La autoridad del líder

Kisselev, durante el partido disputado frente al BM Santoña en la primera vuelta./A. Tanarro
Kisselev, durante el partido disputado frente al BM Santoña en la primera vuelta. / A. Tanarro

El Viveros Herol BM Nava afianza su posición en la clasificación con un trabajado triunfo en la difícil cancha del BM Santoña

OPTASantoña

El Viveros Herol BM Nava sigue su paso triunfal por la División de Honor Plata del balonmano español y se hizo en Santoña con la quinta victoria consecutiva para afianzar una semana más su posición de ventaja en la clasificación en busca del ansiado ascenso a Asobal.

El líder de División de Honor Plata tardó unos seis minutos en hacer funcionar su defensa para controlar el partido. Tras un tímido parcial de arranque favorable al cuadro cántabro, el Nava empezó a carburar para poner el encuentro de su lado.

Haciéndose fuertes en defensa los pupilos de Dani Gordo metieron la directa y, gracias a un parcial de 0-6, le dieron la vuelta al marcador para ponerse cuatro goles arriba (4-8) y jugar con mayor tranquilidad el resto del primer periodo. Fue un partido de poder a poder, ataques posicionales y defensas cerradas. A pesar de la diferencia en la clasificación entre ambas escuadras, el Balonmano Santoña es un equipo muy fuerte en su cancha, donde había ganado 7 de sus 9 citas disputadas hasta la fecha. Los jugadores del líder de la categoría y principal favorito al ascenso a Asobal tuvieron que lidiar también contra el gran ambiente que se respiraba en el pabellón Tomás de Teresa, que no dejó de animar ni de hacer ruido en ningún momento.

Tras un tiempo muerto solicitado por Javier Cabanas, los locales consiguieron sacudirse el dominio para igualar de nuevo la balanza sobre la pista, por lo que el Viveros Herol Balonmano Nava no pudo más que defender la ventaja conseguida hasta entonces para llegar al descanso con 10-13.

Si en la primera parte el Nava mostró ya sus intenciones de ir claramente a por el partido, en la segunda las confirmó. El bloque de Nava de la Asunción salió muy serio de los vestuarios y con el ánimo de no pasar apuros en un final apretado que se les pudiese poner cuesta arriba en un ambiente hostil como el de Santoña. Eso hicieron. Guiados por el infalible Agustín Casado, apretaron más que nunca en defensa y minimizaron sus errores en ataque para ponerse ocho goles arriba (14-22) y dejar el partido más que encarrilado a falta de un cuarto de hora para el final del juego. Javier Cabanas decidió parar de nuevo el partido antes de que se escapase todavía más.

Pero ya era demasiado tarde. La defensa interior visitante consiguió dejar en nada a un hombre diferencial en el ataque cántabro como es el pivote Javier López. El Santoña únicamente encontraba en el lanzamiento exterior de sus jugadores Fabrizio Casanova y Guillermo Herrero oportunidades para seguir en el partido y reducir distancias, algo que lograron hasta ponerse a cuatro dianas de distancia (23-27) en un accidentado tramo final con dos exclusiones consecutivas de los visitantes.

Finalmente la sangre no llegó al río. En medio de un clima especialmente beligerante en el Tomás de Teresa contra el dúo arbitral, al Santoña se le fue acabando el tiempo. El remate final del juego únicamente le sirvió para maquillar el resultado ante el líder y caer con la cabeza bien alta, obligando a Nava a apretar los dientes para no pasar más apuros de los esperados. Un muy enchufado Darío Ajo (autor de cinco tantos en la segunda parte) tuvo gran parte de culpa en ello y junto a Casado lideró la victoria número 14 de Nava en esta liga. La semana que viene el líder recibirá en casa a Antequera.

 

Fotos

Vídeos