Los días televisivos de Carlos V en Valladolid

Rodaje de 'Carlos V. Los caminos del emperador' con grupos de recreación histórica en la capilla del Colegio de San Gregorio, sede del Museo Nacional de Escultura. Carlos Belloso/
Rodaje de 'Carlos V. Los caminos del emperador' con grupos de recreación histórica en la capilla del Colegio de San Gregorio, sede del Museo Nacional de Escultura. Carlos Belloso

Grupos provinciales de recreación histórica han participado en la docuficción de La 2, recién estrenada y de la que este sábado se emite su segundo capítulo con pasajes rodados en espacios históricos de la ciudad

JESÚS BOMBÍNValladoldi

Por ciertas calles y edificios de Valladolid se cierne la sombra histórica de Carlos V (1500-1558), uno de los hombres más poderosos de su tiempo que pernoctó hasta 1.080 noches en una ciudad que, sin embargo, le guarda poca memoria. «Ni una calle, ni una estatua, ni un edificio dedicado a él en la capital donde fue proclamado rey de Castilla, donde nace su hijo primogénito y sucesor, Felipe II... nada, ni un recuerdo para quien convirtió Valladolid en el corazón de su imperio. No sé muy bien qué problema hay aquí, cuando en otros lugares como Toledo o Granada se sienten muy orgullosos de las estancias de Carlos V». El lamento parte del historiador Carlos Belloso, asesor de la docuficción 'Carlos V: los caminos del emperador', coproducida por RTVE, Orange Productions y Canal Extremadura.

El primero de los cinco capítulos de la serie dirigida por Juan Frutos se estrenó el pasado sábado en La 2 a las 19:05 horas y el próximo sábado se emitirá el segundo. En la recreación de los episodios más relevantes de la vida y los viajes del monarca se citan lugares de Palencia como Aguilar de Campoo y Ampudia, y es en el próximo capítulo y en el último donde Valladolid tendrá relevancia como escenario. Si en la primera entrega de la serie se vio en pantalla el Palacio del Obispo de Segovia, en Mojados –donde tuvo lugar el encuentro entre Carlos V y su hermano Fernando en una sede que actualmente ocupa un centro cultural–, en la segunda aparecerán edificios históricos de Valladolid como la capilla y el patio del Colegio de San Gregorio, la plaza de San Pablo, el Palacio de Pimentel y el Palacio Real, la Colegiata, la Antigua o la Plaza Mayor.

El rodaje en estos enclaves tuvo lugar en noviembre de 2016, y en el reparto, encabezado por el actor Mario Zorrilla como rey, participan también Juan Gea ('El Ministerio del Tiempo') y Olga Lozano ('23F: La película'), entre otros intérpretes.

Un grupo de participantes en la serie documental. Carlos Belloso

La toma de imágenes en escenarios de la ciudad en la que fue jurado rey de Castilla colonizó con decenas de cámaras y equipos de grabación los lugares en los que se vivieron acontecimientos trascendentales de su reinado. Y en su escenificación han intervenido medio centenar de integrantes de cuatro grupos de recreación histórica: Mojados, Corazón de un Imperio, vinculada a la representación que se celebra en junio; la compañía Cristóbal de Mondragón, de Medina del Campo, participante en la Semana Renacentista en agosto y que cada 4 y 5 de noviembre pone en escena el paso de Carlos V por Medina camino del monasterio de Yuste; un grupo de vecinos de Renedo, que teatralizan cada verano el encuentro en la localidad entre Fernando el Católico y Felipe el Hermoso, y el grupo Chiara Stella, especialistas locales en danza renacentista.

«La serie viene a despertar una memoria histórica adormecida cuando no ignorada», abunda Carlos Belloso, profesor de la Universidad Europea Miguel de Cervantes y estudioso de las recreaciones históricas que han cobrado auge en Castilla y León con unas sesenta diseminadas por las nueve provincias. «La tendencia –vaticina– es que sigan creciendo porque mezclan la reivindicación de las señas de identidad en las poblaciones donde se celebran y el aporte económico, pues llenan de visitantes los restaurantes, casas rurales y los pueblos».

Con Carlos V en el foco televisivo, la serie ha avivado el rescoldo de la memoria de una ciudad que, al decir de Carlos Belloso, tiene pendiente un recordatorio que perdure en la memoria hacia el monarca que protagonizó en ella episodios cruciales, como la firma en 1518 de los acuerdos para la primera circunnavegación de la Tierra con la expedición Magallanes-Elcano.

 

Fotos

Vídeos