«Quienes dominen las matemáticas serán imprescindibles»

Sebastián Canderete./
Sebastián Canderete.

El biólogo y divulgador Sebastián Cardenete científico explicará en el Museo de la Ciencia -viernes 24, a patir de las 19:00- la ciencia global, con globos

FERNANDO CONDE

Explicar la ciencia a partir de elementos sencillos y cotidianos. Huir de ese estigma que ha perseguido a la ciencia en el tiempo y que la ha recluido en aburridos laboratorios, en inextricables fórmulas y en incomprensibles procesos para el común de los mortales. Ese es el objetivo. Hoy muchos científicos e investigadores se empeñan en mostrar la ciencia como algo cotidiano, algo que muchas veces hacemos sin saber que lo hacemos. Y uno de esos divulgadores es Sebastián Cardenete, biólogo y director desde 1999 del Centro de Ciencia Principia de Málaga. Un científico capaz de explicar la Ciencia Global simplemente con globos. Él será el encargado de poner la chispa a la entrega de los Premios «La Ciencia y tú» que cada año organiza el Museo de la Ciencia y en la que, desde hace más de un lustro, colabora el Aula de Cultura de El Norte de Castilla, patrocinado por Obra Social laCaixa. La cita será el viernes 24, a partir de las 19 h., en el salón de actos del propio museo.

Lo que hasta hace nada era ciencia-ficción es ahora ya ciencia-realidad. Como decía la canción, ¿el futuro ya está aquí?

Bueno… quién sabe lo que nos depararán los años venideros, pero desde luego, los cambios en nuestra forma de vivir y relacionarnos evolucionan a una velocidad de vértigo. Nos cuesta imaginar qué va a pasar con el Big data, con la Inteligencia artificial, con la robótica… Todos estos avances de la tecnología van a cambiar nuestro modo de vivir aún más y tal vez demasiado rápido. Para algunos, para los que no sigan el ritmo, el futuro los dejará al otro lado de la brecha.

¿Prestamos los medios de comunicación –de información general- suficiente atención a la ciencia y a su divulgación?

Afortunadamente, la ciencia está cada vez más presente en los medios, a veces con informaciones poco contrastadas que rayan el sensacionalismo y dan falsas esperanzas, como esos charlatanes que defienden la homeopatía, los «antivacunas», que son un peligro, y no digamos ya los terraplanistas. No obstante la ciencia es cada vez más noticia. Aunque en muchos medios se mantenga la sección de horóscopos, cosa increíble a estas alturas.

Por el Centro Principia, que dirige, pasan muchos jóvenes cada año, ¿cómo los ve?

A lo largo de los diecisiete años que he dirigido este apasionante proyecto hemos conseguido que por un espacio relativamente reducido, con una inversión mínima pública y privada, pasen más de veinticinco mil alumnos cada curso. Hemos contribuido claramente a la difusión de la cultura científica y a que ésta sea más demandada por los ciudadanos. No obstante queda mucho por hacer para llegar a una alfabetización científica deseable.

La matemática pura ha pasado de ser una carrera minoritaria a una de éxito, gracias a los tan mentados -y rentables- algoritmos. ¿Qué les diría a quienes estudian una carrera porque está de moda o sólo porque tiene «muchas salidas profesionales»?

Yo siempre les he dicho a mis alumnos que estudien lo que de verdad les guste y les interese. Ojalá pudiéramos decir eso de muchas de las carreras que se imparten en nuestras universidades. No cabe duda de que las matemáticas son el lenguaje de la ciencia y quienes las dominen serán quienes dirijan las investigaciones o, al menos, se harán imprescindibles.

En mi tiempo relacionábamos la ciencia con fórmulas complejas y aparatos de laboratorio bastante aburridos, ¿ha mejorado la enseñanza de las ciencias en España?

Sin experimentos, no hay ciencia. Hay que experimentar, no puede ser que los profes se limiten a la teoría, la memorización y la resolución de problemas. (Recuerdo el típico problema de física: «se lanza un móvil a una velocidad de… Pero los jóvenes de ahora tienen otro concepto de móvil ¿verdad?). Sí, ha mejorado la enseñanza de la ciencia, pero entre los profesores y maestros hay mucha inercia y cuesta cambiar el día a día en el aula. Desde museos interactivos como Principia o como éste de Valladolid se hace una maravillosa labor de formación del profesorado en ese sentido.

Formamos a nuestros jóvenes y gastamos un montón de dinero y recursos públicos -y domésticos- para que luego rindan frutos y enriquezcan a otros países, ¿por qué lo estamos haciendo tan mal?

Es lamentable. La inversión en investigación ha descendido de forma incompresible en años pasados. Con la excusa de la crisis –que existió- se han dejado de financiar instituciones y proyectos de investigación que habían creado un tejido de jóvenes investigadores sin precedente en la historia de nuestro país. Y de pronto estos talentos han tenido que irse fuera de España para poder seguir desarrollando sus investigaciones. Esto es una falta de visión de futuro imperdonable de muchos de nuestros políticos.

Hablando de ellos, a muchos se les llena la boca con lo de apostar por el I+D+i, pero a la hora de la verdad pasa como con la cultura: la inversión pública en estas áreas está en el vagón de cola presupuestario. ¿Habría que cambiar de políticos?

Hay que conseguir consensos que permitan hacer planes a largo plazo, los políticos tienen que ser conscientes de que sus periodos de legislatura son de cuatro años, y que el desarrollo y la investigación se hacen y se logran en periodos más largos. Si no se plantea así, estaremos condenados a ser un país de servicios.

¿No se debería apostar más por asignaturas esenciales como matemáticas, lengua, física, latín… en la enseñanza básica, y menos por las asignaturas floripondio?

Desde luego, en muchas ocasiones perdemos la esencia de la enseñanza, un niño tiene que saber expresarse, tiene que saber relacionarse, tiene que satisfacer su curiosidad innata con total libertad. Los profesores y maestros tienen que colaborar en este desarrollo personal de alumno. Esas asignaturas contribuyen de forma decisiva a este proceso, y me gusta que hayas incluido el latín: cuántos conceptos se entienden conociendo su raíz latina. Pero también hay que incluir y se echa de menos en muchos centros de primaria un mejor trabajo con la música, el teatro, la danza, como formas naturales de expresión, de disfrute y de crecimiento personal. Los alumnos y los profesores tienen que pasárselo bien en el cole. A nuestros niños y niñas tiene que gustarles ir al cole.

La sesión

Aula de Culltura con el divulgador científico Sebastián Canderete

El espectáculo que podremos ver en esta sesión del Aula está basado en la Ciencia Global, es decir, los globos serán protagonistas. ¿Podría adelantarnos algo?

Observando a mis compañeros del Centro de Ciencia Principia, he visto que muchas cosas se pueden explicar con globos. Esto me llevó a preparar una conferencia en la que simplemente con globos, de todo tipo, puedo mostrar una ecuación, explotarlos a distancia con un puntero láser o simular la expansión del universo. Y mañana en el Museo de la Ciencia experimentaremos con globos terráqueos, globos celestes, glóbulos rojos, globos oculares, globos de helio, globos eléctricos, globos de colores, globos, globos... CIENCIA GLOBAL. Espero que disfruten y… aprendan.