Los exjugadores de la Arandina no se querellarán contra la consejera de Familia, al llegar a un acuerdo en el acto de conciliación

El letrado de los dos exjugadores de la Arandina, Rarael Uriarte, atiende a los medios a la salida de los juzgados de Nicolás Salmerón/Rodrigo Jiménez
El letrado de los dos exjugadores de la Arandina, Rarael Uriarte, atiende a los medios a la salida de los juzgados de Nicolás Salmerón / Rodrigo Jiménez

«Quise transmitir un firme rechazo frente a todas las manifestaciones de acoso y abusos sexuales», aclara Alicia García, quien insiste en que no les imputó ningún delito

M. J. Pascual
M. J. PASCUALValladolid

El acto de conciliación que se ha celebrado esta mañana en el Juzgado de Primera Instancia 8 de Valladolid a instancias de dos exjugadores de la Arandina CF, Víctor Rodríguez, 'Viti' y Raúl Calvo, contra la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León, Alicia García ha concluido en apenas media hora con acuerdo entre las partes.

Según recoge el decreto dictado por la letrada de la Administración de Justicia, hecho público por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, los ex jugadores se han ratificado en el contenido de la papeleta de conciliación presentada, mientras que la consejera ha presentado un escrito en relación al contenido de las declaraciones públicas que realizó y que en su día los demandantes consideraron que dañaban a su honor, dignidad e imagen. Los exjugadores, a través de su representante legal, han aceptado las explicaciones que se dan en dicho escrito y no continuarán con la querella.

Las declaraciones a los medios de comunicación que realizó la consejera el pasado julio y que han motivado este acto de conciliación se produjeron tras conocerse el fichaje de 'Viti' por la Sociedad Deportiva Almazán, tras lo que García consideró «inadmisible y provocador» la contratación por clubes de Castilla y León de personas investigadas por una supuesta agresión a una menor. Los dos exjugadores de la Arandina consideraron que estas palabras vulneraron su presunción de inocencia.

En el escrito de aclaración que ha presentado en el acto de conciliación el procurador de la consejera Alicia García se indica que «en ningún momento, ni a título personal ni en función del cargo que ostento en el Gobierno regional, ha estado en mi ánimo imputar ningún delito« y niega haber contactado »con empresa, entidad o institución con el objeto de favorecer ni perjudicar la contratación de tales personas, ni de ninguna otra«.

Según recoge el comunicado remitido desde la Consejería, García se muestra «perfectamente consciente de que los hechos que subyacen en el presente asunto estaban en aquella fecha, y lo siguen estando en la actualidad, sometidos a un proceso judicial, correspondiendo en todo caso a los tribunales pronunciarse al respecto, únicos que tienen competencia para ello«.

El mensaje

La consejera subraya que el mensaje que «en aquel momento de agitación se quiso trasladar a la sociedad y a los medios de comunicación, y que se sostiene en su integridad, es de un rechazo frente a todas las manifestaciones de acoso sexual y abusos sexuales en nuestra sociedad, un mensaje de tolerancia cero en el que está comprometida esta administración y que supone una vez más enfatizar en la necesidad de que toda denuncia por estos motivos sea tratada de manera rápida, adecuada y eficaz, con el máximo respeto al principio de presunción de inocencia, y al tiempo con la exigencia de aplicación de la ley con el mayor rigor para todos aquellos que sean declarados culpables por los tribunales. Ambas partes solicitaron que «se diera por terminado el acto de conciliación con avenencia», de manera que los denunciantes no continuarán con el procedimiento judicial.

El abogado de los exjugadores investigados confirmaba a la salida del acto de conciliación que había sido positivo y que, por tanto, no llegará a interponer querella. «Ha habido avenencia, con éxito, porque la consejera, representada por su procurador, ha reconocido que la presunción de inocencia prima sobre estos muchachos, que ni siquiera están acusados. La cosa ha terminado bien» . Por el contrario, el letrado Rafael Uriarte ha anunciado que sí sigue adelante con la querella contra la presidenta de la asociación Antígona, Concepción Baena, porque no retractó en sus declaraciones.

El acto de conciliación de este caso, que resultó fallido, tuvo lugar el pasado 17 de octubre en el Juzgado de Primera Instancia 3 de Soria, donde Baena ratificó sus declaraciones efectuadas el pasado julio, cuando se enteró del fichaje de los dos jugadores por la S.D. Almazán. La presidenta de Antígona dijo entonces que «a este tipo de gentuza no se le podía ayudar» y que en Soria y en Almazán no se necesitaba «ningún tipo de violadores».

A preguntas de los periodistas, Uriarte insistió en la inocencia de sus representados. «Ha sido una bolita de nieve que se ha convertido en un alud. Ellos son inocentes al cien por cien y a medida que se ha ido desarrollando la investigación lo creo más«, manifestó. Respecto de la situación que están viviendo los jóvenes investigados señaló que se encuentran «muy frustrados, porque desde hace un año no han podido practicar su deporte, están encerrados en casa, sin trabajo»

El procedimiento

El procedimiento abierto por supuesto abuso sexual cometido contra una menor en Aranda de Duero (Burgos) salió a la luz el 11 de diciembre de 2017 cuando fueron arrestados Carlos Cuadrado 'Lucho', Víctor Rodríguez 'Viti' y Raúl Calvo, entonces tres futbolistas que militaban en la Arandina CF, equipo de tercera división, como consecuencia de la investigación emprendida tras una denuncia planteada.

Tal y como ha indicado el letrado Uriarte, el proceso judicial se encuentra pendiente de la resolución de recurso al auto de procesamiento a los tres exjugadores por parte de la Audiencia de Burgos.