https://static.elnortedecastilla.es/www/menu/img/degustacastillayleon-desktop.jpg

«Estamos en la cresta de la ola y hay que aprovecharlo»

Vanesa González, Nieves Ortega y Yovana González. /Gabriel Villamil
Vanesa González, Nieves Ortega y Yovana González. / Gabriel Villamil

Las cocineras y hermanas Vanesa y Yovana González y la panadera Nieves Ortega analizan la evolución y el papel de la mujer en la gastronomía

ANDREA D. SANROMÁTariego de Cerrato (Palencia)

Encuesta entre amigos. Piensa y dime el nombre del primer cocinero que te venga a la cabeza. La ronda de respuestas no se hace esperar «Ferran Adrià, Karlos Arguiñano, Arzak, Daviz Muñoz...». Y ahora el de una cocinera. La ronda de respuestas finaliza con un «la hermana de Arguiñano, y ¿la hija de Arzak?». Participan hombres y mujeres pero las respuestas tienen nombre y apellidos masculinos. El 8 de marzo, sigue siendo un día necesario para visibilizar a las mujeres que trabajan en todos los sectores, incluido el de la gastronomía. Así que nos reunimos en el municipio palentino de Tariegos de Cerrato, en el conocido Mesón Cerrato, dónde las hermanas González, la cocinera Vanesa, la repostera Yovana y la sumiller y jefa de sala Patricia (que no pudo acudir a la cita), llevan las riendas del negocio familiar. Les acompaña Nieves Ortega de la Panadería Oviedo, ubicada en Dueñas, para comentar la situación actual y los cambios experimentados en el papel de la mujer en el sector de la hostelería.

–El primer frente abierto es la conciliación laboral con la vida personal y familiar. ¿En qué se ha avanzado, si es que se ha avanzado?

–Yovana: Llevamos en este restaurante desde 1982 cuando lo abrieron mis padres y ahora hace un año que hemos conseguido establecer un descanso de día y medio. Cerramos los lunes por la tarde y martes.

–Nieves: Yo como soy más mayor lo que veo es que sale todo de ti. Que tu tienes que hacer el triple de esfuerzo para conciliar, porque los niños van creciendo. Tienes la fiesta del colegio, reuniones, cumpleaños...

–Vanesa: A veces a nuestros hijos les cuesta entender que, por ejemplo, hay unas convivencias los fines de semana con los padres y nosotros no podemos acudir. O que cuando más trabajo hay, en época de comuniones, entramos a las diez de la mañana y salimos a la una de la madrugada. Son periodos puntuales intensivos. Pero tenemos la suerte de que este es un negocio familiar, vienen por aquí, les vemos y hablamos un ratito, pero es difícil también para ellos.

Yovana González.
Yovana González. / Gabriel Villamil

–Relacionado con el mundo hostelero, surgen rápido nombres masculinos sobre todo en cocina, sin embargo hay una alta presencia femenina ¿existe igualdad en este sector ?

–Yovana: Pertenezco a una agrupación de cocinera y productoras mujeres de Castilla y León (Entretantas) y todas decimos lo mismo, cuando hablamos de igualdad. Si me dicen que mañana tengo que dejar mi trabajo y no quiero o que tengo que dejar a mi niño, pues tampoco quiero renunciar.

–Nieves: A los hombres, aparentemente, les cuesta menos renunciar, aunque hay de todo, pero es la percepción que tenemos.

–Yovana: Por ejemplo, en una entrevista de trabajo, pero tampoco es cuestión de género sino de edad. Cuando te ven joven en un puesto de toma de decisión, el hombre te mira sorprendido. Cuando he tenido que hacer entrevistas para la contratación de personal y es un hombre, en cuanto digo que soy la responsable miran con sorpresa

–Y si hablamos de brecha salarial ¿es un concepto con el que estáis familiarizadas?

Vanesa González.
Vanesa González. / Gabriel Villamil

–Nieves: En términos generales, sí creo que existe pero en mi caso no lo he notado porque he trabajado siempre con mi marido como un equipo.

–Yovana: Aquí nosotros nos regimos por un convenio, da igual que seas hombre o mujer, cobras en función de tu categoría. Tu sueldo es lo que establece el convenio. Pero he trabajado también fuera y nunca he notado esa discriminación aunque reconozco que existe una diferencia generacional. En la asociación a la que pertenezco hay mujeres más mayores que sí comentan que ha habido un cambio muy grande en los últimos 20 años.

–El 8 de marzo, día de la mujer, ¿sigue haciendo falta?

–Yovana: Sí claro. Además, ahora la mujer está de moda, es nuestro momento para despuntar. Hay un cambio social, se nos reconoce como parte de la sociedad y ahora es nuestro momento. Estamos subidas en la cresta de la ola, es el momento de tener la cabeza fría y aprovecharlo, saber si nos interesa y posicionarnos

–Nieves: Mira yo tengo una hija de 20 años que me dice «mamá, yo a todas las manifestaciones porque hay que estar ahí».

–Vanesa: Estamos en la lucha y hay que seguir para las siguientes generaciones.

Nieves Ortega.
Nieves Ortega. / Gabriel Villamil