Gravity & Other Myths llena de acrobacias y juegos el LAVA

Lachlan Binns y Jascha Boyce, directroes de Gravity & Others Myths. /Henar Sastre
Lachlan Binns y Jascha Boyce, directroes de Gravity & Others Myths. / Henar Sastre

La compañía circense australiana presenta en España 'A Simple Space', espectáculo con el que giran por el mundo desde 2015

Victoria M. Niño
VICTORIA M. NIÑOValladolid

Percusión, siete cuerpos y 800 pelotas son los mimbres de los que parte 'A Simple Space', el espectáculo de circo que retoma la actividad de Festival de Teatro y Artes de Calle (TAC) esta tarde y mañana. La sala Concha Velasco del LAVA acogerá el despliegue de acrobacias, juegos y humor que propone la compañía australiana Gravity & Other Myths (20:30 h.).

Lachlan Binns y Jascha Boyce, directores de la compañía, presentaron este montaje con el que llevan rodando por el mundo desde 2015 y que les ha convertido en profesionales.

«La compañía comenzó hace diez años en Adelaida, al sur de Australia. Éramos un grupo de amigos que hacíamos circo amateur y nos propusimos montar un show. Nos estrenamos con 'Freefall' y giramos por Australia», explica Jascha Boyce. Su compañero Binns recuerda que «teníamos otros trabajos y otros objetivos profesionales, esperábamos a que nos llamaran». El siguiente show fue el definitivo. «Hace siete años comenzamos a trabajar en 'A Simple Space'. La idea era mostrar al público la trastienda de una acrobacia, otra mirada al lenguaje corporal. Se basa en al confianza entre nosotros, jugamos, parece que competimos por lograr la torre más alta. Es un montaje que transmite alegría, confianza, diversión para los que lo hacemos y para quien lo ve. Ese juego también utiliza un elemento infantil, las pelotas, que el público nos lanza, interactúa».

Con este espectáculo salieron de Australia, lograron agente y desde 2015 llevan girando por todo el mundo. A España llegan de Corea y desde aquí van a Finlandia, les espera México, USA, Canadá, Alemania, Francia, Holanda, Bélgica, y un largo etcétera. «Nuestro circo se basa en el cuerpo, es muy físico, no encarnamos ningún personaje, no llevamos vestidos bonitos. Hay voz pero no palabras, así que es un lenguaje universal, que provoca cosas distintas en la audiencia según su cultura, pero entendible por todos», aclara Binns.

Gravity & Other Myths demuestra que ni la gravedad ni la solemnidad del escenario frenan sus ganas de juego.