La falta de puntería evita el triunfo de la Segoviana

Álex Conde intenta rematar de chilena un centro./Juan Martín (Gimnástica Segoviana)
Álex Conde intenta rematar de chilena un centro. / Juan Martín (Gimnástica Segoviana)

Los gimnásticos no pueden pasar del empate frente a La Bañeza en un partido que comenzaron perdiendo

OPTALa Bañeza

La Gimnástica Segoviana continúa sin conocer la derrota en sus visitas a La Llanera, donde no se marcha de vacío desde 2004. Sin embargo, la sensación que dejó el empate conseguido frente a La Bañeza fue agridulce y de haberse dejado dos puntos por el camino. El terreno de juego ya presagiaba un partido muy complicado, con mucho barro, zonas heladas y un estado poco propicio para la práctica del fútbol. Pese a ello, los primeros minutos tuvieron color visitante por los cuatro costados.

1 La Bañeza

Kuny, Sergi, Fidalgo, Miguel, Sergio, Pablo González (Bili m.63), Mateo Cembranos, Rober, Albertín (Rubi m.36), Richi (Iván m.88), Pablo Martínez.

1 Gimnástica Segoviana

Facundo, Adrián (Asier Arranz m.56), Javi Marcos, Anel, Rubén, Manu (Gómez m.80), Quino (Juan de la Mata m.73), Dani Calleja, Álex Conde, Domingo, Mika.

goles.
1-0, m.32: Albertín. 1-1, m.60: Mika.
árbitro.
Muriel Isidro (Salamanca). Mostró tarjeta amarilla a los locales Miguel, Rober y Richi y expulsó al técnico josé Díez. Amonestó a los visitantes Asier, Álex Conde y Dani Calleja.

Mandaba la Segoviana, que tuvo en las botas de Mika la primera ocasión con un remate a balón colgado desde la banda derecha que atrapó Kuny. Volvió de nuevo a la carga el delantero santanderino recogiendo un balón perdido en el área y rematando con potencia otra vez sobre Kuny, pero sin acierto para adelantar a los suyos. La Segoviana, con Domingo en el centro del campo, se había adaptado rápido a un terreno de juego que permitía pocos toques y daba pie a fallos y constantes balones a la espalda. Además, la defensa lenta y blanda de La Bañeza favorecía la presión alta de los segovianos.

Pasada la media hora de juego llegó el gol, pero de La Bañeza cuando nadie lo esperaba. Los legumbreros se aprovecharon de un pequeño despiste visitante para que Mateo Cembranos arrancase desde la frontal y dejase el balón para la llegada de Albertín al segundo palo. El exfutbolista del Onzonilla marcó el gol dándose por el camino un tremendo golpe en su rodilla contra el poste.

Acusó y mucho el gol el equipo de Manu González, que no supo reaccionar y permitió a los morados tener el control y la iniciativa hasta el paso por vestuarios. Pese a ello, los visitantes tuvieron dos ocasiones claras, primero con un balón que despejó Fidalgo en área pequeña y después un remate de Dani Calleja que no encontró portería.

Álex Conde, una vez más, había decidido adueñarse del partido y convertirse en el mejor socio de Mika y Domingo. El tridente de la Segoviana arrancó la segunda parte con el objetivo muy claro de batir a Kuny. Manu González adelantó aún más la presión y encerró a los locales sobre el área defendida por el guardameta leonés. Primero la tuvo de nuevo Mika rompiendo la bola por el carril central en un ataque que solo pudo frenar Fidalgo. Otra vez volvió a la carga Álex Conde apareciendo entre líneas para driblar y generar espacios, para el remate de Domingo desde la frontal no fue acertado.

Mika

Los bañezanos daban ciertos atisbos de peligro más para demostrar que seguían en el partido que por convicción propia. En una de ellas se presentó Mateo Cembranos sobre la frontal disparando manso sobre las manos de Facundo. También la tuvo Richi en un gol anulado por fuera de juego. Quien sí la tuvo y por fin acertó con la portería fue Mika recogiendo un balón suelto para batir a un nervioso Kuny.

El gol dio alas a los de Manu González, dispuestos a volverse con la victoria en el autobús, siempre con Álex Conde apareciendo cerca de la jugada y generando las mejores opciones para sus compañeros. La siguiente que tuvo el futbolista de Talavera fue un pase al hueco que Domingo desde la frontal no acertó a imprimir la rosca adecuada marchándose la pelota por escasos centímetros cerca del poste.

El dominio del equipo visitante era palmario. Los blanquinegros jugaban todo el rato en campo local y el gol se percibía sobre La Llanera. Pero cuando mejor estaba la Gimnástica Segoviana el partido se descontroló por culpa del salmantino Muriel Isidro. Fue a falta de diez minutos cuando el colegiado decidió pitar cualquier roce o encontronazo y parar constantemente el choque, también expulsando al entrenador local José Díez.

La falta de juego y continuidad afectó a una Segoviana que también acusó la pesadez del campo y el esfuerzo físico de jugar en un terreno en tan malas condiciones. Desde ahí hasta el final tan solo dos ocasiones, una para cada equipo. Primero un remate de Rubén desde el lateral izquierdo tras dejada de Diego Gómez y por último un remate de Mateo Cembranos dentro del área tras falta lanzada por los locales.

El marcador ya no se movió y la Segoviana sumó un punto que sabe a poco tras el esfuerzo realizado, aunque se mantienen a tres puntos del liderato (en manos de la Arandina) gracias al tropiezo del Zamora.

 

Fotos

Vídeos