Ángeles Carmona: «El 73% de los asesinatos de mujeres han sido en municipios de menos de 100.000 habitantes»

La vocal del CGPJ Ángeles Carmona y la fiscal coordinadora de Violencia contra la Mujer, Pilar Martín Nájera. /Julián García
La vocal del CGPJ Ángeles Carmona y la fiscal coordinadora de Violencia contra la Mujer, Pilar Martín Nájera. / Julián García

Las expertas contra la violencia de género ponen el foco en el medio rural y exigen más recursos para respaldar a las víctimas

M. J. Pascual
M. J. PASCUAL

No es lo mismo reconocerse como mujer maltratada en una ciudad que en un pueblo de Castilla y León. Si es difícil visibilizar la violencia de género y que la mujer la denuncie y mantenga su denuncia contra su agresor a lo largo de un procedimiento que es muy penoso para ella, lo es mucho más si la víctima reside en un municipio donde los recursos a su disposición son muy limitados y la presión de su entorno para que «los trapos sucios se laven en casa» es todavía mucho mayor. Jueces y fiscales, como han puesto de manifiesto este miércoles en la mesa del VI Ciclo de Justicia El Norte de Castilla-Santander la vocal del CGPJ Ángeles Carmona y la fiscal coordinadora de Violencia contra la Mujer, Pilar Martín Nájera, han puesto el foco en el medio rural, donde el maltrato está mucho más oculto. Según los datos recabados por el Observatorio de Violencia de Género, «el 73% de los asesinatos de mujeres han ocurrido en municipios menores de 100.000 habitantes y en entornos rurales», ha subrayado Carmona. Como también ha indicado que, desde 2003, cuando empezaron a realizarse estadísticas, hasta hoy, no hay una sola provincia en la que al menos no hayan muerto dos mujeres a manos de sus parejas o ex parejas. Para la fiscal Martín Nájera, «es necesario adaptar los recursos a la realidad del medio rural, a su dispersión y buscar esa igualdad, aunque de menos votos que en las ciudades».

Más denuncias, pero más mujeres que renuncian

La presidenta del Observatorio ha recordado que en Castilla y León se han contabilizado 5.410 denuncias en 2017, lo que significa un incremento del 16,8% respecto del año anterior. La comunidad es una de las que tiene la ratio más baja de maltrato denunciado y en la que no hubo que lamentar asesinatos de mujeres el pasado año pero la preocupación es que todavía son muchas las víctimas que, por miedo y para proteger a sus hijos, se acogen a su derecho a no declarar contra su pareja, lo que lleva a la mayoría de sentencias absolutorias.

Los menores, la gran preocupación

Especial preocupación han mostrado las ponentes por el incremento en el número de menores de edad a los que se les ha impuesto medidas por ejercer violencia de género y por el hecho de que cada vez son más las chicas que con 13, 14 y 15 años que ya son víctimas de violencia de género. Por ello, ha subrayado Carmona, «los expertos reconocen que es imprescindible invertir en educación desde los tres años, para que los niños sean formados en igualdad. Y en la familia, donde se reconoce el fracaso. Porque nadie nace con odio ni instintos homicidas: los niños aprenden a maltratar y las niñas, a ser víctimas».

Ambas ponentes expresaron su confianza en que el Pacto de Estado por la Justicia y la primera partida de 80 millones (en los Presupuestos Generales del Estado pendientes de aprobación) de los 1.000 que se contemplan para cinco años, no se olviden de los niños, las víctimas invisibles.

El Ciclo de la Justicia de El Norte de Castilla está patrocinado por el Banco de Santander, Registradores de Castilla y León y Negotia. Además, colaboran el CGPJ, la Fiscalía General del Estado,los colegios de abogados y procuradores y las universidades de Castilla y León.

 

Fotos

Vídeos