Tras la muerte de la bailarina: «Es un tipo de pirotecnia muy segura, no sabemos qué ha podido pasar»

Joana Sáinz, junto al resto de la orquesta/EL NORTE
Joana Sáinz, junto al resto de la orquesta / EL NORTE

La empresa que fabricó la bengala que causó la muerte de Joana Sainz en Las Berlanas no se atreve a adelantar la causa del accidente

DANIEL MARTÍNEZ SantanderPAULA VELASCO Ávila

Un surtidor de fuego frío. Ése es el nombre técnico del artefacto que durante la madrugada del pasado domingo provocó la muerte de Joana Sainz, bailarina y coreógrafa de la orquesta cántabra Super Hollywood durante la actuación que estaba desarrollando en la localidad de Las Berlanas (Ávila). Como explica su fabricante, se trata de un tipo de pirotecnia muy adecuado para espacios concurridos porque apenas entraña riesgo frente a otras variedades y es fácil de manipular. «Estas bengalas son muy seguras, no sabemos qué ha podido pasar», señalaba ayer a este periódico un portavoz de la empresa Estalella, radicada en Castelldefels (Barcelona) y que distribuye a tiendas de toda España, incluida la de León donde habitualmente esta orquesta compra el material para su espectáculo de luz y sonido.

Este fabricante insiste en que aunque surtidores como el que acabó con la vida de la joven santanderina de 30 años puede provocar llamaradas de hasta 10 metros, no es peligroso. Y subrayan que hasta ahora «nunca» habían tenido problemas de ningún tipo con sus surtidores de fuego frío. Entonces, ¿qué pudo ocurrir? Esa es la pregunta que están tratando de responder los agentes de la Guardia Civil de Ávila que se han hecho cargo de la investigación. Por el momento, el grupo de Policía Judicial está analizando las imágenes de vídeo que varios de los asistentes a la verbena grabaron con sus teléfonos móviles y hablando con los testigos, incluidos los propios compañeros de la víctima, que vieron la explosión a escasos metros.

El artefacto:un surtidor de fuego frío que cuesta 10 euros

Como la Super Hollywood, muchas orquestas emplean este tipo de artefactos pirotécnicos para sus espectáculos, ya que no utilizan fuego aéreo y son «de bajo riesgo». Además, estos surtidores de llamaradas pueden activarse a distancia y sincronizar los efectos al ritmo de la música. En el mercado se pueden encontrar a partir de 10 euros.

Pero la verdadera clave puede llegar del laboratorio. La Guardia Civil también trabaja en el estudio de los restos del artefacto para determinar si el contenido que se encontraba en su interior era el habitual. Desde la promotora Prones 1SL, propietaria de la orquesta con sede en Cabezón de la Sal, creen que ahí pudo estar el problema. «El envoltorio era el mismo de siempre, pero no lo que llevaba dentro. Han debido de emplear otro material diferente del habitual a la hora de cargar el cartucho, porque lo que explotó fue algo muy distinto que hizo pedazos la carcasa de hierro que cubre el artefacto», avanzaba horas después de que se produjera el trágico suceso Isidoro López, responsable de la Super Hollywood. Es decir, que el promotor, que había usado más de dos mil veces estas bengalas, relaciona el accidente con un fallo de fabricación.

Desde la Guardia Civil confirman que esta es una de las hipótesis que están sobre la mesa, pero aún no tienen los resultados de las pruebas que confirmen este extremo. Y el fabricante se limitan a decir que se encuentran «a la espera de que nos digan más cosas». «Todavía no sabemos nada. Nos acabamos de enterar de que era nuestro, o eso nos han dicho, porque lo estamos comprobando. Estamos muy afectados», lamentan desde Pirotecnica Estalella, cuyos responsables no habían tenido noticias del suceso hasta ayer por la mañana. De hecho, dicen que las autoridades aún no se han puesto en contacto con ellos de forma oficial.

Aunque se confirmara esa hipótesis, el fabricante considera muy improbable que haya otros surtidores de fuego frío defectuosos en el mercado: «Por la forma en que se elaboran no puede haber otros dañados. La prueba es que se están usando continuamente y no ha habido más incidentes. Esto es un caso aislado».

Mientras continúa la investigación, el funeral por Joana Sainz se celebrará hoy, a las 16.00 horas, en la parroquia de la Bien Aparecida de Santander, donde llegará el féretro desde el tanatorio de El Alisal. A él «acudirán algunos jóvenes en representación del pueblo y de las peñas», sumándose a las condolencias y flores enviadas por el consistorio de Las Berlanas, según la alcaldesa de la localidad, Hermelina del Pozo Berrón.

Duro trance

El Ayuntamiento volvió a mostrar ayer su «profundo pesar» por el fallecimiento de Joana Sáinz y publicó una declaración institucional, que puede encontrarse en la página web del municipio, donde la alcaldesa muestra su pésame a la familia de la fallecida en nombre de toda la corporación, trabajadores y vecinos. «Desde el Ayuntamiento de Las Berlanas no podemos más que lamentar tan desgraciado accidente trasladando este sentimiento a familiares, amigos y miembros de la Orquesta Super Hollywood y nos ponemos a disposición para acompañarlos en este duro trance».

Tras el último día de fiesta, ayer el ambiente era ya distinto. El pueblo, en el que habitualmente viven 320 habitantes que duplican su número en verano, se «quedó vacío». La propia alcaldesa aseguró haberse quedado «muy impactada» por la tragedia. En cuanto a las posibles responsabilidades, del Pozo ha señalado que «no sabemos nada, tan solo lo que aparece en los medios. Esta orquesta ya estuvo el año pasado y son verdaderos profesionales. Nos gustó mucho y repetimos».