La Tierra Santa de Melville

Javier Expósito./RTVE
Javier Expósito. / RTVE

El poeta Francisco Javier Expósito y su viaje a Tierra Santa tras las huellas del autor de 'Moby Dick' protagonizan la sesión del jueves 16 en el Zorrilla

FERNANDO CONDE

Quizá una de las definiciones que el Diccionario de la Real Academia recoja con dudosa precisión en cuanto al sentido del término explicado sea la del verbo «viajar». El diccionario de referencia para nuestro idioma dice que viajar es «trasladarse de un lugar a otro, generalmente distante, por cualquier medio de locomoción.» Es cierto, pero sólo en parte. Porque el circunstancial de modo («por cualquier medio de locomoción») es en este caso bastante inexacto; a no ser que la imaginación, los libros, el sueño o el espíritu puedan considerarse medios de locomoción al uso.

Viajar es mucho más que trasladarse o desplazarse físicamente porque, a veces, no se necesitan alforjas, sino tan sólo el deseo de explorar, conocer y desentrañar lugares desconocidos, almas inéditas o dimensiones diferentes, aunque uno no se mueva de la silla de lectura. Pero a veces esos dos viajes, el móvil y el inmóvil concurren en una misma acepción. Y es entonces cuando el viaje se manifiesta como un todo.

En marzo de 2017, Francisco Javier Expósito, poeta, escritor y responsable de la Colección Obra Fundamental de la Fundación Banco Santander, emprendió un viaje acompañando a un heterogéneo grupo de 14 compañeros con destino a Tierra Santa. El motivo no era otro que rememorar el periplo que en 1857 emprendiera Herman Melville a los Santos Lugares de Israel y Palestina en busca de una paz interior que siempre se le negó. A lo largo del texto, publicado por La Huerta Grande, Expósito va entremezclando largos parlamentos con el autor de «Moby Dick», en los que interpreta el texto que a su vuelta a Nueva York publicaría Melville, con la experiencia propia de un viaje que normalmente se emprende con más espíritu de búsqueda que de placer.

Y lo que comienza como un viaje en medios de locomoción normales (como dice el DRAE) acaba convirtiéndose en un viaje interior y profundo. Un viaje al centro del ser humano en el que se descubre la espiritualidad –no necesariamente religiosa- que emana de ciertos lugares milenarios venerados por las principales religiones monoteístas. El viaje de Expósito es un viaje, y como tal se cuenta, pero también es una invitación cargada de filosofía, verso, historia, costumbrismo y anécdota.

Y Francisco Javier Expósito será el invitado con el que recrearemos un viaje único y diferente. Será en una nueva sesión del Aula de Cultura que contará, como siempre, con el patrocinio de Obra Social laCaixa y el apoyo de la Junta de Castilla y León. El encuentro tendrá lugar en la Sala Experimental del Teatro Zorrilla (Pza Mayor, 8), mañana, jueves, a partir de las 20 h.