Mañueco muestra su apoyo a VESTAS y a las empresas térmicas de Castilla y León

Juan Vicente Herrera y Alfonso Fernández Mañueco, en el acto de inauguración del curso político en Ávila./ICAL
Juan Vicente Herrera y Alfonso Fernández Mañueco, en el acto de inauguración del curso político en Ávila. / ICAL

En su discurso de inauguración del curso político en Ávila, el presidente del PP de Castilla y Léon ha hecho referencia a la crisis de algunas empresas de la comunidad

PAULA VELASCO

 

El presidente del Partido Popular de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha manifestado su apoyo a empresas castellano leonesas, como es el caso de VESTAS, en León, mostrando su solidaridad a los trabajadores y agradeciendo «el trabajo y el esfuerzo de la Junta de Castilla y León, la Diputación y el Ayuntamiento de Villadangos, para resolver un problema muy complicado».

Mañueco ha realizado estas declaraciones en el acto de inicio del curso político del Partido Popular en Ávila, en el que también ha hecho referencia a «las empresas en crisis, como las térmicas». En este sentido ha afirmado que «debemos mantener como sea su actividad, porque una nación que no es capaz de controlar las fuentes de energía es una tierra que no controla su futuro». Casos como el de León y Palencia han servido como ejemplo, ya que «si se cierran, se incrementará la factura de las familias un 15 por ciento», ha añadido.

En su discurso precedente a las declaraciones del presidente del Partido Popular de España, Pablo Casado, Mañueco ha hecho referencia a la necesidad de un nuevo modelo de financiación en Castilla y León y en España. «El actual es muy malo porque no piensa en las personas, sino en los territorios», ha asegurado, y ha calificado de «cachondeo» la postura del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sobre este tema. «Exigía un nuevo modelo de financiación y no pasa un mes en Moncloa y se traga sus palabras», argumentando que «no hay tiempo para un modelo nuevo de financiación» en esta legislatura. Mañueco ha asegurado que si Sánchez «no sabe, no puede o no quiere gobernar» se vaya «a su casa».

Por otra parte, ha hecho referencia al mundo rural, recordando la falta de respeto de «los socios del PSOE» hacia todas las personas que viven en los pueblos, cuando se ha referido al senador de Compromís, Carles Mulet, que llamó «tonto del pueblo» al alcalde del municipio soriano de Valdelagua del Cerro, Ruymán Domínguez.

Por último, en su discurso ha querido manifestar los valores del enclave elegido por Pablo Casado para el inicio del curso político en la comunidad, Ávila, con la muralla al fondo del escenario representando «el pasado, los valores, la historia y el patrimonio de la humanidad», frente a la «modernidad y el futuro» del Palacio de Congresos, y ha alabado a la «gente de Ávila» como modelo que representa la capacidad de trabajar y confiar en uno mismo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos