El silbido más famoso de las películas del oeste llega a Valladolid

El músico y silbador Francisco Rodríguez, conocido artísticamente como Kurt 'Curro' Savoy. /Efe
El músico y silbador Francisco Rodríguez, conocido artísticamente como Kurt 'Curro' Savoy. / Efe

Kurt 'Curro' Savoy, conocido por su participación en las películas 'La muerte tenía un precio' y 'El bueno, el feo y el malo' y por ser uno de los pioneros del rock español, actúa en el Teatro Cervantes

Luis Miguel de Pablos
LUIS MIGUEL DE PABLOSValladolid

El Teatro Cervantes acoge este viernes 13 de abril, desde las 21:00 horas, el espectáculo de Kurt Savoy, reconocido por su curiosa y particular forma de entender la música. Kurt Savoy (Andújar, Jaén, 1948) es uno de los artistas españoles más populares en el extranjero, conocido como una referencia en el arte de silbar. Residente en París y Cers (Francia) y en Palma de Mallorca, Savoy es un artista polifacético conocido como cantante de rock, compositor, guitarrista, y pionero de la guitarra eléctrica en España. Se hizo popular en los años 60 como 'El Rey del rock y Rey del silbido' por sus continuas apariciones en programas de Televisión Española.

Ha pasado medio siglo desde que Fernando Rodríguez (Jaén, 1948) se convirtiera en Kurt 'Curro' Savoy, el silbido más famoso de las películas del oeste. Gracias a esa habilidad de silbar y a ser uno de los pioneros del rock español, el mismísimo Elvis Presley le invitó a viajar a Estados Unidos, porque quería conocer a ese muchacho de 19 años del que había escuchado sus canciones. Desde aquellas primeras andanzas que le llevaron a fotografiarse junto a artistas como Antonio Machín o Paul Anka, el músico ha seguido en activo tras haber realizado más cien películas y un número similar de anuncios que le han otorgado reconocimiento a nivel mundial.

En el año 62 comenzó a participar en sus primeras películas, como 'La muerte tenía un precio' o 'El bueno, el feo y el malo', algunos westerns más recordados del director Sergio Leone. Pero la historia de 'Curro' Savoy se remonta a unos pocos años atrás. «Fui a un concurso de radio. Era el año 58», recordaba en una de sus últimas apariciones. «Quería ayudar a mi madre a salir del apuro económico que teníamos en casa. Daban 20 duros y un bote de Cola Cao al ganador. Y le dije a mi primo Cristóbal, que tocaba la guitarra: ¿tú me enseñas algún acorde para tocar algo de Elvis Presley? Me aprendí cuatro acordes y durante aquella actuación se me ocurrió silbar y eso llamó mucho la atención, y gané. Aquello me dio alas. Fui de una emisora a otra. Luego llegaron las 'Cabalgatas de fin de semana' que presentaba Boby Deglané». Ahí nació artísticamente Kurt Savoy.

Cuando se le pregunta si quiere ser recordado como un pionero del rock o como el rey del silbido, Kurt Savoy prefiere no elegir. «Estoy cómodo de la dos formas. He disfrutado mucho con el rock, incluso pasando calamidades con la furgoneta en la que viajábamos de un sitio a otro buscando oportunidades», explica para acabar con que ahora «hago jazz, country-folk, otro tipo de música, dejando el rock de lado».

El libro 'Paquito el travieso', escrito por Manuel Macia i Vila, relata las peripecias de un joven Curro que se inició contra viento y marea en el mundo de la música. Kurt Savoy reside en Francia desde hace varias décadas. «No elegí vivir en Francia porque mi mujer sea francesa«, se apresura a matizar. «Fue porque a mis hijos no les daban un año de vida a cada uno. Tenían una enfermedad muy grave», de la que fueron tratados allí. «Nos fuimos a París en un 600 con mi amigo Ortuño. Allí empecé a salir en las televisiones, y cumplí un sueño: actuar en el Olympia».

Esa vida rica en vivencias está siendo llevada al cine por el director argentino Laureano Clavero. Rodada en Madrid y Barcelona, cuenta con la participación de Joan Manuel Serrat.

 

Fotos

Vídeos