Rafael Vega reunirá en el Patio Herreriano veinticinco dibujos en la muestra 'ProLogos'

'Panorama', dibujo en carboncillo sobre papel. /
'Panorama', dibujo en carboncillo sobre papel.

La exposición se podrá visitar en la Sala 0 de la pinacoteca desde el 13 de diciembre al 3 de febrero

JESÚS BOMBÍNValladolid

Tiene querencia Rafael Vega (Valladolid, 1967) a eludir los caminos más transitados para adentrarse por senderos que den continuidad a nuevas búsquedas. No exponía en su ciudad natal desde 1999 y tras este tiempo ha decidido mostrar en la Sala 0 del Museo Patio Herreriano el resultado de una evolución depurativa sintetizada en 'ProLogos', veinticinco dibujos de gran formato (1 metro por 1,70) que guían su predisposición a condensar evocaciones poéticas en trazos.

«En este tiempo me dediqué a quitar y limpiar aquellos cuadros que tenían cierta similitud con estas grafías. Eran de un expresionismo abstracto, muy elaborado, con muchas texturas y materiales; comencé a trabajar intentando eliminar elementos que empezaban a sobrar, hasta que me encontré con papeles de gran formato, grafito, carboncillo y tinta china, tratando de trabajar con la grafía y los trazos», apunta el artista, editor y dibujante (Sansón) que colabora con El Norte y el grupo Vocento.

«Hablamos de elementos gráficos que aún no tienen un significado gráfico como tal o podrían tenerlo, pero eso dependería de cada espectador»

«Hablamos de elementos gráficos que aún no tienen un significado gráfico como tal o podrían tenerlo, pero eso dependería de cada espectador» rAFEL VEGA

Desde hace varios años viene elaborando estas obras, que conceptúa como «la creación del espacio previo a la lectura, una invitación al espectador a que genere un espacio entre un texto y un contexto anterior a esto, hablamos de elementos gráficos que aún no tienen un significado gráfico como tal o podrían tenerlo, pero eso dependería de cada espectador».

'Undécimo vertical', dibujo en grafito sobre papel.
'Undécimo vertical', dibujo en grafito sobre papel.

Ante la contemplación de los dibujos considera el colaborador de La Sombra del Ciprés que al observador se le abren tres caminos: «Intentar identificar lo que ve con algo que ya conserva en su memoria, relacionarlo y, la tercera vía, que es la que sugiero, es no hacer nada, aceptar directamente que lo que estás observando es algo que carece en principio de significado e intentar iniciar una relación desde cero, anterior a cualquier prejuicio o valoración que pueda sugerir la propia memoria. Ese es el diálogo que se persigue».

Agrupa el artista sus dibujos en tres series de trazos–esenciales, cartografías y sociales– con el nexo de la quietud, la profundidad y la vibración en el vacío que incita al hallazgo. Varios años de exploración le han llevado al destilado de estas grafías, testigos de una «azarosa relación sensorial con el mundo» que se podrá apreciar en el Herreriano desde el 13 de diciembre hasta el 3 de febrero.

 

Fotos

Vídeos