Valladolid incorpora a Miguel Ríos a la lista de conciertos de Alborán, Fito, Pablo López, OT y Poveda

Miguel Ríos, en pleno concierto. /Otazo
Miguel Ríos, en pleno concierto. / Otazo

Sus actuaciones se repartirán entre el polideportivo Pisuerga, el recinto de la Antigua Hípica y la Feria

El Norte
EL NORTEValladolid

La gira de los concursantes de Operación Triunfo (OT), Pablo Alborán, Fito & Fitipaldis, Pablo López y el macro-concierto 'Love the 90's' protagonizarán los conciertos Noches del Pisuerga 2018, presentados hoy y que se celebrarán a lo largo de todo el año. El polideportivo Pisuerga, la plaza principal de la Feria de Valladolid y el nuevo recinto de la Antigua Hípica Militar serán las sedes principales de un programa que alcanza este año su tercera edición como «una marca con identidad propia» y conciertos «de primer nivel», según ha valorado el alcalde de Valladolid, Oscar Puente.

Las entradas para el concierto OT, que será el 9 de junio, tendrán una preventa que se iniciará el 14 de marzo y la venta oficial será el día siguiente, aunque ni el Ayuntamiento ni sus promotores han avanzado el precio de las mismas.

Puente ha reconocido la expectación que genera este concierto en toda la Comunidad, por tratarse de «un fenómeno social», y ha avanzado que el aforo inicial será cercano a las 16.000 personas pero que el recinto de la antigua Hípica Militar donde se celebrará puede acoger con seguridad hasta 25.000 asistentes.

El alcalde ha destacado el uso que se le está dando a este espacio, que fue estrenado y acondicionado el año pasado para ser la sede de la concentración motera anual Pingüinos y que tiene tres eventos programados: el festival Conexión Valladolid, el espectáculo 'Love the 90's' y el único concierto que ofrecerá en Castilla y León la gira de Operación Triunfo (OT). También ha señalado que, como sucede con estos espectáculos, muchos artistas fijan su única fecha en Castilla y León en Valladolid, algo que aumenta la ocupación hotelera y convierte al turismo cultural en uno de los ejes de promoción de la ciudad.

Música de los 90

Otro evento que han valorado por sus dimensiones es el macro-concierto 'Love the 90's', que reunirá el 25 de agosto a artistas internacionales y nacionales que dieron forma al mítico dance de la década de los 1990 como Rozalla, Paradiso, Chimo Bayo, Rebeca y Spanic.

El concierto ha vendido 3.000 entradas desde su anuncio, hace seis días y según sus promotores se trata de un despliegue «espectacular de medios, luces y efectos visuales» cuyo escenario tiene una boca de 41 metros, un tamaño que duplica el del escenario de la Plaza Mayor en sus fiestas patronales o el de festivales como el Primavera Sound de Barcelona.

Juan José Rodríguez, promotor de Pandora Producciones, ha presentado el resto del programa de conciertos, que estrenarán dos artistas nacionales que ya han vendido 6.000 entradas para sus respectivas fechas en la Feria de Valladolid: Fito & Fitipaldis, el 18 de mayo y Pablo Alborán, el 2 de junio.

Tras el verano, Pablo López regresará a Valladolid el 6 de octubre (Polideportivo Pisuerga) tras agotar en unas horas las entradas para su concierto de abril en el auditorio del Centro Cultural Miguel Delibes.

El Ayuntamiento invertirá 80.000 euros en solucionar los problemas acústicos del polideportivo Pisuerga

Finalmente Miguel Ríos y Miguel Poveda actuarán el 20 de octubre y 24 de noviembre respectivamente, en el Polideportivo Pisuerga, espacio el que deben acondicionar la acústica, debido a los problemas que ha presentado recientemente, con un coste calculado en 80.000 euros y que se incluye en el presupuesto de las inversiones financieras sostenibles, según ha explicado el alcalde de Valladolid.

Finalmente cerrará el ciclo el espectáculo infantil Masha y el Oso en las navidades, los días 29 y 30 de diciembre en el Teatro Calderón.

La concejala de Cultura, Ana Redondo y el alcalde han destacado el «alto nivel» de los espectáculos presentados y han declarado que se trata de una inversión exclusivamente privada y que el Ayuntamiento únicamente pone a disposición y adecúa los espacios públicos que acogen los conciertos, algo que supone un «coste mínimo» comparado con el beneficio que aporta a la ciudad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos