PP y Cs sacan del pacto regional el veto a la limitación de mandatos en el ámbito local

Igea, en primer término, junto al equipo negociador de Cs, la pasada semana en las Cortes./Alberto Mingueza
Igea, en primer término, junto al equipo negociador de Cs, la pasada semana en las Cortes. / Alberto Mingueza

La definición de este asunto se ha adoptado en las comisiones nacionales mientras la formación naranja en la región advierte de que controlará cada mes los acuerdos que alcance con el PP

Arturo Posada
ARTURO POSADA

Era uno de los asuntos espinosos en la negociación entre el PP y Ciudadanos para adoptar un acuerdo de gobierno en Castilla y León pero finalmente, no lo condicionará. El veto a la limitación de mandatos en los ayuntamientos «ha quedado zanjado mediante un acuerdo a nivel nacional aceptado por todos los partidos», confirmaron ayer fuentes de la negociación en Castilla y León de ambas formaciones, si bien puntualizaron que se podrá mantener en la constitución de alguno de los consistorios en juego.

Los detalles se conocerán no tardando mucho, entre otras cosas porque los ayuntamientos se constituyen este mismo sábado, aunque lo que está claro es que ya no será un escollo entre los negociadores a nivel regional. Lo decía tajante el presidente del PP, Alfonso Fernández Mañueco cuando el pasado lunes, sin detallar exactamente cómo, se deshacía de este problema y colocaba la piedra en el tejado de Ciudadanos para seguir avanzando. «Hemos aceptado los 18 puntos de regeneración política», sentenciaba Mañueco. No obstante, y según esas mismas fuentes, en el terreno municipal «se sigue avanzando» y aunque lo que se decida tendrá autonomía propia, únicamente estará condicionado «en algunos casos» por la decisión que se adopte entre las direcciones nacionales. Tanto es así que entre los negociadores en el ámbito autonómico este asunto se da ya «por cerrado» y eso posibilitó poder seguir pactando.

De hecho, las conversaciones para formar el próximo gobierno de Castilla y León se retomaron hoy de manera discreta. Los equipos designados por el Partido Popular y Ciudadanos se reunieron de nuevo en las Cortes regionales. Superado el obstáculo de la administración local, los protagonistas se centraron en «lo que es realmente el programa de gobierno», matizaron desde el Partido Popular.

Más información

Sanidad y educación

Se abordaron cuestiones relacionadas con la sanidad, la educación y en materia fiscal. En estos asuntos, la sintonía es mucha y de hecho, la reunión transcurrió con «buen ambiente», según los participantes entre los que se encontraba el líder de Ciudadanos en Castilla y León, Francisco Igea. No acudió su homólogo en el PP, Alfonso Fernández Mañueco, que en materia negociadora ha delegado en sus dos compañeros de partido: Carlos Fernández Carriedo y Raúl de la Hoz. A Igea le acompañaban Miguel Ángel González, David Castaño y Gemma Villarroel.

El acuerdo en estos términos no parece complicado aunque, como se vio en el debate de la campaña electoral, los modelos son distintos. Ciudadanos defendió «una sanidad gestionada por quien sabe», apuntó entonces Igea tras criticar la situación de «profesionales desmotivados con contratos mes a mes y listas de espera que se ocultan o se maquillan». En la reunión de este martes no se llegó a hablar de regular por ley la reducción de listas de espera, como se acordó en Andalucía, aunque sí que se abordó este asunto.

Desde el PP insisten en que la intención es cerrar el pacto de gobierno este viernes. Será a partir de entonces cuando se empiece a hablar de otros asuntos pendientes que tienen que ver con el reparto de competencias y representantes tanto en la Mesa de las Cortes como en el futuro gobierno autonómico. Esto ocurrirá, previsiblemente, a partir de la semana que viene.

Sensibilidades en Cs

De momento, y en lo que quedaron los negociadores, fue en perfilar los asuntos abordados en el encuentro y redactar un documento que compartirán de forma inmediata para cerrarlo cuanto antes. Cuando eso ocurra, tal y como confirmaron fuentes de Ciudadanos se hará un exhaustivo seguimiento. De hecho, las fuentes consultadas explicaron que el decálogo programático aprobado por la Ejecutiva nacional para los pactos en toda España se traducirá ahora en decenas de medidas concretas que se pondrán encima de la mesa y que, en el caso de alcanzarse un acuerdo de gobierno, serán objeto de un férreo marcaje que se traducirá en controles «prácticamente mensuales» de las medidas rubricadas entre los dos partidos para evitar que se conviertan en papel mojado. «Para el Partido Popular actual los compromisos pueden ser solo una firma en un folio, pero no para Ciudadanos», apunta un cargo del partido.

Mientras, las bases naranjas aguardan expectantes el desarrollo de las negociaciones con el Partido Popular. En el seno de Ciudadanos Castilla yL eón conviven varias sensibilidades, pero de manera mayoritaria los militantes consideran que un diálogo con el PSOE encajaría mejor con la bandera de la regeneración que ha agitado Francisco Igea durante toda la campaña electoral. «Cuando eres un partido de centro, tienes gente de centro-centro, de centro-derecha y de centro-izquierda. La gente es respetuosa con la decisión del partido a nivel nacional, pero le gustaría que la negociación fuera por otro lado. En cualquier caso, no vamos a contradecir ninguna orden desde arriba», subrayan.

Cargos y afiliados de Ciudadanos en Castilla y León admiten que resulta complicado sostener un mensaje de regeneración y alcanzar a la vez un pacto de gobierno con el PP, formación que lleva 32 años en la Junta. Sin embargo, mantienen la confianza en la labor de Francisco Igea y en las medidas impuestas por el comité nacional de pactos. «Si esas condiciones se cumplen, el PP parecerá otro y se verá la mano de Ciudadanos. Por eso, las bases, en principio, están tranquilas. Pero si el PP no cumple lo pactado habrá problemas. Paco [Igea] no es de los que firman y se olvidan. Es un compromiso que requerirá un seguimiento prácticamente mensual. Parece difícil que el PP cambie, pero confiamos en nuestro comité de pactos», subrayan las fuentes consultadas en Cs.

Públicamente, tanto Cs como Partido Popular optan ahora por no ofrecer muchos detalles sobre los encuentros de los equipos negociadores. Ciudadanos explicó que mantiene la «prudencia» y que se rige bajo la máxima de «mucho trabajo y poco foco». El partido naranja se comprometió a informar cuando «haya encuentros o avances que tengan la relevancia suficiente» y explicó que, por el momento, Igea se mantiene en «navegación silenciosa». El líder de Cs en la comunidad no ha valorado públicamente la aceptación por parte del PP de los 18 puntos de regeneración política propuestos la pasada semana.