Marchena, otra vez para lo que haga falta por la estrella

Carlos Marchena./Afp
Carlos Marchena. / Afp

El sevillano, que saltó al campo en 2010 para evitar que Holanda marcase en plena celebración del gol de Iniesta, asume «ilusionado» su rol de enlace con los jugadores

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENEnviado especial a Krasnodar

«La gente no se dio cuenta porque el foco era Andrés, nadie estaba mirando, pero yo sabía muy bien lo que había hecho», rememora con una sonrisa Carlos Marchena, nuevo enlace del cuerpo técnico de Fernando Hierro con la plantilla de la selección, cuando confiesa su 'travesura' de Sudáfrica. En el mismo momento que hace 8 años en el Soccer City todos los jugadores, los otros 21, corrieron a abrazarse con Andrés Iniesta en la esquina del córner, fuera del campo, el central saltó al césped desde el banquillo y se fue directo al círculo central. Y allí se colocó. Mientras los demás gritaban y abrazaban al manchego que lucía su camiseta homenaje a Dani Jarque. Se puso sólo delante de los holandeses, dispuesto a que no sacaran rápido para conseguir el empate... porque los futbolistas españoles estaban fuera del terreno de juego.

«No sé por qué me dio por reaccionar así, muchas veces me veo en los partidos que jugaba y no me reconozco. Tengo ese gen ganador, competitivo que a veces me sorprende a mí mismo y hay momentos que actúo de manera diferente al resto», explica en un encuentro informal con periodistas en Krasnodar. Se jugaba la roja, no estaba autorizado por Howard Webb a entrar al campo. «Viene un poco por haber jugado mucho tiempo en la calle: sin árbitros y sin nada... La típica de sacar rápido y te la hacían. Y se me pasó por la cabeza: 'después de tantos años, nunca hemos sido campeones del mundo, ¿Ahora nos van a hacer esto?'», explica sobre un partido en el que Holanda había devuelto, antes de la prórroga, una pelota como gesto de Fair Play.... disparando a puerta y obligando a Iker Casillas a tocarla para enviar a córner el disparo de Mathijsen.

Eso, y su cultura de futbolista al que la calle le hizo ser muy vivo, puso en alerta al Padre, que estuvo 57 partido sin perder con España entre 2008 y 2010, al que siempre le quedará «la pena» de no aparecer en ninguna celebración con Iniesta con todos.

«Todo por el equipo»

«Cada uno juega su papel en el equipo y cada uno suma algo distinto». Así fue siempre Carlos Marchena: todo por el equipo. Ya fuera jugando, como mariscal en la Euro 2008, o desde el banquillo en el Mundial de Sudáfrica. Ahora ha sido reclutado de manera urgente para hacer la labor que venía desarrollando Hierro hasta que sucedió la salida de Lopetegui. Luis Rubiales pidió su cesión al Sevilla, donde trabaja desde hace unos meses en la dirección deportiva junto a Joaquín Caparrós. Una función «de enlace entre la federación, el cuerpo técnico y los jugadores, cuidarlos en todo momento y transmitir otro punto de vista desde fuera», explicó Marchena, que no dudó en confesar que fue «sorprendido (por la llamada)». Su club dijo sí al préstamo y él cogió dos vuelos para saltar del Sánchez Pizjuán al Fischt Stadium de Sochi. «El equipo que se ha llevado una situación extraña, porque ha sido un revés. Pero, me encuentro un grupo maduro, un equipo que sabe a lo que viene, que sabe lo que tiene entre manos y sabe la responsabilidad que tiene con casi 50 millones de españoles».

«Al final somos personas y todo movimiento extraño te sorprende. Pero, estos chavales llevan cuatro años preparando un Mundial, no se sabe si vas a poder repetir este momento y lo mas importante es el fútbol nacional y la ilusión que tenemos que transmitir a los españoles. Cuando vienen situaciones complicadas, o te unes o se rompe la familia, se ha optado por unirse más, por estar más comprometidos si cabe y anteponer el momento tan crucial que es disfrutar de un Mundial», reconoce un Marchena explicó que ya ha hablado con los jugadores, con algunos de los cuales coincidió él mismo sobre el campo (Reina, Ramos, Piqué, Busquets, Silva o Iniesta) y «creo que tanto ellos como yo nos encontramos muy a gusto. e hablado con ellos, he estado cercano. Hablamos el mismo idioma».

Apoyando a De Gea

Carlos Marchena no oculta que, con lo sucedido, «la familia se ha unido más» con todo lo sucedido. «Cuando vienen situaciones complicadas o te unes o se rompe la familia. Se ha optado por unirse más, por estar más comprometido si cabe y por anteponer el momento tan crucial en el que estamos», explica. Algo similar sucede con las críticas a David de Gea tras el fallo en el 2-1. «Como decía el maestro Luis Aragonés, De Gea tiene las espaldas anchas, lleva mucho tiempo jugando y tiene mucha experiencia, todos sabemos que accidentes pueden pasar. Desde ahí David es un porterazo, es uno de los nuestros y tiene toda la confianza del grupo y el entrenador para que se encuentre bien y disfrute del Mundial».

Se muestra confiado en que el equipo puede llegar lejos y, avisa, entre risas, que si pasa algo similar como aquel 11 de julio de 2010 en Sudáfrica... «Sería capaz de repetirlo el próximo 15 de julio». Por todo eso le han reclamado, aunque para mucho en la Federación seguirá siendo: 'El único que no celebró el gol de Iniesta'.

 

Fotos

Vídeos