Rita Hayworth: la atormentada vida detrás del mito erótico

La imagen de sex-symbol nunca se correspondió con la realidad de la actriz estadounidense, que nació como Margarita Carmen Cansino y sufrió abusos sexuales y maltrato por parte de su padre, un músico sevillano que emigró a América, así como por varios de sus maridos

Liliana Martínez Colodrón
LILIANA MARTÍNEZ COLODRÓN
Nació el 18 de octubre de 1918, en el seno de una familia de emigrantes

Nació el 18 de octubre de 1918, en el seno de una familia de emigrantes

Bien saben los agentes de los artistas que detrás de un buen nombre radica buena parte del éxito. Así lo vio Edward Judson, un vividor con contactos en la industria cinematográfica con el que Rita se casó cuando solo tenía 19 años con la intención de escapar de los abusos a los que la sometía su padre desde la niñez (se la llevaba de gira y la presentaba como su mujer). Hasta entonces Rita había sido Margarita Carmen Cansino. Una niña que había nacido el 18 de octubre de 1918 en Nueva York en el seno de una familia de bailarines. Su padre (Eduardo Cansino) había nacido en la localidad sevillana de Paradas y su madre (Volga Margaret Hayworth) tenía orígenes irlandeses e ingleses.

No era pelirroja y se sometió a depilación eléctrica para apartar el pelo de su frente

No era pelirroja y se sometió a depilación eléctrica para apartar el pelo de su frente

Rita no era pelirroja natural. Su primer marido, Edward Judson, no solo le cambió el nombre; también su apariencia, convirtiéndola en la mujer más deseada de Hollywood. Su melena negra tornó a pelirrojo fuerte, su cuerpo se sometió a estrictas dietas de adelgazamiento y soportó dolorosas sesiones de depilación eléctrica definitiva para retirar de su frente el pelo, exagerando lo que se conoce como 'pico de viuda'; permitiendo así intensificar aún más su mirada y restar sus rasgos latinos.

Nunca pudo cantar en sus películas

Nunca pudo cantar en sus películas

Aunque era una gran bailarina, y se preparó durante años para mejorar sus actitudes como cantante, nunca le permitieron desarrollar ese don en sus películas; algo que siempre le causó un gran dolor. En la famosa 'Gilda', la película con la que se convirtió en el incuestionable mito sexual de la época, las canciones fueron interpretadas por la canadiense Anita Ellis. Eso sí, nunca antes una mujer se había quitado un guante de forma más sexy. ¿Quién le iba a reprochar el playback?

Cinco maridos y muy poco amor

Cinco maridos y muy poco amor

«Todos los hombres que conozco se acuestan con Gilda, pero se levantan conmigo» dijo durante su matrimonio con Orson Welles, tal vez el amor de su vida pese a los engaños por parte del actor y director estadounidense, que llegó a confesar que la Hayworth le aburría. Tal vez por ello le cortó el pelo, la tiñó de rubio platino y la convirtió en la mala malísima de 'La dama de Shanghái'. Antes de finalizar el rodaje la pareja ya se había roto. Ni siquiera la transformación que sufrió Rita sirvió para ganarse al público, que dejó pasar el film sin mucho entusiasmo. La actriz se casó otras cuatro veces, pero no consiguió ser feliz con ninguno: con Edward Judson a los 18 años, con el príncipe irání Alí Khan, con el cantante y actor Dick Haymes y con el director James Hill. Tuvo dos hijas (Rebeca), con Orson Welles, y Yasmine (con Khan).

Se casó con un príncipe antes que Grace Kelly

Se casó con un príncipe antes que Grace Kelly

En un viaje al Líbano conoció al príncipe Ali Khan, que se convirtió en su tercer marido el 27 de mayo de 1949. La boda se celebró en Cannes y contó con 500 invitados, que degustaron 50 libras de caviar y 600 botellas de champagne junto a una piscina llena con agua de colonia. Antes que Grace Kelly, Rita Hayworth se había convertido en la primera actriz de Hollywood en entrar a formar parte de una familia real. De aquel matrimonio, y siete meses después de la boda, nacería Yasmine, la única hija del príncipe. El matrimonio terminó dos años después a consecuencia (una vez más) de las infidelidades de Khan.

Nunca fue una mujer fatal, fue maltratada y su falta de cultura le causaba una gran inseguridad

Nunca fue una mujer fatal, fue maltratada y su falta de cultura le causaba una gran inseguridad

Su imagen de mujer fatal, de sex-symbol, nunca fue acorde con la realidad. Fuera del plató era una mujer reservada y tímida. Al inicio de su carrera, lloraba cada vez que tenía que hablar delante de la cámara. Su falta de cultura (a su padre, la educación de su hija le parecía una pérdida de tiempo) le causó siempre una gran inseguridad. Sufrió malos tratos y abusos sexuales por parte de su padre, y varios de sus maridos repitieron en múltiples ocasiones la sonora bofetada que recibió en 'Gilda' por parte de Glenn Ford.

Los Oscar no la nominaron ni una vez

Los Oscar no la nominaron ni una vez

A pesar de actuar en 21 películas y de ocupar el puesto 19 en la lista del American Film Institute de las grandes estrellas del Séptimo Arte, nunca fue nominada al Oscar. Además de 'Gilda', que la convirtió en la mujer más deseada de la época (la película fue considerada en España «gravemente peligrosa» por la escena del guante), cosechó grandes éxitos con otros films como 'Solo los ángeles tienen alas' (1939, bajo la dirección de Howard Haws), 'Sangre y arena' (1941, con Tyrone Power y Linda Darnell), las comedias musicales 'Desde aquel beso' (1941) y 'Bailando nace el amor' (1942), ambas con Fred Astaire; y 'Las modelos' (1944), con Gene Kelly y Philp Silvers.

Falleció a los a los 68 años a causa de la enfermedad de Alzheimer

Falleció a los a los 68 años a causa de la enfermedad de Alzheimer

Rita Hayworth comenzó a sufrir un alzhéimer prematuro a los 50 años. Los pequeños despistes y olvidos de guion se confundieron, por un error en el diagnóstico médico, con el alcoholismo. Veinte años más tarde falleció de este mal, medio arruinada y bajo los cuidados de su hija Yasmine, que no se separó de ella hasta su muerte. Está enterrada en el cementerio de Holy Cross, en California, y portaron su féretro los actores Ricardo Montalbán, Glenn Ford, Don Ameche y el coreógrafo Hermes Pan. Con ella falleció uno de los principales iconos de la época dorada de Hollywood, una mujer sin igual que nunca deseó ser un mito erótico, que nunca quiso ser 'Gilda'.

 

Fotos

Vídeos