La fascinación de la India por la poesía española

Muñoz Quirós, este jueves en la Casa de la India. Detrás, Carlos Aganzo. /Rodrigo Jiménez
Muñoz Quirós, este jueves en la Casa de la India. Detrás, Carlos Aganzo. / Rodrigo Jiménez

José María Muñoz Quirós clausura el Aula de Cultura en 2018 con el poemario 'El vínculo'

Samuel Regueira
SAMUEL REGUEIRAValladolid

Fue hace tres años cuando una troupe conformada por cuatro poetas (Jesús Aguado, Carlos Aganzo, Fermín Herrero y José María Muñoz Quirós) y un músico (Amancio Prada) viajaron a Calcuta con el objetivo de desarrollar talleres de intercambio cultural, de aprovechar sinergias entre las producciones literarias. Entre los resultados de este viaje surge 'El vínculo', poemario de Muñoz Quirós que se presentó este jueves en el último Aula de Cultura de 2018, desarrollado en la Casa de la India y que cuenta con el patrocinio de Fundación Obra Social La Caixa y la colaboración de la Junta de Castilla y León.

Presentado por Carlos Aganzo, y prologado por el director del Aula, Fernando Conde, y el responsable de comunicación de la Casa de la India, David Rodríguez, el acto comenzó destacando la importancia y el interés que en la India despierta San Juan de la Cruz. Entre poetas abulenses andaba el juego: «Por desgracia allí hube de confesar que, después de mi generación, nadie lee a Tagore», manifestó Muñoz Quirós, colaborador de El Norte de Castilla.

La gestación de 'El vínculo' le vino tanto de aquella experiencia de unión a «una cultura, una religión y un espíritu, el de la India», como a la ligazón a la vida devenida de la lectura de una conferencia desempeñada por Borges, según la cual un padre entiende a su hijo como a un vínculo con la vida. «Es una memoria de sentimientos y apreciaciones, no un libro de viajes, porque la India no es sino un cómputo de muchos sentidos: el tacto, la vista, el oído, el perfume de muchas cosas...».

«Da la impresión que es en la India donde tú te encuentras con tu propia identidad, con el abulense que tú eres», apuntó Carlos Aganzo, director de Relaciones Institucionales de El Norte de Castilla. «La India siempre ofrece algo más, la intimidad de la intimidad», respondió Muñoz Quirós.«El aparente caos que se ve con los ojos occidentales no pesa en la ciudad, al contrario, crea un poso de grandiosidad que en Ávila, Madrid, Barcelona o París no vemos: la grandiosidad de la misma felicidad». El acto se completó con la lectura de los poemas, entremezcladas con anécdotas de aquel viaje de Muñoz Quirós, a quien, como a tantos otros, cambió la manera de ver la realidad.