LEB Oro

Steve Vasturia, el chico de la mirada de hielo

Steve Vasturia celebra una canasta en su último año en la Universidad de Notre Dame. /@svasturia
Steve Vasturia celebra una canasta en su último año en la Universidad de Notre Dame. / @svasturia

Criado en la Universidad de Notre Dame, Indiana, el jugador completa el perímetro del equipo morado

LÍA Z. LORENZO Palencia

El Chocolates Trapa ha decidido poblar su plantilla de jóvenes promesas criadas en las universidades americanas. Primero fue Calvin Hermanson, Saint Mary's Gaels, luego el español Aitor Zubizarreta, que finalizó su formación en Estados Unidos, y ahora es el turno de Steve Vasturia, un joven escolta de 23 años que creció en Notre Dame y que el año pasado aterrizó en Europa para reforzar al Alba de Berlín en el mercado de invierno. Vasturia es un escolta educado para formar parte del nuevo baloncesto que está revolucionando la NCAA. Sus 2,02 metros y sus 96 kilos de peso le hubieran permitido ser un ala pivot hace diez años, pero ahora que los jugadores son cada vez más altos y más fuertes, el americano es un escolta con buen lanzamiento y mucha capacidad para echarse el equipo a la espalda en los momentos complicados.

El joven jugador llegó al Alba de Berlín, un equipo que la pasada temporada jugó la Eurocup, en busca de minutos en Europa y dejó buenas sensaciones en la liga. El escolta consiguió firmar unos números bastante interesantes, con 8 puntos por partido, 2 rebotes y 4 asistencias. Y, un dato muy curioso para los amantes de las estadísticas, fue el mejor jugador en el apartado de más/menos, con +25. Esto demuestra que es un escolta que mira más allá de sus propios números, que es capaz de hacer jugar y anotar al equipo. Es más, si se viaja más atrás y se analizan sus números en la Universidad de Notre Dame, la impresión inicial se confirma.

El americano era uno de los pilares fundamentales de su equipo con 13,1 puntos, 3,3 asistencias y 3,9 rebotes por partido. Vasturia promedió en la temporada 2016-2017 un 43,3% en tiros de campo, un 35,8% desde la línea de 6,75 y un espectacular 91,1% en el tiro libre, desde donde no falla casi nunca.

Todos estos números explican por qué Alejandro Martínez y el Chocolates Trapa han decidido apostar por este escolta. Tiene un buen tiro, la cabeza muy fría y un físico que le permite ayudar en el rebote, un aspecto en el que el equipo morado está haciendo especial hincapié a la hora de incorporar jugadores por los problemas que el equipo palentino demostró tener en este apartado la pasada campaña.

Equipo

Otra de las características de Steve Vasturia es su capacidad para hacer jugar al equipo. El Chocolates Trapa ha firmado ya un base puro, Jorge Sanz, un segundo que puede hacer las veces de escolta, Aitor Zubizarreta, y a un escolta muy alto con espíritu de equipo. Si a eso le sumamos la renovación de Jordi Grimau, los puestos de 1 y de 2 parecen estar sobradamente cubiertos.

Aunque de lo que presume el americano es de tener una gran capacidad competitiva, «mentalidad asesina» según medios americanos como The Inquirer, y de que sus compañeros le adoraban en Notre Dame, ya que consideraban que el gran talento del escolta es mejorar a los que lo rodean.

Vasturia hizo dos pruebas para equipos de la NBA, 76ers, Knicks y Brooklyn Nets, pero no consiguió un hueco debido a que no es ni el más alto, ni el más rápido, ni el que más anota. Pero Mike Brey su entrenador en Notre Dame aseguró en varias entrevistas a lo largo de 2016 y 2017 que él lo ponía en la cancha porque el resto de jugadores eran mejores , tanto en defensa como en ataque, con él en la pista.

Su paso por el Alba de Berlín le permite conocer cómo se juega en Europa y le da cierto bagaje en el juego FIBA, más lento y menos físico que el de la NCAA. Ahora solo queda esperar para saber qué papel le va a conceder Alejandro Martínez en el equipo y si el jovencísimo escolta de ojos azules es capaz de imponer su estilo en una competición como la LEB Oro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos