Las lesiones dejan al Palencia Cristo sin extremo derecho

Javi Bueno, antes de lesionarse, intenta superar a Checa por la banda, en el partido disputado en La Balastera el pasado domingo./MARTA MORAS
Javi Bueno, antes de lesionarse, intenta superar a Checa por la banda, en el partido disputado en La Balastera el pasado domingo. / MARTA MORAS

«Tendremos que probar a otro futbolista de la plantilla, sabiendo que hará lo que pueda porque no es su sitio», señala el técnico Rubén Gala

Esther Bengoechea
ESTHER BENGOECHEAPalencia

Corría el minuto 27 de partido y Javi Bueno, después de un encontronazo con un rival del Almazán, notó un pinchazo en el aductor. No lo dudó ni un segundo e inmediatamente pidió el cambio. «Nunca había tenido ese tipo de lesión, pero en el Zamora, que ha estado dos años, casi no ha jugado. Ahora está entrando todos los días y al final el ritmo de competición pues no lo traía, y ahora pues está sobrecargado», señala Rubén Gala, que no para de hacer esquemas mentales en su cabeza.

Zubi es el extremo derecho natural en el Palencia Cristo. Su pericarditis, que lo mantendrá alejado de los terrenos de juego varios meses, obligó a Gala a poner a Javi Bueno en esa posición en los últimos encuentros. «Javi Bueno estaba jugando ahora en esa posición, los dos últimos partidos estuvo ahí y rindió a muy buen nivel. Él ya había jugado de extremo izquierdo en su otra etapa en el Cristo, con Lolo en el banquillo», afirma Gala.

«Tanto Zubi como Javi Bueno son dos bajas muy importantes porque los dos estaban entrando en el once titular y ambos estaban en muy buen estado de forma, y nos trastoca la plantilla sobre todo a nivel competitivo», reconoce.

Ahora, el Palencia Cristo tendrá que buscar otro jugador para jugar de extremo derecho durante un mes, como mínimo. «Javi Bueno estaba rindiendo muy bien, esperemos pueda volver dentro de quince días o de un mes. Con el aductor hay que empezar poco a poco, pero hay que recuperar bien para que no vuelva a pasar», señala Gala, sabedor de que las prisas nunca fueron buenas.

Tetris

Ya el pasado domingo ante el conjunto soriano, la lesión de Javi Bueno modificó el tetris futbolístico del Palencia Cristo, ya que Edu ocupó la posición de extremo derecho, mientras que Adrián Pérez se situó de mediocentro. «Sí, puse a Edu en la banda para ver cómo se desenvolvía allí, aunque sea más media punta. Tanto Alvarito, como Adrián y Edu son más de banda izquierda, con perfiles parecidos, pero tendremos que mover a Adrián o a Edu a banda derecha. Hay que probar a otro jugador, sabiendo que hará lo que pueda porque no es su sitio», advierte el entrenador palestino.

El Palencia Cristo Atlético se encuentra actualmente en la novena posición de la tabla, aunque solo haya perdido un partido desde que comenzase la pretemporada. «Todavía no he visto un equipo en el campo que haya sido superior a nosotros, pero luego tenemos que sacar los puntos, claro. La plantilla está contenta porque hacemos un juego combinativo y participamos con el balón», reconoce.

Entrenamiento para suplir la carencia de gol

Una de las cosas que quedó bastante clara en el encuentro del pasado domingo ante el Almazán es que al Palencia Cristo Atlético le falta un delantero puro, con más olfato goleador, porque lo único que le faltó ante el conjunto soriano fue marcar un tanto. «Los nueves son muy costosos, todos piden dinero. Cuando salimos al mercado en verano, no podíamos acceder a ninguno, entonces una de las opciones fue Fraile que, yo no le veo realmente como delantero puro, pero nos está dando buen resultado y estamos muy contentos con su trabajo día a día», afirma el técnico del Palencia Cristo, Rubén Gala.

«El equipo necesitaría también a otro delantero más contrastado, pero solo le tenemos a él, a Fraile, porque Edu Vallecillo es media punta y estamos viendo que no se desenvuelve en esa posición», analizó Gala.

Vallecillo, como titular, y Fraile jugaron el encuentro ante el Almazán, que concluyó sin goles, después de que los visitantes se cerrasen atrás y los morados no encontrasen la forma de superar la férrea defensa, que vino a Palencia a sumar un punto y, si lograban una contra buena, puede que tres.

«El equipo tiene que tirar con lo que tiene, que no lo estamos haciendo nada mal y trabajamos mucho y muy compenetrados todos. Estamos entrenando mucho para conseguir el gol, para lograr el remate, porque nos estamos dando cuenta de nuestras carencias, aunque creo que el gol se nace con ello», concluye Rubén Gala.

Este sábado, sin extremo derecho, visita a la Gimnástica Segoviana. «Vamos a ir a Segovia a ganar el partido, si no no nos montaríamos en el autobús. Es cierto que el rival es de los que mejor fútbol hace de la categoría porque realiza un juego muy combinativo y con mucha rapidez entre líneas. Preveo un partido igualado y tenemos que intentar tener el balón porque es un rival muy complicado», concluye.