SONORAMA

La Ruta del Vino Ribera del Duero apoya el Sonorama Baby

Presentación de Sonorama Baby con el director del festival y el presidente de la Ruta del Vino Ribera del Duero./Susana Gutiérrez
Presentación de Sonorama Baby con el director del festival y el presidente de la Ruta del Vino Ribera del Duero. / Susana Gutiérrez

Casi 500 niños disfrutaron el pasado año de la versión infantil de Sonorama Ribera

SUSANA GUTIÉRREZARANDA DE DUERO

En la pasada edición se superaron todas las expectativas con la asistencia de 480 niños, por lo que este año 'Sonorama Baby', el formato de festival para los más pequeños, llega reforzado y con el apoyo de la Ruta del Vino Ribera del Duero. El director del festival, Javier Ajenjo, incide en que Sonorama Baby no es una guardería, sino «un festival dentro de otro festival», con toda su programación adecuada a los más pequeños. Una iniciativa que permite a los «papis festivaleros» disfrutar de Sonorama con sus «hijos festivaleros» con el claro objetivo de poner en valor la cultura musical entre los niños y «hacer cantera».

El espacio estará a la disposición de los niños de entre 2 y 12 años que tendrán que pagar un euro «de su propina o ahorros» para acceder a una zona habilitada especialmente para ellos y que estará abierta entre el jueves 9 y el sábado 11 de agosto de 19:00 a 24 horas.

En la programación de los peques habrá espacio para conciertos diarios con un importante contenido didáctico organizados en colaboración con la Caja de Música de Madrid, además de talleres o espectáculos de magia. «Queremos que empiecen a valorar la cultura y la música para que sean nuestros asistentes del futuro», ha detallado el director de Sonorama Ribera.

El espacio de Sonorama Baby contará con dos anfitriones muy especiales, Fina y Barry, las mascotas de la Ruta del Vino Ribera del Duero. En concreto representan a una barrica (Barry) y un racimo de uvas (Fina) de la variedad Tempranillo, también llamada en la zona Tinta del País o Tinta Fina. «Desde la Ruta apostamos por el enoturismo en todas sus modalidades, y la vertiente familiar es el gran reto al que nos enfrentamos ahora mismo. Nuestras mascotas Fina y Barry nos ayudan a darle forma a ese turismo, que complementará al arte, naturaleza, paisaje, gastronomía, cultura, patrimonio… y como no puede ser de otra manera, a la música, que es un canal idóneo para transmitir a los más pequeños desde sus comienzos los valores del territorio y su promoción conjunta», ha afirmado el presidente de la Ruta, Miguel Ángel Gayubo. Los personajes de Fina y Barry , según Ajenjo, ayudarán a introducir a los más pequeños en esta tradición. «Creemos que cuando se informa adecuadamente a niños y adolescentes tendrán esa información que esperamos utilicen bien y lleve a un consumo responsable cuando sean adultos», ha señalado.

Las actividades de Sonorama Baby se completarán con la colaboración con el Museo de Juegos tradicionales de Aranda de Duero, que les acercarán a los que practicaban sus padres y abuelos, además de un Taller de DJ.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos