Javier Mínguez: «Puedo ser bueno pero tonto no soy, las disculpas son de niño pequeño»

José Luis López Cerrón y Javier Mínguez, en una imagen de 2013. /Otazo
José Luis López Cerrón y Javier Mínguez, en una imagen de 2013. / Otazo

El ya exseleccionador nacional de ciclismo y el presidente de la federación, López Cerrón, se enzarzan en una acalorada discusión en directo en el programa 'El Larguero' por la extinción de contrato del primero

El Norte
EL NORTEValladolid

¿Hubiera renovado López Cerrón a Javier Mínguez por el mismo sueldo? Respuesta del presidente de la Federación Española de Ciclismo (RFEC): «Sí. Yo le hubiese renovado pero ha sido él quien ha dicho en numerosas ocasiones que por ese precio no seguía».

«¡Miente!», se apresura Mínguez, en medio de una conversación que terminó en bronca entre el exseleccionador y el presidente de la RFEC, ambos vallisoletanos, en el programa 'El Larguero' de la Cadena ser conducido por Manu Carreño.

La relación de amistad de más de 50 años entre ambos se ha visto gravemente deteriorada en las últimas horas, quien sabe si en los últimos meses, por la extinción del contrato del seleccionador español de ciclismo. «A mí se me dice que no cobra nadie y que no hay dinero», relata Mínguez sobre su llegada al cargo. «Estoy dos años (2013 y 2014) sin contrato y sin cobrar nada. Y a partir de 2015 me dan 25.000 euros con unas primas de 5.000, 10.000 y 15.000 por bronce, plata y oro», añade el seleccionador, que se siente traicionado porque en todo momento pensó que no era el único que dejó de cobrar en los dos primeros años. «Me entero camino de Mundial de Ponferrada por boca del seleccionador sub-23, Momparler, que cobran todos. Las verdades se dicen a la cara. Y cobraban todos menos yo», insiste Mínguez, que en su intervención en el programa de Carreño cita una entrevista con El Norte de Castilla antes de viajar al Mundial de Innscbruck. «Durante la cena de la celebración el presidente, cosa que me sorprendió muchísimo, hizo mención a unas declaraciones en El Norte de Castilla en las que venía a decir que si el Mundial me salía bien, me aplaudirían y salía mal, dirían 'este viejo que lo quiten'. Era un comentario hecho en Valladolid antes del Mundial. Y el presidente cogió la palabra al final de aquella cena y se dirigó a los corredores para preguntarles ¿Queréis que siga Mínguez?, y todos de cachondeo gritaron 'Mínguez quédate!'», explica indignado. «Y yo pregunto ¿eso son formas? No es ni medio normal».

Cuando López Cerrón entra en el programa, el ambiente ya está caldeado. «Yo le he dicho que no le podía subir el sueldo y él se ha ratificado después en varias ocasiones que por ese dinero no seguía. No hay nada más», apostilla el presidente. «Las disculpas ahora no valen, está en su derecho de no renovar mi contrato, pero las excusas que ponen en la carta no son reales y eso no me vale. Lo de la junta directiva, el plan de viabilidad, todo eso son excusas...», reitera Mínguez. «Yo voy de frente y miro a los ojos de la gente. Claro que me hubiera gustado seguir porque es un orgullo ser seleccionador».

Desde la federación se remiten al Plan de Viabilidad tutelado por el Consejo Superior de Deoprtes (CSD) que en su día llegó a alcanzar los 3,6 millones de euros de déficit y que está ya en 1,6 millones. «Entiendo que a ese plan de Viabilidad de la Federación he aportado 70.000 euros al no cobrar esos dos años. ¿Dónde está ese reconocimiento?», se pregunta Mínguez, que no comprende por qué las primas, las del último Mundial de Austria, tampoco se han cobrado. «Al poco tiempo (del Mundial) pregunto al presidente por las primas y me dice que el dinero de las primas va a la bolsa de las Olimpiadas, con lo cual si Valverde no va a la Olimpiada no cobra un duro, algo que me parece anormal».

López Cerrón se explica. «Desde hace muchos años -apunta que no estaba él en la federación- hay un acuerdo de los deportistas con beca ADO de ruta, no sé por qué, llegaron a un acuerdo para que se hiciera una bolsa y se repartiera entre todos durante las Olimpiadas. Yo también he dicho que es ilógico», matiza el presidente de la RFEC.

Al otro lado el teléfono, Mínguez insiste en su argumentación. «La Federación Española de Ciclismo sí puede puede hacer ese sacrificio sin ningún tipo de complicaciones. Ahora bien, si no me quiere tiene que tener la elegancia de decir 'Mínguez no te quiero renovar, adiós'. A ver si al que viene le tiene a cero euros dos años. Puedo ser bueno pero tonto no lo soy», añade.

«Yo creo que sí que lo sabías», reacciona Cerrón, que matiza sobre los sueldos de otros cargos de la federación. «Hay que tener en cuenta que el director técnico es seleccionador de BTT, que ayer ha salido una subvención para pedir al Consejo Superior de Deportes y tiene que hacer un informe, que también hace todas las memorias, que hace los proyectos deportivos para el CSD... Y ese trabajo hay que remunerarlo», explica Cerrón sobre la figura de Cristóbal Sánchez y su sueldo -hecho público por Mínguez- de 40.000 euros.

Tras esta ruptura, José Luis López Cerrón deberá decidir en las próximas fechas el nombre del seleccionador nacional que tomará el relevo dejado por Mínguez. Las primeras conversaciones apuntan a la figura de Pasqual Momparler, seleccionador sub-23.

 

Fotos

Vídeos