Las obras del Palacio de los Águila en Ávila comenzarán en 2019 y albergará obras del Museo del Prado

Presentado el proyecto para las obras del Palacio de los Águila, que acogerá obras del Museo del Prado. /El Norte
Presentado el proyecto para las obras del Palacio de los Águila, que acogerá obras del Museo del Prado. / El Norte

Será la primera ciudad española que contará con un espacio destinado a obras del museo «vivas, presentes», según el secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo.

PAULA VELASCOÁvila

Las obras de adecuación del Palacio de los Águila de la capital abulense para que acoja el nuevo pabellón, que albergará obras del Museo Nacional del Prado, se reanudarán el próximo año 2019.

Así lo ha manifestado en rueda de prensa el secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo, que esta mañana ha acudido a Ávila acompañado del Director del Prado, Miguel Falomir, la consejera de Cultura de la Junta de Castilla y León, María Josefa García Cirac, y el arquitecto responsable del proyecto, Pedro Feduchi, quien ha explicado a los presentes los detalles del nuevo modelo del espacio.

Este proyecto, ha explicado Benzo, no solo va a contar con una sala expositiva, sino que también incluirá jardines, talleres, escuelas y espacios para exposiciones temporales, «más allá de lo que haga» la llamada «sala del Prado». Todo ello hará que Ávila sea «la primera ciudad de España que tenga» esa sala, «que tenga obras del museo» y obras en exposiciones temporales, «todo en seis mil metros cuadrados» que formarán parte de un proyecto completamente «nuevo, viable, moderno y revolucionario».

Aunque Benzo no ha querido dar fechas concretas, ha explicado que una vez «superados los trámites administrativos pertinentes», en 2019 comenzaría la obra y en 2020 estaría acabada. Es entonces cuando, a partir de ahí, comenzaría lo que ha denominado «la musealización», que es «acabado el continente empezar a trabajar el contenido», algo que puede oscilar entre los diez meses y el año.

Por su parte, el director del Prado, Miguel Falomir, ha manfiestado que lo que se busca es «conseguir que Ávila sea una parte natural del Museo del Prado», partiendo de que para ellos, «celosos de su imagen», la ciudad es «tan importante como el paseo del Prado y su localización».

La idea, ha señalado, es que «se sucedan exposiciones temporales de larga duración», normalmente un año, con contenido diferente a las que se realicen en Madrid, con el fin de que sean un reclamo turístico y acreciente la curiosidad de los visitantes de España u otras partes del mundo.

Por otro lado, ha expresado su deseo de comenzar a trabajar con «exposiciones vinculadas a la ciudad», ya que, además de ser un punto de partida «lógico», considera importante establecer relaciones con las instituciones culturales que ya existen en la ciudad, y nada mejor para ello, ha asegurado, «que empezar con temas propios» de Ávila.

Por último ha manifestado su deseo de no ser «solo un escaparate», sino de ser «útiles para el desarrollo cultural de la ciudad, sobre todo para la parte museística», y que sirva para «mejorar la formación y rendimiento profesional del área cultural y museográfica de la ciudad de Ávila. Tanto en los apartados de gestión como museográficos o de restauración».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos