Los belgas Peeping Tom y The Primitives se imponen en la 19 edición del Festival de Teatro y Artes de Calle de Valladolid

Javier Semprún de Teatro Corsario recoge el premio Estación Norte. /Henar Sastre
Javier Semprún de Teatro Corsario recoge el premio Estación Norte. / Henar Sastre

Teatro Corsario se alzó con el premio Estación Norte y la compañía burgalesa Kicirke con el de la Sección OFF

El Norte
EL NORTEValladolid

Las compañías belgas Peeping Tom, en la categoría Mejor Espectáculo de Sala, con 'Moeder' y The Primitives, en la categoría de Mejor Espectáculo de Calle, con 'Three of a kind', han sido las grandes triunfadoras de la decimonovena edición del Festival Internacional de Teatro y Artes de Calle de Valladolid, cuyos premios se entregaron esta mañana en la plaza Mayor.

Del espectáculo de Peeping Tom el jurado destacó la «dramaturgia diáfana», la puesta en escena multidisciplinar y lo impactante de su interpretación, mientras que de The Primitives resaltó que presentó un espectáculo de calle en estado puro, «que consigue convertir al público en protagonista».

Por su parte, la compañía vallisoletana Teatro Corsario se hizo con el premio Estación Norte, por 'El patio', una obra que muestra de manera impecable el naturalismo de lo absurdo», mientras que en la Sección OFF el premio fue para la compañía burgalesa Kicirke por 'Comediante', por su representación del payaso clásico. Su director, Kike Sebastián , fue uno de los más críticos en la entrega de premios y aseguró sentirse afortunado al formar parte del ocho por ciento de los actores de Castilla y León que pueden vivir gracias a su profesión.

El Premio de Circo Emilio Zapatero fue para la compañía francesa Rasposo, el artista libanés Wajdi Mouawad se hizo merecedor del premio a la Mejor Interpretación por su «derroche de matices expresivos y dominio de la escena» en 'Seuls' y el montaje de Kukai Dantza y Sharon Fridman, 'Erritu', se llevó el premio al Espectáculo más Original e Innovador. Además, el jurado hizo entrega de una mención especial al artista vallisoletano Eduardo Cuadrado por su instalación 'Sombras de ilusión' situada en la plaza de San Pablo.

La concejala de Cultura y Turismo de Ayuntamiento de Valladolid, Ana Redondo, que presidió la entrega de premios, destacó que ha sido una edición «fantástica» marcada por el lleno en plazas, calles y salas, a pesar del tiempo. Además, agradeció el trabajo de las compañías y la fidelidad del público con la «gran fiesta del teatro de Valladolid».

A su vez, Redondo, que situó al teatro como una de las señas de identidad de la ciudad y una manifestación cultural «viva y necesaria», aseguró que el Ayuntamiento seguirá apostando por el TAC y por la convivencia del teatro en las salas y en la calle.

En el acto de entrega de premios también participaron el jefe del servicio territorial de Cultura y Turismo de la Junta en Valladolid, Leopoldo Cortejoso; el director de Relaciones Institucionales de El Norte de Castilla, Carlos Aganzo; el director de la Fundación Villalar, Juan Zapatero; el gerente de Aquavall, Pedro Arroyo Rodríguez, y el concejal de Tráfico, Luis Vélez.

 

Fotos

Vídeos