Aranda se prepara para recibir a 100.000 personas en el Sonorama

Sonorama Ribera./El Norte
Sonorama Ribera. / El Norte

El festival generará más de ocho millones de impacto económico

Susana Gutiérrez
SUSANA GUTIÉRREZAranda de Duero

Aranda de Duero casi duplica su población durante la celebración de Sonorama Ribera y esa presencia masiva de festivaleros repercute también en la vida económica de la ciudad. La organización calcula que la celebración del evento, entre el 7 y el 11 de agosto, supondrá una repercusión económica para la ciudad que se sitúa por encima de los ocho millones de euros. Los sectores más beneficiados están en la hostelería y restauración, pero cada vez más, los particulares consiguen sacar rendimiento al festival. Desde hace meses, no hay plazas hoteleras libres en la ciudad y se han agotado los alojamientos rurales en 40 kilómetros a la redonda. Mientras que el camping habilitado por el festival sigue recibiendo inquilinos con un aforo que se situará en las 11.000 personas.

En Aranda existe una oferta de alrededor de 600 camas hoteleras, prácticamente todas ellas copadas por la organización. A partir de ahí, desde hace varias ediciones, ha tomado fuerza la opción de los alquileres entre particulares. Inmuebles, situados en el caso urbano, que en su mayor parte se ofertan a través de las Redes Sociales para los cinco días del festival y llegan a alcanzar un precio de 1.200 euros. También los taxis se convierten en uno de los beneficiados del evento, al tener que hacer traslados a los diversos pueblos de la comarca y municipios cercanos de las provincias de Segovia, Soria y Valladolid, donde muchos de los asistentes reservan un alojamiento rural.

«Lo que pasa en estos días en Aranda, es algo inaudito», afirma el director del festival, Javier Ajenjo. En esta línea, explica que la asistencia estará un poco por encima del pasado año, ya que no se ha querido sobredimensionar demasiado el festival. «Estaremos entorno a las 25.000 personas al día con entrada y hay que recordar que Sonorama cuenta con un montón de acreditados y de invitados. Eso nos lleva a tener entre 27.000 y 28.000 personas diarias. Hay que sumar también las fiestas de presentación y despedida, que como novedad este año se sacan del camping y se llevan al recinto ferial. Todo hace que tengamos más de 100.000 personas en cinco días de festival para una ciudad de 35.000 habitantes», indica Ajenjo.

Nuevo recinto

El festival, este año, tiene un reto importante y es que se estrena la nueva sede, situada en las cercanías del anterior recinto. Una superficie que triplica las dimensiones de lo que fuera la ubicación de Sonorama durante los últimos quince años. «Tenemos la sensación de volver a empezar. De momento es un reto, un reto enorme», confiesa el director. En cualquier caso, se muestra satisfecho ya que, tras varios años de espera, se ha logrado «adecuar el recinto del festival al tamaño que había adquirido, era algo lógico. Nos va a dar otra dimensión, vamos a ganar en comodidad».

En el nuevo recinto se vivirán los grandes conciertos nocturnos, en dos escenarios principales colocados de forma paralela, donde se irán alternando las actuaciones de los cabezas de cartel para que no haya interrupciones. En ese espacio también habrá otros escenarios más pequeños, donde se darán cita bandas emergentes y una carpa que tendrá como protagonista el humor. Este año, el festival contará con la presencia de Nacho Cano, que regresa al panorama tras 22 años sin subirse a los escenarios. El ex componente de Mecano ofrecerá un especial concierto, donde repasará alguna de sus canciones más míticas. A él se sumarán más de 120 artistas como Crystal Fighters, The Vaccines, Miss Cafeina, Taburete, Love of Lesbian o Fangoria, entre otros. Asimismo, en el nuevo escenario Urban Stage se podrá disfrutar de los ritmos más urbanas y actuales de artistas como Juancho Marqués, Cupido o Delaporte entre otros.

Uno de los escenarios principales del Sonorama Ribera 2019
Uno de los escenarios principales del Sonorama Ribera 2019 / Ángel Rodríguez

Y durante el día, como ya es tradicional, la música se traslada al centro de la ciudad. Además del emblemático escenario de la plaza del Trigo, se podrá disfrutar de actuaciones en la plaza del Rollo, plaza de la Sal, parque de La Isla y barrio de Santa Catalina. En cuanto a la música diurna, el festival presenta este año una novedad curiosa y original, con conciertos acústicos en el interior de la iglesia de Santa María. El viernes 9 y sábado 10 de agosto se celebrarán dos conciertos matinales en el templo gótico, monumento más destacado de la ciudad anfitriona del festival. Serán unos conciertos mágicos en un espacio único de la ciudad con un aforo máximo de 300 personas y sus protagonistas serán el viernes Holly Miranda y el sábado Joan As A Police Woman. La entrada será un donativo de cinco euros destinado a la restauración de la iglesia.

Más de 50 referencias de vino de Ribera del Duero

Sonorama Ribera sigue siendo el único festival con denominación de origen y mantiene su objetivo de acercar el consumo moderado de vino de calidad a los jóvenes. En esta ocasión, los Wine Bar Ribera del Duero, ofrecerán más de 50 vinos de calidad entre rosados, tintos jóvenes, crianzas y reservas, con un precio asequible. Los puntos de venta de Ribera estarán situados tanto en el área general, muy cerca del escenario principal, como en las zonas VIP, donde este año la Denominación de Origen Ribera del Duero cuenta con una oferta de quince referencias exclusivas.

Pero, además, en esta edición el disfrute del vino tiene premio a través de unas pulseras luminosas que cobrarán especial protagonismo en el festival. Las personas que degusten las primeras dos mil copas de vino de las bodegas de la DO en los Wine Bar podrán hacerse con una de estas pulseras, que se iluminarán durante los conciertos de manera conjunta siguiendo el ritmo de la música. También podrán hacerlo de forma individual, indicando que el asistente que la lleva ha recibido un premio que podrá ser desde un lote de vino de la Ribera del Duero hasta un abono para la próxima edición de Sonorama Ribera, o bien invitaciones exclusivas para los eventos #EspírituRibera organizados por la Denominación de Origen, entre otras recompensas.

Noticias relacionadas