Mª Elvira Roca Barea, en pie contra la leyenda negra

Mª Elvira Roca Barea, en el Aula de Cultura de El Norte de Castilla. /Henar Sastre
Mª Elvira Roca Barea, en el Aula de Cultura de El Norte de Castilla. / Henar Sastre

La autora defiende el modelo de imperio español frente a la historiografía colonial

Samuel Regueira
SAMUEL REGUEIRA Valladolid

El discurso de Mª Elvira Roca Barea se integra casi a contracorriente en el actual fluir de escritos históricos en torno al papel de nuestro país en la historia. El 'casi' es porque sí se encuadra, y de modo envidiable, en la habitual retórica de desmitificación generacional que hoy copa el grueso de las producciones editoriales, y el 'a contracorriente' es por su doble combo de desmitificar lo desmitificado, para así remitificar el rol de España y su faceta de gran imperio frente a la leyenda negra que, defiende, distintas potencias europeas se han esforzado por achacarnos.

Ese discurso, que sus detractores han dado en llamar 'imperiofilia' (en contraste al título de su obra, 'Imperiofobia y leyenda negra') volvió a tomar forma ayer en el Palacio Real de Valladolid, en un acto del Aula de Cultura de El Norte de Castilla, patrocinado por la fundación Obra Social laCaixa con la colaboración de la Junta de Castilla y León. El director del Aula, Fernando Conde, calificó a la autora como la persona responsable de «devolver a muchas personas el orgullo de la historia de su país, gente que hasta ahora ha vivido ocultándolo o escondiéndolo».

«'Imperiofobia...' es un libro escrito por casualidad», confesó Roca, quien empezó a encontrar paralelismos entre la historia de Roma y la de España «si uno no está cegado por los prejuicios y el empeño colonial que desde el siglo XIX se aplica al modelo español». Filóloga clásica de formación, no historiadora, la autora carecía de la ambición para publicar sus ideas, fruto además de otras conversaciones, con, por ejemplo, estadounidenses que cargaban a sus espaldas la culpa por haberse derribado sus Torres Gemelas («Se encontraban en su propio siglo XVIII»), pero finalmente se vio convencida, con la idea de que una persona que estudiara segundo de bachillerato pudiera entenderlo: «Mi empeño fue hacerlo inteligible para que a esas edades ya se tomara conciencia de la importancia de esta situación», declaró en la conferencia.

Para la escritora, este tema histórico ha sido soslayado «por miedo a que, quien lo abordara, se convirtiese en un personaje incómodo», algo que ha cambiado con las aportaciones de numerosos autores extranjeros y, a mayores, con su propia obra: «Si alguien llega a comprender la leyenda negra, cabe la posibilidad de que se pueda enfrentar a ella sin torpezas». Roca sostiene que el imperio español fue el más grande de los longevos, y viceversa, en la Historia.