El CD La Granja seguirá en Tercera

Los jugadores del conjunto granjeño arroparon a Mario en su despedida./Antonio de Torre
Los jugadores del conjunto granjeño arroparon a Mario en su despedida. / Antonio de Torre

El conjunto que entrena Diego Yepes empata frente al Almazán y certifica su salvación en un partido con mucho sufrimiento

Fernando Arconada
FERNANDO ARCONADAReal Sitio de San Ildefonso

Ya puede respirar tranquilo, coger aire, soltarlo pausadamente, quitarse el nudo de la corbata si aprieta mucho, besar el campo, abrazarse al compañero, al de al lado, hasta cantar la canción que representó a España en Eurovisión cambiando la letra (La Granja se salvó, se salvó....)... Y es que el conjunto granjeño seguirá en Tercera División. Ese era el deseo de Mario, jugador del conjunto granjeño que hace unos días anunció su retirada, quería irse por la puerta grande, dejando al equipo en Tercera. Lo ha conseguido, él y el resto de sus compañeros.

Ha costado, sí;ha sufrido, también, hasta el último momento, hasta que el árbitro no ha pitado el final del partido (el Almazán llegó a hacer su partido y sobre todo, a competir), muy pendiente (lo que tienen las nuevas tecnologías) del resultado de otros campos, sobre todo de lo que sucedía en Cebreros. Por más que se quisiese pensar solo en lo que sucedía en el terreno de juego de El Hospital, era inevitable el preguntar al que tenía un teléfono móvil en la grada.

Tras el pasillo de homenaje a Mario (los jugadores llevaban también una camiseta con un mensaje de ánimo para su compañero David), fue el Almazán el que pareció salir más metido en el partido, que comenzó con unos minutos de adelanto sobre el horario previsto. Diego Yepes, que volvía al banquillo ya libre de su condena (sanción) reclamaba a los jugadores que salieran fuertes de inicio, aunque ese mensaje pareció que en un principio lo recogieron los jugadores del Almazán, que rondaban con peligro la portería defendida por Loren. Anda que no tenía ganas de sentarse en el banquillo, poder dirigir al equipo, dar instrucciones... En fin, lo que hace un entrenador.

Poco más tardó el conjunto granjeño en asentarse en el terreno de juego, precisamente con un remate de Mario (titular y capitán en el su último partido) y un remate de Gabi al larguero. El tercer remate fue de Dani Lázaro, tras un pase de Mario, muy activo en estos minutos, que salió muy alto. Al cuarto aviso llegó el gol, un gran gol, fruto de una buena jugada de los locales por medio de Gabi. Muy celebrado, normal, con todo lo que había en juego. Pero amigo, qué poco le duró la alegría al equipo de Yepes. Apenas dos minutos después y a la salida de un saque de esquina, Pablo batía al guardameta del conjunto granjeño con un fuerte lanzamiento. Ese gol no estaba en el guion previsto;fue uno de esos invitados molestos que se cuelan en una fiesta de celebración para amargar la tarde...

Pluma pudo adelantar al CD La Granja sorprendiendo con un desmarque de ruptura, pero su lanzamiento, flojo, no creó problemas al guardameta del Almazán. Igual fortuna corrió un remate flojo de Ionel (que peleó con todos los defensas), mientras que el portero visitante Álvaro volvía a estar acertado a un remate de Gabi.

Con este resultado y el de otros campos, era el CD La Granja el que estaba en puestos de descenso. Hubo que esperar unos minutos a que el árbitro cuadrase la hora de reanudar el choque y la puesta en escena fue para mejor para los de Diego Yepes, que avisó con un remate de Ionel fuera, con otro de Mario en el que el meta Álvaro estuvo muy acertado. Sin embargo fue Lobera (sí, el jugador que hace años estuvo en la Segoviana) el que puso otra vez el nudo en la garganta a los aficionados locales (1-2). Yepes reaccionó desde el banquillo y dio entrada a Guti y Koby y este último fue uno de los protagonistas marcando el tanto del empate para el CD La Granja. El partido entró en una fase en la que cualquier cosa podía pasar, pero fue finalmente Koby el que logró el tan ansiado gol que dejaba al CD La Granja en Tercera División.