fase en la que se recogerá más información a los investigados.

Tebas cree que aunque el asunto ha mejorado en esta década es necesario que haya falta más denuncias por parte de los propios futbolistas: «Hay cierta omertá entre los jugadores, porque esto se pararía si desde el primer momento en los vestuarios se denunciara». Y es que volvió a insistir como días atrás que «Aranda era un pájaro que vigilábamos desde hace tiempo, le pusimos un detective a seguirle un mes«, en relación a la época del futbolista en Zaragoza o Las Palmas.

«Más cómodo» con Villar

En el turno de preguntas le preguntaron por su relación con la Federación y no ocultó que estaba «más cómodo» con Ángel Maria Villar porque «peleó por el real decreto pidiendo lo que consideraba que era suyo» después «respetó» lo firmado, «algo que ahora no pasa». De hecho, anunció que «con la FEF terminaremos en los tribunales (por los horarios de los partidos ya que el convenio de colaboración se firmará en unos días) porque no puede ser que pretendan tener competencias que son de la Liga», dijo Tebas.

Además destacó lo perjudicial que podría ser para la mayoría de los clubes de LaLiga la nueva Superliga Europea que pretende impulsar la ECA para 2024 de la mano de UEFA.

«Es gravísima que se quiera hacer una nueva liga europea y debemos evitarlo porque bajarían los ingresos de nuestra competición entre un 35% y un 70%, calculamos que unos 500 millones de euros. No hay más dinero de los derechos audiovisuales de la televisiones y, si hay liga europea, las ligas nacionales se morirán bajando los sueldos de los jugadores que no participen en la Súperliga europea. Ese dinero se repartiría solo entre los 4 que participen en ella», explicó antes de avanzar que está convencido que ese formato no saldrá adelante porque de lo contrario debería irse. «Si yo no confiase en que vamos a derrotar ese modelo habría dejado de ser presidente de la Liga. No podría estar con un modelo que se va a estropear al fútbol español. Amortajaria el muerto y me iría. No tendría la cara de decirle a los presidentes que se juegan los patrimonios como Roig que eso es bueno. Habría dimitido si pensase que no lo vamos a conseguir. El día que dimita será que vamos a perder esa lucha».